Aviso
Inicio » Europa » Alemania » Muro de Berlín: historia y lugares que visitar

Muro de Berlín: historia y lugares que visitar

¿Sabías que… el Muro de Berlín medía 155km? Berlín es una de las ciudades más interesantes de Europa. Quizá no destaque por su belleza, pero su historia reciente es apasionante y los alemanes no han tratado de ocultarla. Al contrario; siguiendo la máxima de “Quien olvida su historia está condenado a repetirla”, han levantado numerosos memoriales, monumentos y museos que nos recuerdan los capítulos más oscuros de su pasado. Si viajáis a Berlín a buen seguro querréis ver el famoso “Muro de la vergüenza”, una de esas manchas negras en la historia de la ciudad. En este artículo repasaré lo más importante de su cronología y os comentaré qué lugares relacionados con el Muro de Berlín se pueden visitar.

Muro de Berlín: East Side Gallery

Breve historia del Muro de Berlín

La construcción del Muro de Berlín comenzó la noche del 12 de agosto de 1961 con la instalación de una alambrada provisional que en poco tiempo se convertiría en un verdadero muro. De esta manera, y sin previo aviso, los soviéticos levantaban una frontera física entre el Berlín ocupado por el bloque occidental (Estados Unidos, Reino Unido y Francia) y el Berlín ocupado por el bloque del Este, liderado por la Unión Soviética. Tras la II Guerra Mundial las potencias vencedoras se habían repartido Alemania dividiéndola, más o menos, por la mitad. Berlín era un pastel demasiado apetecible para todos, así que la capital (que estaba en la zona de ocupación soviética) también fue separada en dos mitades. La zona capitalista de Alemania se estableció en 1949 como República Federal de Alemania (RFA) y el mismo año la zona comunista se autoproclamó República Democrática Alemana (RDA), dejando claro que los dos nuevos países seguirían caminos diferentes. Berlín se convirtió a partir de ese momento en el auténtico centro de tensiones de la Guerra Fría.

El Muro desde el "Gedenkstätte Berliner Mauer"

Las disputas ideológicas y las “competiciones” entre el mundo occidental y el mundo oriental se sucedían en este contexto. Ambos bandos se sentían orgullosos de su ideología y sus logros, pero la RDA perdía cada año mucha población, que huía de la escasez en la zona comunista para refugiarse en la próspera zona occidental. Esta situación era tan evidente en Berlín que pronto comenzaron los boicots e incluso los bloqueos de suministros por parte de la RDA. Finalmente, como he dicho, la “solución” a la fuga de compatriotas llegó en 1961 con el levantamiento del Muro. Nadie podía sospecharlo entonces, pero aquellas paredes de hormigón levantadas del día a la mañana permanecerían allí durante 28 largos años.

Familias y vecinos quedaron separados repentinamente. En alguno de los memoriales que visitamos recuerdo haber leído la historia de una madre que dejó a su hijo con un familiar para salir con las amigas el 12 de agosto y al día siguiente no pudo cruzar para recogerlo. Tardó casi 30 años en volver a abrazarle. Y ésta es sólo una de las muchas tristes historias que encierra el Muro. Se calcula que sólo unas 5.000 personas tuvieron la fortuna de cruzarlo con éxito. Entre 125 y 270 murieron en el intento.

Durante casi tres décadas el Muro fue evolucionando. Su longitud máxima llegó a ser de 155km, 43 de ellos dentro de la ciudad y el resto bordeándola. La alambrada provisional se convirtió en pocos días en un verdadero muro con paredes de unos 4m de alto que serían reforzadas con el paso de los años y que se protegerían cada vez más. Pero el verdadero peligro del Muro no eran estas altísimas paredes, sino la “Franja de la Muerte”, situada entre una línea de muro interior y una línea de muro exterior. En este espacio se concentraban numerosos soldados (hasta 14.000), torres de vigilancia (302), búnkers (20), alambradas con sensores, trampas para tanques, patrullas con perros, etc.

La caída del Muro de Berlín se produjo el 9 de noviembre de 1989. La pasividad de Occidente, la mentalidad hermética de los comunistas y el miedo de ambas partes a entrar en un conflicto bélico habían permitido que el Muro se mantuviese allí durante todo ese tiempo, pero la situación se había tornado cada vez más insostenible. La progresiva apertura de fronteras en otras zonas controladas por los comunistas y las masivas manifestaciones dentro de la propia RDA obligaron a anunciar la apertura del Muro aquel feliz 9 de noviembre y el pueblo se encargó de ejecutar la orden el mismo día, destrozando piedra por piedra la barrera que les había separado durante tantos años.

Qué lugares visitar para conocer el Muro de Berlín

Hoy en día aún se conservan unos pocos km del Muro original (muro interior o muro exterior, según la zona), repartidos por seis puntos de la ciudad. Además, existen varios memoriales o museos donde podemos documentarnos, 30 placas informativas en diferentes tramos y una doble línea de adoquines que marca el recorrido original. A continuación os sugiero algunos lugares que podéis visitar, pero para obtener muchos más detalles os recomiendo que visitéis la web oficial de Berlín.

· East Side Gallery. Se trata del tramo más largo de Muro que aún sigue en pie (1,5km). Lo que en su día fue parte del muro interior hoy se ha convertido en la galería de arte al aire libre más extensa del mundo. En 1990 múltiples artistas internacionales dejaron allí su huella. Los murales representan diferentes puntos de vista en torno al Muro y algunos de ellos se han convertido en auténticos iconos de la libertad. [Al aire libre, gratuito]

East Side Gallery

· Sitio Conmemorativo del Muro de Berlín. La Bernauer Strasse, testigo de la primera muerte en el Muro, es el paradigma del sufrimiento causado por el Muro. En esta calle encontraremos una exposición al aire libre, trozos de muro, la capilla de la Conciliación y el imprescindible Gedenkstätte Berliner Mauer (Memorial y centro de documentación del Muro de Berlín) con fotografías, documentos, relatos, cifras, etc. y una terraza desde la cual podremos ver el otro lado de la calle, donde se encuentra la única zona de Muro que conserva casi todos los elementos que lo componían: muro interior y exterior, franja de la muerte, alambradas y una torre de vigilancia. [Centro de visitantes gratuito, consultar PDF para horarios]

Bernauer Strasse desde "Gedenkstätte Berliner Mauer"

· Checkpoint Charlie. Los siete puntos de control fronterizo que había dentro de la ciudad fueron desmantelados tras la caída del Muro. Sin embargo, hoy los turistas podemos ver una réplica del emblemático punto de control C (Charlie) en la Friedrichstraße. Se trata de un lugar muy turístico donde varios actores se ganan el jornal haciéndose fotografías con los extranjeros, pero no deja de ser de visita obligada. Además, en la misma Friedrichstraße podemos ver el museo Haus am Checkpoint Charlie [Horarios y precios]. Por cierto, vimos parte de los restos originales del Checkpoint Charlie, como la famosa placa, en Leipzig, en el DDR Museum.

Checkpoint Charlie

· Sitio conmemorativo Günter Litfin. Günter Litfin se convirtió el 24 de agosto de 1961 en la segunda víctima del Muro, la primera en morir asesinada. Un sencillo memorial ubicado en una torre expone fotografías y otros documentos en recuerdo de las víctimas del Muro. [Entrada libre, guiada. Agradecen donativo. Consultar horarios y detalles en la web oficial, traducida con Google Translate]

· Restos cerca de la Topografía del Terror. A escasos metros de la exposición Topographie des Terrors, centrada en el Horror Nazi, se conserva otro extenso tramo del muro exterior (200m). Los turistas lo fueron despedazando para llevarse trozos de Muro como souvenir y estuvo a punto de ser demolido, pero actualmente se encuentra protegido. [Al aire libre]

Información práctica para visitar el Muro de Berlín

  • Información turística: Berlín | Alemania
  • Post relacionado: Qué ver en Berlín
  • Alojamiento: en esta ocasión os sugiero GOWITHOH, una página especializada en apartamentos. Para gente joven recomiendo la zona de Kreuzberg, con mucho ambiente nocturno y frecuentada por gente local.
  • Mapa del recorrido del Muro de Berlín:

Ver Die deutsche Teilung – Berliner Mauer en un mapa más grande

Fotos: (1 y 3) Mural en la East Side Gallery (2 y 4) Vistas desde el Gedenkstätte Berliner Mauer (5) Checkpoint Charlie. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero

5 Comentarios

  1. Hola Pruden, un buen repaso como es nos tienes acostumbrados.

    Un abrazo

  2. muy completo sin duda Pruden
    un abrazo

  3. INCLEIBLE!!!!! me he enamorado de esta página!!! todo lo que quiero saber de cualquier destino esta aqui. muchas gracias. eres genial

Los comentarios animan a seguir. Agradecemos tus sugerencias, críticas, aportes y consultas. ¿Qué nos cuentas?