Inicio » Europa » Bélgica » La batalla de las Ardenas | Conociendo Valonia (Bélgica)

La batalla de las Ardenas | Conociendo Valonia (Bélgica)

¿Sabías que… más de 3.000 norteamericanos murieron defendiendo la localidad de Bastogne (Bélgica) durante la II Guerra Mundial? Dicen que muchos norteamericanos no podrían situar Bélgica en un mapa del mundo, pero sin embargo ubicarían con gran precisión la pequeña localidad de Bastoña (Bastogne), en Las Ardenas belgas. Hace pocas semanas visitamos Valonia (una de las tres regiones de Bélgica) y tuvimos la oportunidad de recorrer y conocer algunos de sus valles y coquetas localidades. De sus bondades hablaré en futuros artículos, pero esta vez querría centrarme en su historia. Viajar es al fin y al cabo “conocer”, y uno no debe dejar escapar la oportunidad de conocer también la historia de los lugares que visita. Más cuando la historia ha dejado tanta huella. Y es que en La Batalla de la Ardenas, acaecida en los últimos meses de la II Guerra Mundial, murieron miles de soldados y centenares de civiles en apenas un mes. En esos campos y colinas que lucían tan hermosos durante nuestra visita, se decidió -hace no tanto- el futuro de Europa.

Cercanías de Bastogne (Las Ardenas, Bélgica)

La Batalla de las Ardenas (Batalla del Bulge)

Tras el espectacular Desembarco de Normandía y la liberación de París por parte de las tropas Aliadas en el verano de 1944, la Alemania nazi se ve acosada por ambos flancos. Norteamericanos y británicos presionan en el Frente Occidental mientras los ejércitos soviéticos avanzan por el Frente Oriental. Hitler, decidido a recuperar el terreno perdido, reúne en extremo secreto a varios ejércitos para lanzar una gran ofensiva en la boscosa zona de Las Ardenas (entre las fronteras de Bélgica y Luxemburgo). Su plan consiste en controlar la región para tomar acto seguido Amberes y alcanzar finalmente el mar. Con ello pretende dividir al ejército aliado -aislando a un importante contingente en el norte-, cortar sus líneas de abastecimiento y generar confusión y dudas que le colocarían en una mejor posición de cara a futuras negociaciones. Para su última gran ofensiva, Hitler reúne a más de 200.000 hombres, 1900 piezas de artillería y unos 1000 blindados de última generación, a los que se sumarían importantes refuerzos en poco tiempo. El dictador alemán, desatendiendo las palabras de sus consejeros, decide jugárselo todo a una carta en un terreno que ya había sido propicio en anteriores conflictos bélicos. Los aliados, por su parte, apenas cuentan con 80.000 soldados en la zona (la mayoría inexpertos), pues la consideran segura y no esperan allí un ataque.

Museo de la Batalla de las Ardenas (La Roche, Bélgica)
El 16 de diciembre de 1944 la nieve lo cubre todo y una densa capa de niebla dificulta la visibilidad. Los jóvenes soldados americanos que vigilan la zona de Las Ardenas no pueden adivinar que a pocos metros, frente a ellos, ha comenzado la gran ofensiva alemana. En abrumadora superioridad, avanzando en silencio y con el factor sorpresa de su lado, las divisiones panzer toman fácilmente las primeras localidades, dejando a su paso un importante reguero de bajas y haciendo miles de prisioneros. En los días siguientes las cosas no irían mucho mejor para los desprevenidos aliados, que intentaron reforzarse con la máxima rapidez mientras los ejércitos destacados en Las Ardenas trataban de frenar el rodillo nazi. Miles de soldados americanos aguantaron estoicamente las embestidas alemanas en clara inferioridad haciéndose fuertes en localidades como Bastoña, donde unos 3.000 combatientes perdieron la vida. Símbolo de aquella resistencia fue la expresión que el General Anthony Clement McAuliffe ofreció como respuesta a la exigencia de rendición por parte del ejército nazi: “¡Nuts!” (literalmente: “¡nueces!”, de forma vulgar: “¡cojones!” o bien “¡estúpidos!”). La contienda se equilibraría con el paso de los días y finalmente las tropas enviadas por Patton harían retroceder al ejército alemán hasta sus posiciones iniciales el 25 de enero de 1945. Atrás quedaba el horroroso recuerdo de aquellas sangrientas Navidades donde cada bando sufrió unas 80.000 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos. La gran ofensiva de Hitler había mermado gravemente sus últimos recursos y el desenlace de la II Guerra Mundial se precipitaría hacia su final poco tiempo después.

Tanque de la II Guerra Mundial (La Roche, Bélgica)
Las huellas de la Batalla hoy en díaLas huellas de la II Guerra Mundial y, en particular de la Batalla de las Ardenas, son numerosas a lo largo de la geografía belga. Muchos veteranos de guerra vuelven desde Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países a lugares tan emblemáticos como lo fue Bastoña para reencontrarse en los aniversarios de la liberación con viejos colegas y viejos fantasmas. Seguro que los recuerdos no se han borrado de sus mentes, pero varios museos, memoriales y cementerios se ocupan hoy en día de preservarlos para siempre. Aquí os dejo un listado de algunos lugares que podéis visitar en Bélgica para aprender de la historia… y no repetirla. Para una información mucho más ampliada, descargad el folleto “Itinerario turístico de la Batalla de las Ardenas“.

Bastoña (Bastogne)

Bastogne Historical Center. Comprende tres puntos de interés: 1. El futuro Centro de la Memoria de la II Guerra Mundial + el Memorial Americano (ambos en la colina de Mardasson), 2. La exposición “Yo tenía 20 años durante el ’45 en Bastoña” y 3. El tanque americano “Sherman” situado en el centro de la localidad. Bosque de la paz: 4.000 árboles plantados en el 50º aniversario de la batalla dedicados a los veteranos de guerra americanos.

Memorial Americano (Bastogne, Bélgica)
La Roche-en-Ardenne

Museo de la batalla de las Ardenas. Uno de los mejores y más completos sobre la temática. Tiene 3 plantas y multitud de vestigios de la guerra, así como testimonios, carteles de propaganda de guerra de la época, zona de veteranos, etc. No disponen de audioguías ni traducción al castellano, pero la mayoría de cosas se explican por sí mismas. En el centro del pueblo también hay un pequeño memorial, así como dos tanques (uno cerca del río y otro subiendo la carretera).

Neuville-en-Condroz

Cementerio Militar Americano. No visitamos ninguno de los cementerios que pueden verse, pero deben ser impresionantes. Impactan sólo con ver las fotos. Cementerio Americano Henri-Chapelle. Otro espectacular cementerio y memorial. Quizá el más conocido.

Sankt Vith

Ardennen Poteau ’44 Museum (editado: cerrado desde principios de 2014). Recrea escenas de la II Guerra Mundial y muestran multitud de documentos, fotos, armas, etc.

Malmedy

Esta localidad fue tristemente famosa Masacre de Malmedy, uno de los mayores crímenes de guerra de la II Guerra Mundial. Se puede visitar un modesto memorial y el Baugnez 44 Historical Centre.

Información práctica para conocer Las Ardenas

Fotos: Lupe M. © 2012 (1) Cercanías de Bastogne (2) Museo de la Batalla de las Ardenas en La Roche (3) Tanque en La Roche (4): Memorial Americano en Bastogne

7 Comentarios

  1. Hola Pruden, bonita lección de historia la que cuentas hoy en tu blog.
    Cuanto deberíamos de aprender de tiempos pasados para no repetir algunas acciones de la historia.

    Un abrazo

  2. Hola Pruden. La ruta de la IIGM en Europa es bastante amplia y sus huellas permanecen y permanecerán por mucho tiempo. Aparte de en “La batalla de las Ardenas”, el tema se ha llevado al cine en otras ocasiones:”Fuego en la nieve” y “Uno rojo, división de choque”. Saludos.

  3. Uff, ya sea por que el tema me apasiona y por que he estado cerca una vez y tengo prendientes esas visitas, me encanta ésta entrada. Bonito homenaje a todos los que lucharon por liberar Europa.

    Un besoooo

  4. Abi, Impresionista, Iacobum,

    Gracias por vuestras impresiones y aportaciones :)

  5. Me apunto las Ardenas. Como te dije soy un apasionado de la historia y estos sitios sólo con pisarlos te estremeces. He estado en la preciosa playa de Omaha Beach y sobrecoge siquiera imaginar lo que ocurrió allí en el 44. Y qué decir de Mathausen, Dachau o Oradour sur Glane. Saludos, me ha encantado el artículo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>