Home » Europa » Alemania » Visitar Baden-Baden (Alemania) | Rincones de foto

Visitar Baden-Baden (Alemania) | Rincones de foto

Si vais a viajar a la Selva Negra (en el suroeste de Alemania) uno de los lugares que podéis visitar es la coqueta Baden-Baden. Ciudad refinada y elegante, atrajo a la alta burguesía en el s.XIX y aún sigue siendo el lugar preferido de vacaciones para mucha gente de gran poder adquisitivo. Su lujoso Casino -al cual ya dediqué un artículo– y sus famosos balnearios son el principal reclamo de Baden-Baden. Si queréis saber qué podéis ver y hacer en esta ciudad os emplazo a visitar su web oficial. En este artículo mi intención es picar vuestra curiosidad con una pequeña selección de algunos de sus rincones más bellos.

Palacete en la Lichtentaler Allee, Baden-Baden (Alemania)

Lichtentaler Allee

Reconozco que tuvimos nuestras dudas a la hora de incluir Baden-Baden en nuestro itinerario por Alemania. Parecía demasiado pomposa y sólo apta para ricos. Quizá no sea la Meca de los mochileros, pero lo cierto es que es una ciudad muy bonita, verde, tranquila y rodeada de un entorno fantástico: la Selva Negra. Basta un paseo por Lichtentaler Allee para empezar a simpatizar con Baden-Baden. Esta avenida atraviesa una bella alameda en paralelo al cauce del río Oos a lo largo de casi 3km. Es un lugar ideal para pasear, disfrutar de picnics en familia, hacer ejercicio o tumbarse en la hierba y ver pasar el tiempo. Todo el camino está plagado de villas del s.XIX y uno diría que aún quedan por allí unos cuantos miembros de la nobleza vestidos de modernos.

Lichtentaler Allee en Baden-Baden, AlemaniaLichtentaler Allee en Baden-Baden, Alemania

Gönneranlage

Si uno no tiene el tiempo o las ganas suficientes para recorrer todo el parque, puede hacer un paseo de 1km desde el centro hasta el apacible Gönneranlage. Dicen que este simétrico jardín contiene más de 10.000 rosas de casi 400 tipos diferentes. Los neófitos no apreciarán tanta variedad, pero no deja de ser un lugar agradable donde seguir disfrutando de la buena vida. El jardín, por cierto, fue construido por el mecenas Hermann Sielcken para sorprender a su esposa. Al llamarse “jardín de Gönner” uno podría pensar que ése era el apellido de la señora. Pues no; el jardín recibió su nombre de Albert Gönner, alcalde de la época. Curioso.

Jardín Gönneranlage en Baden-Baden, AlemaniaBaden Baden, Alemania

Kurhaus

La Kurhaus es el edificio que alberga, entre otras cosas, el famoso Casino de Baden-Baden. Como dije, ya dediqué un artículo para hablar de él, así que no me extenderé mucho. Baste recordar que Marlene Dietrich lo definió como el casino más bonito del mundo. También se dice que allí se inspiró Dostoyevsky para escribir su famosa novela “El jugador”. Sea como fuere, creo que merece la pena pagar los 5€ de la visita guiada (en alemán o inglés, con panfleto en castellano) para admirar su pomposo interior.

Casino de Baden-Baden, AlemaniaCasino de Baden-Baden, Alemania

Otros rincones que visitar en Baden-Baden

Por aquí y por allá la ciudad sorprende con riachuelos, iglesias, calles empedradas, pequeños jardines, palacetes, etc. así que no faltan oportunidades para sacar la cámara. Incluso la Oficina de Turismo está ubicada en un edificio de gran belleza. Los que vayan con los bolsillos vacíos, como nosotros, quizá no puedan disfrutar de todos los placeres de la ciudad (teatro, golf, black-jack, tratamientos de belleza, excursiones en globo, spas, tenis, boutiques de lujo…), pero creo que no se arrepentirán de haber dado un paseo por sus calles… y eso es gratis.

Jardín en Baden-Baden, AlemaniaCalles de Baden-Baden, Alemania

Fotos: (1, 2 y 3) Lichtentaler Allee (4 y 5) Gönneranlage (6 y 7) Casino de Baden-Baden (8 y 9) Calles de la ciudad Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

4 comments

  1. Por fin, por fin… como te dije dos semanas estuve en la selva negra y al final no fui,
    por cierto, la carretera que llega hasta allí desde el sur de la selva negra es un encanto, se llama la Badische Weinstrasse y esta llena de pueblecitos y viñas encantadores.
    un abrazo

  2. Es una zona a la que tenemos echado el ojo hace tiempo; pero, la verdad, parece la aldea de Axtérix, se nos resiste como si fuéramos los invasores romanos. Lo que no sabe es que paciencia tenemos un rato. Tarde o temprano, caerá… :))
    Saludos!

  3. En realidad es Kurhaus, no Kurthaus. Casa de curas, balneario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *