Home » Europa » Alemania » Visita a Sachsenhausen, campo de concentración cerca de Berlín

Visita a Sachsenhausen, campo de concentración cerca de Berlín

Una de las cosas que más nos fascinó de los alemanes durante nuestra ruta por el país germánico, fue sin duda su capacidad para aprender de sus fallos. Berlín, toda ella un museo de historia, es el paradigma de esta virtud. Cada paso allí es un toque de atención, un recordatorio del horror de viejos tiempos. Y no muy lejos se encuentra otro lugar de obligada visita para los que piensan que no debemos esconder los errores del pasado, sino mostrarlos abiertamente y tratar de aprender algo. Este lugar es el famoso Campo de Concentración de Sachsenhausen.

Campo de concentración Sachsenhausen (norte de Berlín, Alemania)

Breve historia de Sachsenhausen

En julio de 1936 los nazis establecieron el Campo de Concentración de Sachsenhausen en las afueras de Oranienburg, pequeña localidad situada 35km al norte de Berlín. Este campo vino a sustituir a uno mucho más pequeño ubicado en el centro de la ciudad que llevaba en funcionamiento desde 1933, año del ascenso de Hitler al poder. Sachsenhausen sirvió como modelo para otros campos de concentración y allí recibieron instrucción los que más tarde serían sus responsables. Criminales, opositores al régimen, homosexuales, judíos, comunistas, testigos de Jehová y soldados rusos conformaron el grueso de sus internos. Más de 200.000 personas pasaron por allí, de las cuales se cree que unas 100.000 perdieron la vida, víctimas de enfermedades o ejecutados. El campo fue liberado en abril de 1945, pero éste no fue el final del horror. A partir de agosto de aquel mismo año, Saschenhausen se convirtió en el Campo especial nº7 del NKVD, un campo de concentración soviético que funcionó hasta la primavera de 1950. En ese tiempo, murieron al menos otras 12.500 personas.

Visitar el Campo de Concentración de Sachsenhausen

En 1993 el campo fue convertido en el Museo y Memorial de Sachsenhausen y puede ser visitado de forma gratuita. Lo más habitual es acercarse hasta allí desde Berlín (detalles prácticos al final del post), dedicando al menos 5 horas entre transportes y visita. Una vez en el recinto, lo primero que debéis hacer es acudir al centro para visitantes, pedir un panfleto con información y mapa y, sobre todo, alquilar una audioguía. Están disponibles en castellano por 3€. Merece muchísimo la pena y contribuís al mantenimiento de las instalaciones. Audioguía en mano (la podéis compartir cada 2, por ejemplo), estaremos en disposición de empezar la visita a Sachsenhausen. Lo primero que encontraremos es una calle que nos lleva hacia la puerta de entrada principal, donde se puede ver la inscripción Arbeit macht frei, utilizada en varios campos de concentración y  de exterminio, que significa: “el trabajo os hace libres” o “el trabajo libera”.

Campo de concentración Sachsenhausen (norte de Berlín, Alemania)

Lo que veréis a continuación es un inmenso campo desolador, con algún memorial y varios barracones esparcidos aquí y allá. Casi todos ellos son visitables y contienen impactantes exposiciones, con documentos de la época, fotografías, objetos de los internos y reproducciones de espacios donde habitaron, trabajaron y sufrieron. La audioguía nos dará buena cuenta de los detalles. Y hay que advertir que algunas historias no son aptas para personas sensibles, pues reflejan con crudeza las atrocidades allí cometidas. Los barracones no son originales, pues los campos fueron completamente desmantelados, pero muchos se reconstruyeron incluso con los mismos materiales y siguiendo los patrones usados por los nazis.

Campo de concentración Sachsenhausen (norte de Berlín, Alemania)

Los senderos de la explanada respetan las trayectorias de los caminos que en su día se usaron para circular entre barracones, de modo que uno puede hacerse una idea de cómo se organizaban los campos. Impresiona contemplar el enorme vacío y pensar que allí, no hace tanto, vivieron y murieron miles de personas que en la mayoría de casos no cometieron mayor crimen que pertenecer a una determinada etnia o religión. En un día gris (algo bastante habitual), el silencio puede llegar a sobrecoger.

Campo de concentración Sachsenhausen (norte de Berlín, Alemania)

No profundizaremos demasiado en las visitas imprescindibles de Sachsenhausen porque confiamos en que alquilaréis la audioguía y seguiréis las sugerencias del centro de visitantes, pero aquí os nombramos brevemente algunos lugares que no os podéis perder. Un lugar de paso obligado es la Torre A, la torre de vigilancia por la cual habremos accedido al campo. A mano derecha encontraremos los Barracones 38 y 39, con exposiciones sobre los judíos en el campo y la vida diaria de Sachsenhausen. Muy cerca se encuentra la Prisión, con su propia exposición. Si regresamos al centro del campo, los dos grandes barracones que podremos visitar son la Cocina a un lado y la Lavandería al otro, con objetos, habitaciones y exposiciones permanentes.

Campo de concentración Sachsenhausen (norte de Berlín, Alemania) Campo de concentración Sachsenhausen (norte de Berlín, Alemania)

Si seguimos internándonos en el campo, pasaremos por el Memorial de la Liberación antes de llegar a la esquina opuesta a la entrada (el campo tiene forma triangular). En este vértice encontraremos la Torre E, con exposición sobre la relación entre Sachsenhausen y Oranienburg, el Museo del Campo Especial Soviético, y el Sonderlager, un subcampo con barracones de ladrillo (originales) para aliados y prisioneros importantes. Regresando hacia la entrada por nuestra derecha (lateral izquierdo visto desde la entrada), podremos visitar algunas de las zonas más duras del campo, como un muro con fotografías sobre las ejecuciones y asesinatos masivos, la Zanja de las Ejecuciones, la Fosa Común, el Crematorio o la Cámara de Gas. El memorial “Station Z” documenta los salvajes acontecimientos.

Campo de concentración Sachsenhausen (norte de Berlín, Alemania) Campo de concentración Sachsenhausen (norte de Berlín, Alemania)

En el vértice izquierdo de campo (esquina opuesta a los barracones 38 y 39), podemos ver los Barracones de Enfermería y el Barracón de las patologías y la morgue. Algunos de los relatos de la audioguía en esta sección son realmente duros. Al salir del campo por la Torre A, aún podremos visitar una última exposición, la del Neues Museum, con fotografías, vídeos y audios que documentan la cronología de Sachsenhausen. Los edificios que veréis en las inmediaciones son antiguas casas u oficinas usadas por los soldados nazis.

Campo de concentración Sachsenhausen (norte de Berlín, Alemania)

Si os lo tomáis con calma, habrán pasado unas horas desde que cruzasteis por primera vez la entrada de la Torre A. Es momento, quizá, de echar la vista atrás y pensar en cómo debieron sentirse las miles de personas que pisaron aquel lugar en tiempos de la Alemania nazi. La visita no habrá servido de nada si no nos tomamos unos minutos (o una vida) para reflexionar.

¿Vas a visitar Berlín? Entonces estas actividades te pueden interesar:

Sachsenhausen: cómo llegar, horarios y más información

  • Ubicación: Strasse der Nationen 22, Oranienburg, Alemania (ver mapa)
  • Cómo llegar:
    • Trenes desde Berlín:
      • S1 (S-bahn Wannsee dirección Oranienburg) hasta Oranienburg (última parada) desde Berlin-Friedrichstraße. 45 min aprox. Trenes cada 20 minutos. Ticket con zonas ABC necesario (3€ aprox.)
      • RE 5 (Regionalbahn 5 dirección Stralsund/Rostock) hasta Oranienburg desde Berlin-Hauptbahnhof. 25 min aprox. Trenes cada 1 hora. Ticket con zonas ABC necesario.
      • RB 12 (Regionalbahn 12 dirección Templin) hasta Oranienburg desde Berlin-Lichtenberg. 25 min aprox. Trenes cada 1 hora. Ticket con zonas BC necesario.
    • Llegar a Sachsenhausen desde la estación de tren de Oranienburg:
      • A pie. Unos 20 minutos siguiendo las indicaciones de “Gedenkstätte” o, en su defecto, seguir a turistas mejor informados y/o grupos guiados. (ver mapa)
      • Bus 804. Frente a la estación. Dirección Malz. Parada Gedenkstätte.
      • Bus 821. Frente a la estación. Dirección Tiergarten. Parada Gedenkstätte.
    • En coche desde Berlín: Autopista A111 hacia Hamburgo. En Oranienburger Kreuz tomar la A10 (Berliner Ring) hacia Prenzlau. Tomar la salida de Birkenwalder y seguir la B96 hasta Oranienburg. Seguir las señales ‘Gedenkstätte’ hasta el memorial.
  • Horarios:
    • Abierto todos los días.
    • Del 15 de marzo al 14 de octubre: 8:30h – 18:00h
    • Del 15 de octubre al 14 de marzo: 8:30h – 16:30h
  • Precios:
    • Entrada gratuita
    • Audioguía (disponible en castellano): 3€
    • Tours guiados: 15€ para grupos de hasta 15 personas. 25€ hasta 30 personas. 25€ extra por grupo en lenguas foráneas.
  • Web oficial: Memorial and Museum Sachsenhausen (inglés y alemán)
  • Alojamiento: lo más habitual y práctico para visitar Sachsenhausen es alojarse en Berlín. En esta ocasión os sugerimos vistar la web de Oh-Berlin. Tienen un buen número de apartamentos a precios competitivos, una opción ideal para viajes en familia o con amigos. Nosotros nos alojamos cerca de la parada de Frankfurter Allee. Allí dejábamos el coche y nos movíamos en metro. Es esencial que vuestro alojamiento se encuentre cerca de alguna parada de metro bien conectada. Si queréis estar en un barrio de moda, con ambiente joven y bares de copas, podéis alojaros en Kreuzberg. Un barrio clásico para el turista es la zona de Mitte, cerca de las principales atracciones de la ciudad.
  • Vuelos: para buscar vuelos a Berlín os recomendamos este buscador.

Fotos: (1) Torre A (2) Inscripción en la entrada (3 y 4) Vistas del campo (5 y 6) Interior de 2 barracones (7) Crematorio (8) Memorial Satition Z (9) Morgue. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

Post relacionado

Palacio de Linderhof - Castillos del Rey Loco - Baviera, Alemania

Palacio de Linderhof, uno de los Castillos del Rey Loco

Durante nuestro recorrido en coche por Alemania tuvimos ocasión de visitar varios castillos y palacios impresionantes, ...

36 comments

  1. La verdad al leer este artículo se me heló la sangre al ver que capacidad que tiene el ser humano en obrar para matar a un ser humano, en este caso miles de seres, que incapacidad de reaccionar ante tanta atrocidad.esto no enseña a que no debemos obrar por otros sino buscar nuestras propias ideas y convicciones de que un ser humano no debe matar a otro bajo ninguna circunstancia, más bien buscar en forma particular de que manera salvar a otros seres humanos inocentes.la hmanidad debe cambiar porque hasta ahora existen grupos elitistas diferenciadas que se creen superiores en raza, etnia o región geográfica. EL SER HUMANO ES UNO SOLO. Todo esto que existe debe ser visto por todos para reflexionar.

    • Hola Edgar! Me alegra ver que el artículo te ha llevado a reflexionar sobre estos temas tan crueles. De eso se trata al fin y al cabo. De enfrentarse de cara al horror. Ojalá más gente tuviera la sensibilidad de conmoverse con estos temas y llevarse algún aprendizaje positivo para su vida. Creo que en estos sitios se aprende mucho sobre la necesidad de la tolerancia y de la solidaridad entre humanos. Un saludo!

  2. marytere macias moreno

    mientras leia el articulo mi corazon se oprimia y mis ojos se llenaron de lagrimas, ver ese campo tan grande e imaginarme la cantidad de inocentes que han sufrido y muerto en ese sitio,y que el ser humano ha sido capaz crear este horror, debemos aprender de estos testigos a no repetir esos hechos y a no juzgar a los otros semejantes solo porque somos de diferente criterio, raza o conviccion, solo el amor nos debe unir es el principal sentimiento de toda la humanidad, si de verdad nos acataramos a las enseñansas de Jesus esos hechos tan atroces no hubieran sucedido y reflexionemos para que esto no se repita y tantos horrores que aun estan sucediendo en nuestro planeta

    • Hola marytere! En mi caso las reflexiones siempre me llevaron a otra conclusión: nuestro peor enemigo es la ignorancia. Creo que los pueblos cultos están menos expuestos a los fanatismos y el odio. Personalmente soy ateo y no veo que por ello esté más lejos de ser buena persona. La solidaridad, el compañerismo, el civismo e incluso el amor entre semejantes, en mi opinión, es una cuestión de educación. Sea como sea, estamos de acuerdo en que son cosas que deberían erradicarse… y, sin embargo, en los tiempos que corren no las veo lejos de volver a repetirse. Esperemos que me equivoque. Un saludo!

      • Almudena del Bosque

        Hola Pruden, he leído tu post y me ha parecido muy impactante y acertado. Sin embargo, tu conclusión sobre que los pueblos mas cultos.. etc etc. precisamente no se ajusta al caso alemán, ya que la Alemania de los años 30 era un país educado, civilizado, cuna de filósofos como Hegel y Kant, amante de la música y el teatro. Y sin embargo, se embarcó en la locura nazi con un frenesí que aún hoy nos perturba e inquieta. ¿Qué hizo que la mayoría del pueblo alemán asumiera la ideología nazi (atea, por cierto) o por lo menos mirara para otro lado ante sus evidentes crímenes? Como historiadora éste es uno de los temas que mas me fascinan y perturban. Se han esgrimido varias razones: la promesa de un futuro mejor, el deseo de venganza por las condiciones impuestas a Alemania en la Paz de París… ninguna tiene el suficiente peso como para justificarlo. Lo cierto es que el ser humano está mas cerca del horror de lo que nos gusta pensar.
        Un cordial saludo. Almudena

        • Hola, Almuden! Muy interesantes tus aportaciones :) Gracias por tomarte la molestia de escribir en este post. En cuanto a los pueblos cultos, me gustaría saber si hay estudios que relacionen conceptos como tasa de analfabetismo y conflictos bélicos. Quizá es verdad que no sea un factor determinante para evitar guerras u horrores como este. En todo caso, de lo que esto casi seguro es de que “seguir las enseñanzas de Jesús”, como decían en el comentario al que respondí, nos es sinónimo de nada bueno (ni de nada malo, en realidad). En resumen; que no creo que los pueblos católicos estén más salvo de la barbarie que los ateos o que los que profesen otras religiones. Un saludo!

          • Yo estube hace 1 mes en este campo y creanme q a cada paso q das derramas lágrimas, es triste y d mucha refleccion.vale la pena visitarlo para tomar conciencia.

  3. Hola Pruden,

    Un estupendo post de una visita que como comentas, tiene momentos duros pero al final sales con muchas cosas para reflexionar y en parte visitar un campo de concentración nazi te hace cambiar, aprendes de las atrocidades de un pasado no tan lejano.

    Nosotros no conocemos Sachsenhausen pero sí visitamos Auschwitz y Birkenau en Cracovia y al leer tu post me ha traído el recuerdo de aquella visita que nos dejó muy impresionados.

    Un saludo. Luis.

    • Hola Luis, gracias por tu comentario. Como decíamos, son lugares que en parte no son agradables, pero a veces es necesario ver lo peor del hombre para poder encontrar luego lo mejor de nosotros mismo. Bueno, gracias por pasar por aquí! :)

      • Hola a todos,yo visite hace algún tiempo este campo y salí enfermo solo de pensar las atrocidades que se llegaron a hacer a tantas personas,aun hoy en día cuando lo recuerdo,aquella explanada tan inmensa ,que no se escuchaba ningún murmullo de las personas que nos encontrábamos en ese lugar…..No había ni pájaros de la inmensa tristeza que aun reina en dicho lugar…Descansen en pazzzzz todas las personas que alli dejaron su vida….

  4. Hola Pruden, estuve en agosto de hace unos años, hacía un calor inmenso, lo primero que me llamó la atención es la irónica frase de la entrada al recinto: ‘el trabajo os hará libres’, ver en el único barracón que actualmente queda de como dormían hacinados, la pileta donde se lavaban 3000 personas y no la cambiaban de agua en un mes,así como al final del recorrido se hallaba la estancia médica donde los presos políticos fueron sometidos a experimentos médicos. Recuerdo las palabras del guía que posteriormente en el libro ‘El niño con el pijama de rayas’ también se hace una reseña: cuando venían ciertas autoridades,no recuerdo quienes, a algunos presos se les daba más comida para que engordaran, se les dejaba crecer el pelo y se les aseaba, con ello indicaban a dichas autoridades lo beneficioso del campo, el buen hacer y la buena formación que tenían…… un horror. Me encantaría poder algún día conocer las playas de Normandía y sus cementerios, tuve la oportunidad de conocer el cementerio de Chung Kai en Thailandia y lo que realmente me horrorizó ere ver que en esas pequeñas cruces algunos no tenían ni 20 años.

    • Hola María. Gracias por pasar y dejar este comentario sobre tus experiencias. Supongo que habrás visto en el blog que hemos estado en esos otros lugares que comentas. Lo cierto es que de alguna forma hemos seguido el rastro de la II Guerra Mundial por diferentes lugares del mundo y hemos tenido oportunidad de ver la crueldad de aquella época en sus diferentes variantes. Terrible lo de ver a jóvenes entregando la vida en muchos casos por nada… Un abrazo!

  5. Buenisima tu reseña Pruden, me ha convencido en lanzarme para allá a visitarlo. Independientemente de como me sienta por lo que me pueda encontrar, es historia que ocurrió y que no se debe olvidar. Tienes una página excelente, felicidades.
    Dulce.

    • Hola Dulce! Me alegra que te hayas decidido a visitarlo. Creo que merece la pena. Es verdad que está algo lejos y que no quedan muchas cosas en pie del campo original, pero es esencial conocer la historia de estos lugares in situ. Espero que te enriquezca la visita :) Saludos!

  6. Estuve allí, con mi esposo, tuve una sensación muy especial, pensar que miles de personas inocentes, vivieron un calvario sin tener culpa alguna,fué impactante pisar aquel lugar en que la dignidad humana, no existió, ver e imaginar como sobrevivían para morir posteriormente, visite cada barrancón y no dejo de sentir escalofríos de pensar que fué una realidad donde se exterminaba a personas inocentes..nunca más tanta barbarie….

  7. Alguien m sabría decir como llegar desde la plaza Alexanderplatz.Gracias
    Mi correo es elmelo1@hotmail.com

  8. Cuando miro al horizonte en Schsenhausen, las nubes aterciopeladas de color bermellón me susurran la barbarie de la historia que ahí sucediere. Aniquilación en masa propia de una raza venida a menos y cuya extinción se acerca. Estamos condenados, la raza humana llega a su fin, tambores, tambores en el Abismo… Corred insensatos

  9. Hola, quisiera saber si para alquilar los audioguias en castellano es necesario reservar o es por llegada, tenemos planeado viajar con mi pareja y estar alli el dia 25/26/27 de Octubre, en el caso que no hayan disponibles que podria hacer para que alguien nos traduzca al Castellano?. Desde ya muchas gracias son Uds muy amables.

  10. Hola. Acabo de llegar ayer a España desde Berlín. He visitado el Campo de Concentración y la verdad es que para mi ha sido la visita más interesante que he hecho. Impresionante conocer la historia del lugar y de un régimen político militar que hoy día, solo 70 años después, nos parece increíble, aunque acontecimientos recientes nos dan a entender que poco hemos aprendido.
    Las audioguías están fenomenal para seguir todas las explicaciones, aunque si tuviera que iniciar de nuevo la visita lo haría con un guía. No lo contraté y luego me dió pesar no contratarlo, al ver a los grupos y oír las explicaciones que daban. La visita te lleva fácilmente cinco o seis horas con desplazamiento desde Berlín incluido.
    Pero, sin duda, lo que más impacto me ha dejado es la visita del barrio judío de Berlín y sus pequeñas placas de bronce en los portales con el nombre, apellidos, fecha de deportación y destino de los judíos residentes que fueron llevados a campos de exterminio. Una web geoposiciona los lugares y nos narra pequeñas historias de gentes y familias cuyos delitos fueron pertenecer a determinadas etnias o credos.

  11. MIGUEL FERRER CASANOVA

    Hola, he estado unos días en Berlín en un circuito, la ciudad va mejorando en todos los aspectos desde hace diez años en que la visité. No tuve tiempo de visitar el Campo de concentración de Schsenhausen pero en otro viaje lo haré porque todas las personas que lo visitan les ha gustado por muchismos detalles expuestos y hechos sucedidos en el mencionado Campo de Concentración. Yo recomendaría visitar la excelente exposición que es gratuita ubicada en el Ministerio de Defensa en Berlín, está situada en las dos primeras plantas y es sobre el atentado contra Hitler, sucedió el día 20 de Julio de 1.944, dicha exposición es sobre todas las personas y Mandos que participaron en dicho intento para poder terminar con la Segunda Guerra Mundial, opino que está muy documentado con audiovisuales y se puede solicitar un guia que trabaja en el mismo Ministerio que lo explica en varios idiomas, alabo y felicito a los Mandos y personal civil del citado Ministerio de Defensa por éste detalle de explicar los hechos sucedidos del citado atentado que fue fallido. Además pude hablar con un funcionario-guia el cual fue muy atento conmigo, escuché anteriormente como explicaba a un grupo de franceses durante un rato y luego me fui a seguir viendo la magnifica exposición. Debo recordar que quien planeó y ejecutó el atentado a Hitler fue el Coronel Claus Schenk Graf Von Stauffenberg apoyado y asesorado por muchos otros Mandos. Quiero resaltar la bonita y muy explicada placa con una corona y una inscripción dedicada al General Ludving Becken que participó en en dicho intento de acabar con Hitler que está colocada en la pared del patio del mencionado Ministerio de Defensa, pero también me gustó ver las fotos expuestas de las personas y Mandos participantes en las paredes de las escaleras que se sube al primer y segundo piso, fue toda un un bonito detalle. Asimismo destacaré la grandiosa escultura situada en el centro del mencionado patio del Ministerio.
    Como Comandante en Reserva del Ejercito de Tierra español felicito al Director de la exposición, mi enhorabuena también para todos los funcionarios y personal que trabaja en la mencionada exposición, añadiré que estando en activo trabajé destinado en el Museo Militar ubicado en el Castillo medieval de San Carlos en Palma de Mallorca, he visitado muchos Museo militares como el muy moderno, documentado y actualizado Museo del Ejercito en Toledo pero las curiosidades y detalles observados en ésta exposición no las había visto en ninguno de ellos. Por ejemplo citaré otro que me gustó mucho, el Museo militar de Caen en Francia, muy documentado, moderno y con muchos detalles expuestos históricos, además tuve el honor de visitarlo con un amigo que es Coronel del Ejercito de Tierra francés y su esposa, fue un placer visitarlo durante cuatro horas, me ilustré y me ayudó a documentarme un poco más sobre la Segunda Guerra Mundial porque me apasiona leer sobre dichos hechos históricos sucedidos.
    Gracias a todas las personas que se dedican a divulgar la historia y la cultura.
    MIGUEL FERRER

    • Hola, Miguel! Muchas gracias por pasar aquí y dejar este tremendo aporte. Nos alegra que te hayas animado a compartir en este humilde blog tu experiencia :) Y me alegra que hayas disfrutado tanto de esos museos, los cuales, efectivamente, son geniales! Un saludo.

  12. Buen dia..
    Podria contratar un guia ya dentro del campo?… las escursiones que salen desde Berlin no se ajustan al horario que tengo en el itinerario de nuestra llegada… Pero si podria salir mas tarde… SOlo me gustaria saber si estamdo en el campo puedo contratar un guia ahi mismo… sin alquilar autoguia…

    • Hola, Liliana. Lo lamento, no tenemos esa información. Yo no recuerdo que allí se pudieran contratar, pero no te lo podría asegurar. Lamento no poder ser de más ayuda. Quizá en la web oficial digan algo. Saludos!

  13. Hola Viajeros, las visitas guiadas que tomamos este pasado mes de Julio fueron de gran interés y muy informativas, nos apuntamos con la empresa Viva Berlin y nuestro guía era bien documentado contestando a todas nuestras preguntas. Si hubiese tomado la audioguía me hubiese perdido, ya que el recinto era bien grande.

  14. Hola, me gustaría saber que horario tiene los tour guiados y si es posible entrar con perro (entiendo que no al ser un memorial). Gracias

  15. No puedo dejar de sorprenderme con la maldad humana. Lo que es capaz de hacerle un ser humano a otro. Como dijo alguien: ” el ser humano es inherentemente malo”

    • Hola, Matty! Hay lugares como este que nos recuerdan cuán bajo podemos llegar a caer, pero tampoco hay que ser pesimista. Al fin y al cabo, llevamos muchos siglos sobre la tierra y no dejamos de crecer en número. Seguimos cometiendo errores y así será por mucho tiempo, pero creo que evolucionamos hacia un mayor respeto por el prójimo y por nuestro planeta… o eso espero jeje. Saludos!

  16. Pedro Belinchon Jordan

    hola, realmente impactante, como puede haber tanta maldad y desconsideración hacia nuestros iguales, me llamó mucho la atención el silencio tan grande existente en todo el recinto a pesar del numero tan elevado de personas dentro del mismo, me parece muy bien que sepa todo el mundo las atrocidades que se cometieron, y que aprendamos de una vez

  17. Hola!
    Somos un grupo de 13 personas y nos gustaría visitar con tour guiado el campo de concentración de Berlín. Queríamos saber si el precio que indicáis de 15€ hasta 15 personas es a pagar por persona o por el total del grupo. Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *