Home » Europa » Alemania » Descubriendo Turingia: Weimar, Érfurt y Buchenwald

Descubriendo Turingia: Weimar, Érfurt y Buchenwald

Hace un par de veranos recorrimos Alemania en coche, como sabrán los asiduos. Después de visitar la Selva Negra y algunos pueblos muy pintorescos del norte de Baviera, el listón estaba realmente alto. El siguiente Estado que atravesamos fue Turingia, en pleno corazón de Alemania. Esta zona, en la antigua Alemania del Este (RDA), quizá no es tan bella como las anteriores, pero no está exenta de atractivos en absoluto. Aunque nuestro paso por la región fue fugaz, pudimos par un paseo por las ciudades de Weimar y Érfurt, además de revivir la etapa más oscura de la historia reciente de la humanidad en el Campo de Concentración de Buchenwald.

Weimar (Turingia, Alemania)

Visitar Weimar: cultura y Patrimonio de la Humanidad

Weimar, con sus poco más de 65.000 habitantes, es una ciudad con una enorme tradición cultural. Pocas ciudades del mundo pueden presumir de haber sido hogar de tantos genios. Los poetas Goethe y Schiller son de los que más huella dejaron, pero allí también residieron y ejercieron su trabajo grandes personajes como Bach, Strauss, Wagner, Nietzsche, Schopenhauer, Steiner, Martín Lutero, Munch o Paul Klee entre otros. Dos etapas marcaron la vida intelectual y cultural de Weimar: la época del Clasicismo de Weimar (1788–1832) y la época de la Escuela Bauhaus durante el período de la República de Weimar (1919-1933). La pequeña Weimar alberga dos conjuntos declarados Patrimonio de la Humanidad relacionados con estas dos etapas. En total posee 14 edificios protegidos por la UNESCO, entre los que destacan la Casa de Goethe (foto inferior) por un lado y el edificio principal de la Bauhaus-Universität por otro.

Weimar (Turingia, Alemania)

En la web de turismo de Weimar podéis encontrar un listado de los 11 sitios que forman parte del Weimar Clásico y los 3 sitios de la Bauhaus. La información no está en castellano (sí en inglés, por ejemplo), pero podéis anotar los nombres de los lugares, ver sus ubicaciones y controlar el tema de horarios. Para ver los precios de las entradas, eso sí, deberéis seguir los enlaces a las webs oficiales. Nosotros tuvimos poco tiempo y no hicimos visitas en profundidad, sólo un paseo panorámico.

Weimar (Turingia, Alemania)Weimar (Turingia, Alemania)

Algunos de los lugares que vimos durante nuestro recorrido fueron la Biblioteca de la Duquesa Ana Amalia (1691), el Deutsches Nationaltheater (con la estatua de Goethe y Schiller al frente / primera foto superior), el Stadtschloss (norme palacio-museo / segunda foto superior) o la fantástica plaza Markt (primera imagen del post), con el imponente Rahtaus (ayuntamiento) y el histórico Hotel Elephant, clásico punto de reunión de muchos de los ilustres personajes que pasaron por Weimar.

Visitar el Campo de Concentración de Buchenwald

Nuestro principal objetivo en Turingia era visitar el Campo de Concentración de Buchenwald, situado a 10km de Weimar. Buchenwald fue uno de los campos nazis más importantes en suelo alemán. Empezó a operar en julio de 1937 como campo para prisioneros políticos, pero en seguida empezó a recibir a todo tipo de reclusos: homosexuales, testigos de Jehová y, sobre todo, judíos. Se cree que unas 238.000 personas llegaron a pasar por Buchenwald, de las cuales murieron allí unas 56.000 debido a las duras condiciones de trabajo, las enfermedades, los experimentos médicos y las ejecuciones. Entre los que tuvieron la suerte de sobrevivir al campo se encuentra Jorge Semprún, escritor, guionista (nominado al Oscar por “Z”) y Ministro de Cultura español del 1988 al 1991.

Campo de concentración de Buchenwald (Weimar, Alemania)

Pero, por desgracia, el personaje más célebre del campo fue Ilse Koch, apodada “la loba de Buchenwald” (o la perra). Esposa del coronel del campo, Ilse es considerada como una de las personas más crueles del régimen nazi e incluso de la historia. Sádica y torturadora, esta infame mujer se hizo famosa por coleccionar piel humana con tatuajes arrancada de los presos. Fue condenada a cadena perpetua en los juicios de Dachau y terminó sus días ahorcándose, pero nunca mostró arrepentimiento. Ver su foto y su historia en el campo fue uno de los momentos más estremecedores.

Campo de concentración de Buchenwald (Weimar, Alemania)

El campo de Concentración de Buchenwald fue liberado en abril de 1945, pero su historia negra aún se alargaría hasta 1950, pues tras la II Guerra Mundial pasó a convertirse en el Campamento Especial nº2 Soviético. Hoy en día tanto el recinto del campo de concentración como el memorial construido por los propios soviéticos en 1958 pueden visitarse gratuitamente. No queda casi nada en pie de las instalaciones originales del campo, pero aún se preservan el crematorio, la prisión, algún barracón (o réplicas) y abundante material original exhibido en diferentes salas. Algunas de esas zonas no están recomendadas para niños por la crudeza de las imágenes.

Memorial de Buchenwald (Weimar, Alemania)

Visitar Érfurt: ciudad medieval y capital de Turingia

También tuvimos la oportunidad de dar un breve paseo por Érfurt, la capital de Turingia. Érfurt no tiene lugares declarados Patrimonio de la UNESCO ni tuvo una vida cultural e intelectual tan animada como la de Weimar (aunque puede presumir de ser el lugar de nacimiento de Max Weber y hogar durante muchos años de Martín Lutero), pero sí tiene un casco medieval muy coqueto lleno de iglesias medievales, callecitas empededradas y una enorme plaza (Domplatz) con una catedral imponente: la Erfurter Dom (s.XIV). A decir verdad, parte de su atractivo tuvimos que deducirlo, pues se celebraba un festival en la plaza y los andamios, escenarios y grúas cubrían buena parte de las vistas. Esta foto la hemos tomada prestada de Flickr (autor: Oliver Kurmis). La iglesia que puede verse a la derecha de la catedral es la Severikirche (s. XIV).

Erfurter Dom (Turingia, Alemania)

Junto con la catedral, el otro gran atractivo de la ciudad es el Krämerbrücke. Este “Puente de los Abaceros” es sin duda uno de los más originales y pintorescos que hayamos visto. Construido en piedra en 1325, el Krämerbrücke ha estado flanqueado desde sus orígenes por hileras de casitas con entramado de madera. La mayoría de ellas albergan tiendas de souvenirs o pequeñas exhibiciones de arte, así que el paseo por allí resulta muy animado.

Erfurt (Turingia, Alemania)

Otros lugares a los que apenas pudimos dedicar una visita rápida fueron la Petersberg Citadel (enorme ciudadela con portal barroco de 1674) o la Alte Synagoge (sinagoga con orígenes medievales). Aquí os dejamos un enlace oficial donde podréis ver los principales puntos de interés en Érfurt.

Erfurt (Turingia, Alemania)

Información práctica para visitar Turingia

  • Turismo oficial: Weimar | Érfurt | Buchenwald | Turingia | Alemania
  • Mapas turísticos: Weimar, 2 | Érfurt, 2 | Turingia
  • Cómo llegar a Turingia:
    • Carretera. Érfurt y Weimar están separadas por menos de 25km y de Weimar hay unos 10km hasta Buchenwald, así que los principales puntos de interés están muy cerca. Desde Frankfurt (al suroeste) se tardan unas 2h 35′ (257km) en llegar a Érfurt por autopistas (A4+A5) y un tiempo similar en llegar desde Núremberg (al sur). Por el norte se tardan 4h en llegar desde Hamburgo y 3h desde Hannover. Desde el este se emplean 1h 20′ en llegar a Weimar desde Leipzig (130km), 2h desde Dresden y unas 3h desde Berlín (300km). Sugerimos usar ViaMichelin para comprobar itinerarios. Recordad que las autopistas en Alemania son gratis.
    • Avión. Érfurt tiene aeropuerto, pero el más importante en los alrededores es el de Leipzig, a 123km de Weimar. Aún así, actualmente no hay vuelos directos desde España y habría que recurrir a aeropuertos más lejanos como el de Frankfurt (262km), Hamburgo (380km, con 1 vuelo semanal a Érfurt) o Berlín (277km).
    • Bus. Podéis encontrar rutas con las principales ciudades nombradas hasta ahora en compañías como BerlinLinienBus o EuroLines.
    • Tren. Tanto Érfurt como Weimar tienen estación de tren y están bien conectadas con Frankfurt y Leipzig. Para ver rutas, precios y más conexiones podéis entrar en la web DB Bahn (castellano).
    • Cómo llegar al campo de Concentración de Buchenwald desde Weimar. Desde Weimar lo ideal es llegar al campo en coche, pues tienen un enorme aparcamiento gratuito. Otra forma de llegar es con tour privado o el Bus nº6 desde Goetheplatz o la estación de tren (Hauptbahnhof). Más detalles en la web oficial.
  • Alojamiento en Turingia:

Fotos: (1) Markt de Weimar (2) Casa de Goethe en Weimar (3) Ópera de Weimar (4) Castillo de Weimar (5, 6 y 7) Campo de concentración de Buchenwald y memorial soviético (9 y 10) Puente de los Abaceros y alrededores en Érfurt. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero | (8) Catedral de Érfurt. Autor: Oliver Kurmis. vía Flickr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *