Home » Consejos y trucos » Guías de viajes para niños: Mi primera Lonely Planet

Guías de viajes para niños: Mi primera Lonely Planet

Muchos de los que hoy nos consideramos un poco viajeros seguramente tengamos algo en común: nuestros padres nos sacaron de casa desde bien pequeños. Pocos recuerdos me quedan de mis primeros viajes por Italia, Portugal o media geografía española cuando a duras penas empezaba a hablar. Pero fue por aquellos años que la semilla viajera quedó sembrada para siempre. Cuando tengamos hijos espero poder transmitirles también la pasión por viajar. Y se me ocurre que un buen regalo que podré hacerles será una de las guías para niños que publica le editorial Lonely Planet/Geoplaneta: “Mi primera Lonely Planet“. Tengo una entre manos ahora mismo y, la verdad, ¡me gustaría volver a ser niño! Os cuento un poco sobre estas guías…

Mi primera Lonely Planet

¿Qué son los libros de “Mi primera Lonely Planet”?

Aunque me he referido a ellas como guías, en realidad la primera frase que podemos leer al abrir uno de estos libros es: “Esto no es una guía. Y mucho menos un libro para padres. Es el libro más auténtico sobre una de las ciudades más famosas del mundo”. Y es que estas mini Lonely son en realidad un recopilatorio de anécdotas, datos curiosos, historias divertidas y otros relatos amenos para que los niños se familiaricen con el destino y lo conozcan desde un punto de vista más atractivo para ellos. Más que datos prácticos, mapas o recomendaciones de viaje, los jóvenes encontrarán aquí un sinfín de secretos sobre la ciudad que a buen seguro ni los padres conocen. Ideal para que puedan implicarse en el viaje y compartir sus hallazgos.

Contenido y formato de “Mi primera Lonely Planet”

Seguramente las únicas secciones comunes a todos estos libros para pequeños viajeros sean la introducción y el índice. El resto de capítulos no guardan un orden concreto, muy en coherencia con el aire desenfadado que tienen todas sus páginas. Cada apartado, que ocupa 1 ó 2 hojas a lo sumo, se centra en alguna anécdota o hecho curioso referente a la ciudad. En este caso, la de Nueva York tiene por ejemplo capítulos como “¡Central Park era un pantano!”, “Polis de NYC” o “Pelis y cómics”. Los textos, en general cortos y fáciles de entender, están salpicados por aquí y por allá mezclándose con imágenes y gráficos con un formato que recuerda a veces al cómic. Divertido y a la vez interesante. Yo mismo acabo de descubrir que durante 20 años hubo una escuela de arte en un desván de la Estación Grand Central o que antes de crear la Bolsa de Wall Street se intercambian acciones bajo un árbol allí mismo…

Estos libros tienen más o menos 100 páginas, así que son ligeros. Ideales para llevar en los viajes, aunque no son de bolsillo ni mucho menos. Digamos que más que para una lectura sobre la marcha, son ideales para momentos en el que puedan estar sentados (o tumbados, o tirados en el suelo…).

¿Para qué edades?

La colección “Mi primera Lonely Planet” está pensada para jovenzuelos de entre 8 y 12 años aproximadamente.

¿Qué destinos hay?

Esta colección es relativamente nueva (principios de 2012) y a fecha de hoy sólo están disponibles los siguientes lugares: China, EEUU, Londres, Nueva York, París y Roma.

Precio y venta online

El precio de los libros “Mi primera Lonely Planet” en la web oficial de Lonely Planet/Geoplaneta es muy asequible: 9,95€
· De venta también en: Amazon | Fnac | Casa del Libro

Post relacionado

8 apps para buscar vuelos baratos

8 apps para buscar vuelos baratos

En los últimos tiempos los smartphones se han convertido en herramientas de enorme utilidad para ...

10 comments

  1. Hola Pruden.

    He tomado nota de tu post. Ya las miro a ver qué tal, aunque si tú las recomiendas, la calidad de ellas será excelente.

    Un abrazo desde el sur.

  2. Hola Antonio! Yo las veo muy amenas. Creo que por 10€ es un buen regalo para un pequeño viajero, aunque finalmente serán ellos los que le pongan nota jeje. Un abrazo!
    Pruden

  3. Como se nota que cada vez la gente es más abierta y ve normal viajar con niños, simplemente adaptado el ritmo.

    Ciertamente pintan geniales, aunque espero no tener necesidad de usarlas en unos años aún :P

  4. Jaja, ésa es buena! A nosotros ya nos presionan con lo de “¿para cuándo niños?”. De momento ahí queda la sugerencia… para el futuro! Un abrazo!
    Pruden

  5. Hola Pruden, Lupe! Están muy bien estas guías,las recomendaremos para nuestros sobrinos!
    Tenéis un regalito en nuestro blog, una sorpresita… ;-)

    http://www.quadernsdebitacola.com/2012/11/reconeguts-amb-el-premio-dardos-premi.html

  6. Pues me lo apunto para cuando mi nena sea mayorcita porque seguro que es una gran idea de regalo.

  7. Me parecen una idea de regalo genial. No las conocía. Podrían servir incluso para aquellos niños que no tendrán la suerte de poder viajar en breve a destinos tan deseados. ¿no?. Seguramente les permitirá viajar con la imaginación.

    • Hola Nieves! Me alegra que te haya gustado la sugerencia. Pues sí, yo creo que no sólo debe estar destinada a niños que van a viajar… también a los que tienen curiosidad por el mundo y sueñan con llegar a conocer esos lugares. La “guías” tienen muchas ilustraciones y anécdotas que las hacen muy ligeras y entretenidas. Si puedes hojear una te harás una idea rápidamente :)

  8. ¡Como envidio a los que habéis tenido la suerte de que vuestros padres os llevaran de viaje desde pequeñitos! Envidia pero de la sana eh, jejeje ;-)

    A mi, ni a la playa me llevaban, y eso que estamos cerquita… Con decir que mi primer viaje fue con el instituto a los 15 años… y antes solo excursiones del cole que para mi eran lo más y dos semanas antes ya estaba de los nervios y superimpaciente.

    Pero cuando la semilla la llevas dentro, pues crece aunque no te la hayan regado bien… Recuerdo cuando de adolescente coleccionaba recortes de dominicales, revistas, periódicos, etc. con diversos destinos que me gustaban y decía “Algún día iré”, o los ya míticos documentales del viernes por la tarde de La 2, el “Planeta Solitario” (Lonely planet pero entonces traducían el título y las guías aún no eran conocidas y populares como ahora).

    ¡¡Saludos!!

    • Jajaja, cierto eso de que la cuando llevas la semilla da igual que no la hayan regado bien. Supongo que al final no importa cuáles hayan sido los estímulos, pero llega un punto en que se ansia viajera se libera y luego ya no hay quien la pare. Gracias una vez más por pasarte y comentar! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *