Home » España » Andalucía » Visita al Real Alcázar de Sevilla

Visita al Real Alcázar de Sevilla

Una de las visitas imprescindibles en Sevilla es, sin duda, la del Real Alcázar, también conocido como Reales Alcázares. Este conjunto de palacios fue declarado Patrimonio de la Humanidad junto a la Catedral y el Archivo de Indias en 1987. Situado en los márgenes del Casco Antiguo, junto a la antigua judería (Barrio de Santa Cruz), recibe más de 1 millón de visitas al año. En nuestra opinión, ningún viajero que se precie debe perderse la visita al Real Alcázar de Sevilla, testigo de la historia de la ciudad desde hace más de mil años. No se trata sólo de un lugar de gran relevancia histórica, sino que además constituye uno de los más bellos y curiosos conjuntos arquitectónicos del país, mezclando estilos que van del mudéjar al renacentista.

Patio de las Doncellas en el Real Alcázar de Sevilla

Breve historia del Real Alcázar de Sevilla

En el año 913 el califa omeya Abderramán III mandó construir un nuevo centro de gobierno en Sevilla sobre el lugar de un antiguo asentamiento visigodo que antes había sido romano. Esta curiosidad “multicultural” sobre su fundación parece un anticipo de los muchos vaivenes históricos que irían dando forma a su apariencia actual. Tras la desintegración del Califato de Córdoba, el Real Alcázar pasaría a manos de los abadíes (Taifa de Sevilla), los emires almorávides y, en la última etapa islámica, los almohades. Las sucesivas reformas de aquella época ya habían convertido los Reales Alcázares en un gran complejo palaciego rodeado por murallas a mitad del s.XIII.

Salón de Embajadores en el Real Alcázar de Sevilla

Tras la conquista de Sevilla en 1248 por parte de Fernando III, el Real Alcázar se convertiría en Palacio Real (estatus que mantiene en nuestros días) y viviría una nueva etapa de ampliaciones iniciada por su hijo Alfonso X, quien respetó las estructuras existentes y mandó construir el Palacio Gótico. En 1364, Pedro I sería el precursor del Palacio Mudéjar, una de las zonas más espectaculares del conjunto. Los numerosos toques renacentistas del Real Alcázar provienen en su mayoría de reformas realizadas durante el s.XVI bajo los reinados de los Reyes Católicos primero y de Carlos V y Felipe II más tarde. Y aún continuarían las ampliaciones y cambios durante los siglos siguientes, siendo algunos de ellos fatídicos a nivel artístico. En 1931, en el contexto de la II República Española, el Real Alcázar fue entregado al Ayuntamiento de Sevilla, quien desde entonces ha garantizado que una parte del recinto siga siendo de uso exclusivo para la Familia Real.

Visitar los Reales Alcázares

El encanto del Real Alcázar no ha pasado desapercibido a los turistas, así que hay que tener en cuenta que en temporada alta (mayo – septiembre), y especialmente en días festivos o fines de semana, puede haber colas de más de 1 hora bajo el sol, incluso en el momento de apertura. Para evitar colas en el Real Alcázar de Sevilla os recomendamos comprar las entradas con antelación por internet en la web oficial. Si tenéis la oportunidad de visitarlo en temporada baja, como nosotros, disfrutaréis mucho más. En todo caso, que nadie se eche atrás si finalmente se encuentra una larga cola: es un lugar que os encantará y a la salida admitiréis que merecía la pena. Reservad al menos 2 horas para la visita básica. Si pueden ser 3 o más, mucho mejor. Hay una gran cantidad de cosas por ver, así que preparad agua, refrigerios, una gorra en época de sol (para los patios y jardines) y la cámara, ya que se pueden hacer fotos y grabaciones en el interior.

Jardines del Real Alcázar de Sevilla

Para conocer los Reales Alcázares se puede optar por una visita guiada o por una visita por libre a la que podemos añadir audioguía (precios y detalles prácticos al final del post). Nosotros tuvimos la suerte de ir acompañados por un familiar muy instruido, así que no podemos dar referencias directas de estas opciones. Sin embargo, por lo que hemos leído merece la pena la visita guiada, que no es mucho más cara que la audioguía. En cuanto a la audioguía, por lo que sabemos contiene unos 50 puntos de interés comentados y es bastante completa. Como punto negativo, hemos leído varias opiniones de personas que se quejan de que la audioguía se apaga si se mantiene demasiado tiempo en espera, obligando a volver al mostrador de recepción. Teniendo en cuenta lo grande que es el recinto, esto puede resultar un calvario.

Patio de la Montería en el Real Alcázar de Sevilla

Escojáis la opción que escojáis, os dejamos a continuación una rápida mención de los puntos de interés que no os debéis perder en la visita a los Reales Alcázares. En el Patio de la Montería (foto superior), ubicado frente a la entrada tras superar los arcos almohades, destacan la fachada del palacio mudéjar de Pedro I y la galería lateral. También cerca de la entrada, a mano izquierda, se encuentran la Sala de la Justicia (o de los Consejos), con techo mudéjar de madera y, acto seguido, el Patio del Yeso, superviviente de la época almohade, donde sobresale un lateral porticado con bella decoración. En el Cuarto del Almirante, a la derecha del Patio de la Montería, se ubicó la famosa Casa de Contratación de Indias. Hoy sólo se conservan un par de salas en las que podemos contemplar diversos cuadros, con mención especial para el retablo de la Virgen de los Navegantes (Alejo Fernández, entre 1531 y 1536), primera pintura sobre la temática de las Américas.

Patio de las Doncellas en el Real Alcázar de Sevilla (2)

El Palacio mudéjar (o de Pedro I) es el plato fuerte de la visita. El corazón de esta zona es el precioso Patio de las Doncellas (foto superior y primera foto), rodeado por dos niveles de arcos lobulados sobre columnas de mármol y cruzado por una coqueta alberca. Una de las principales salas que lo rodean es la Alcoba Real, donde podemos admirar tres arcos de herradura con una increíble decoración mudéjar. Por una de las esquinas del patio central podemos acceder al pequeño Patio de las Muñecas, con bonitas columnas y capiteles de Medina Azahara y cubierta de cristal. Pero quizá la sala más conocida es el Salón de Embajadores, donde quedaremos boquiabiertos a cada paso. En especial, no debemos perdernos la impresionante bóveda de 1427, obra de Diego Ruiz.

Patio de las Muñecas en el Real Alcázar de SevillaSalón de Embajadores en el Real Alcázar de Sevilla (2)

En la zona del Palacio Gótico las dos estancias principales son la Sala de las Bóvedas, con toques renacentistas y manieristas en su decoración, y el Salón de Tapices, que alberga enormes tapices flamencos representando la conquista de Túnez en 1535. A estas alturas de la visita ya estaréis notablemente cansados, así que os alegrará encontrar a continuación los famosos Jardines de los Reales Alcázares, por donde podréis pasear tranquilamente. Los jardines, eso sí, podrían dar para otra jornada de visita. Las zonas más destacadas son el Estanque de Mercurio, con la Galería del Grutesco, el Jardín de la Danza (o de las Damas) y el pequeño Pabellón de Carlos V. Con esto (ahí es nada) habríais cumplido con el recorrido básico, pero hay salas que no he nombrado y la visita, de hecho, puede ampliarse con un ticket extra que incluye visita guiada a la zona llamada Real Cuarto Alto, donde se visitan algunas dependencias usadas hoy en día para actos oficiales.

Estanque de Mercurio y Galería del Grutesco en el Real Alcázar de Sevilla

¿Vas a visitar Sevilla? Entonces estas actividades te pueden interesar:

Real Alcázar: horarios, precios e información práctica

  • Ubicación: Patio de Banderas s/n, Sevilla (Google Maps)
  • Cómo llegar:
    • La entrada al Real Alcázar es fácilmente accesible a pie desde el centro. Está a escasos metros de la Catedral y el Archivo de Indias.
    • Metro: estación Puerta de Jerez, L1
    • Tranvía (Metrocentro): Plaza Nueva, T1
    • Bus: las líneas 5, 21, 22, 23, 25, 26, 30, 31, 33, 34, 53, C3 y C4 tienen paradas en las proximidades.
  • Horarios:
    • Abierto de lunes a domingo.
    • De octubre a marzo: de 09.30 a 17.00 h
    • De abril a septiembre: de 09.30 a 19.00 h
    • Cerrado: 1 y 6 de enero, Viernes Santo y 25 de diciembre.
  • Precios:
    • Entrada general: 9,50€
    • Entrada Cuarto Alto: 4,50 €
    • Jubilados y estudiantes de 17 a 25 años: 2 € (acreditándolo en taquilla).
    • Gratis: minusválidos, menores de 16, nacidos o residentes en Sevilla capital y los lunes de 18.00 a 19.00 h (de abril a septiembre) y de 16.00 a 17.00 h. (de octubre a marzo).
    • Audioguía: 5€ / Guía oficial para grupos: 5€ (dato de 2012)
    • Comprar entradas online en la web oficial (1€ de recargo)
  • Plano: plano del interior del Real Alcázar de Sevilla
  • Web oficial: www.alcazarsevilla.org
  • Alojamiento en Sevilla: En esta ocasión os sugerimos que le echéis un vistazo a la web de GoWithOh, que tiene casi 60 apartamentos en el Casco Antiguo y además ofrece descuentos exclusivos en espectáculos y atracciones para sus clientes. El Casco Antiguo, como adivinaréis, es la zona más céntrica y turística de la ciudad. Casi todas las grandes atracciones (Giralda, Real Alcázar, Archivo de Indias, Barrio de Santa Cruz, la Maestranza, Plaza España, etc.) se encuentran cerca unas de otras y se puede llegar a ellas a pie.

Fotos: (1 y 5) Patio de las Doncellas (2 y 7) Salón de Embajadores (3) Jardines (4) Patio de la Montería (8) Estanque de Mercurio y Galería del Grutesco. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

12 comments

  1. marytere macias moreno

    Es bellisimo, sobre todo por la complejidad de su estructura, aqui estan reflejados tanto el caracter renacentisa, el mudejar, es verdad id protegidos con gorra, protector solar, y llevad ropa y zapatos comodos, agua potable porque hay mucho que caminar, que ver, id temprano asi podeis aprovechad mas el tiempo

  2. Podrían poner la historia más información sobre cada lugar de los Alcázares.

  3. Es un lugar muy bonito y relajante sobre todo cuando aprieta el calor de Sevilla, pero hay una critica que no puedo dejar de pasar y es la siguiente. parece que en este pais han encontrado la beta para aumentar los ingresos que por otra parte han mermado las arcas de la ciudades y es : cobrar una cantidad por entrada a los monumentos y otra aparte algunas estancias que pueden ser interesantes de dichos monumentos,en definita si la entrada a los alcazares de Sevilla vale 9,50e a esto tienes que añadir 4,50e si quieres visitar los aposentos reales, me parece una visita cara para los tiempos que corren, cuidado que se estan cargando la gallina de los huevos de oro, a todo esto hay que añadir que Sevilla es una ciudad cara y debería tomar nota de otras ciudades de Andalucía que son tan bonitas y mas baratas como Granada.

    • Hola, Manu! Cierto, la verdad es que no son precios populares precisamente. Aunque siempre están los descuentos y tal, pero lo cierto es que la entrada de adulto es cara y encima pagas extra si quieres ver los aposentos. En fin, supongo que como negocio es rentable y, por otra parte, mantener el patrimonio supongo que costará un riñón (o no…). Saludos!

  4. Hola tienes idea si la tarifa de 2 euros es para jubilados de otro pais. gracias

  5. Gracias Pruden por acercar las bellezas de nuestra ciudad a todo el mundo, el Alcázar es sin duda una de nuestras joyas más preciadas y quizás menos conocidas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *