Home » Europa » Alemania » Visitar Leipzig: museos de la Guerra Fría y otros lugares de interés

Visitar Leipzig: museos de la Guerra Fría y otros lugares de interés

Durante nuestro viaje en coche por Alemania tuvimos tiempo para visitar Leipzig en un día. La ciudad tiene suficientes atractivos para estar entretenido una jornada entera y más, especialmente si estáis interesados en la historia de la Alemania del Este (RDA). En este post os hablamos sobre los dos museos que visitamos relacionados con la Guerra Fría y la Stasi, además de ofreceros unos cuantos detalles prácticos para visitar Leipzig, la segunda ciudad más importante de Sajonia. Recordad que en el mismo Estado también se encuentra Dresden, preciosa ciudad barroca.

Visitar Leipzig (Alemania)

Breve historia de Leipzig

La existencia de Leipzig está documentada desde el 1015. En el s.XV se funda la Universidad de Leipzig (1409), la tercera más antigua de Alemania. Un siglo más tarde sería una de las ciudades importantes de la Reforma iniciada por Martín Lutero. Uno de los capítulos más relevantes de su historia fue la Batalla de Leipzig o “Batalla de las Naciones” (1813), con la victoria de la Sexta Coalición frente a las tropas de Napoleón, que a la postre sería decisiva para su caída. Pero quizá la etapa más importante de la cronología de Leipzig sea la vivida durante la Guerra Fría, ya que fue una pieza clave para la reunificación alemana. El 4 de septiembre de 1989 tuvo lugar en la Iglesia de San Nicolás la primera de las “Manifestaciones del Lunes“, convocando a 1.000 personas. Estas protestas se repitieron luego en más ciudades y con mayor número de asistentes cada vez, pero en ningún sitio tuvieron tanta trascendencia como en Leipzig, donde llegaron a reunirse más de 300.000 personas (en una ciudad de 500.000 habitantes) en los días previos a la Caída del Muro de Berlín (9 de noviembre de 1989).

En cuanto a personajes ilustres, Leipzig ha visto nacer, vivir y morir a grandes nombres de la historia, como los compositores Richard Wagner (nacido allí), J. S. Bach y Felix Mendelssohn (que vivieron y murieron allí) o Robert Schumann, que se formó allí como profesor de música. Otro gran hombre vinculado a la ciudad fue Friedrich Nietzsche, que nació muy cerca y fue alumno de la Universidad de Leipzig.

Museo de la Stasi

40 años de control soviético dejaron huella en lo que entonces se llamó República Democrática Alemana (RDA). Uno de los elementos más infames de aquella época de represión fue el Ministerio para la Seguridad del Estado, popularmente conocido como Stasi. Aquel servicio de inteligencia, en estrecha colaboración con la KGB, fue un efectivo y temido órgano de control sobre los ciudadanos, a los que vigilaban minuciosamente. Los métodos de la policía secreta de la Alemania Oriental pueden verse hoy en día en el Museum in der “Runden Ecke” (literalmente Museo en la “Esquina Redonda”), más conocido como Museo de la Stasi.

Visitar Leipzig (Alemania)

Este pequeño museo, ubicado efectivamente en un edificio de esquina redondeada, está compuesto por varias habitaciones a lado y lado de un largo pasillo. En sus días estas salas fueron las oficinas locales de la Stasi en Leipzig. Hoy en día alberga una exposición permanente llamada “Stasi – Poder y Banalidad”. Muchas de las salas pueden contemplarse tal y como eran en tiempos de la Alemania comunista, con sus archivadores, mesas, disfraces, televisores y documentos originales. No es muy frecuentado por turistas, pero sí tiene gran valor para los propios alemanes, especialmente para los que sufrieron el horror en primera persona. Una asociación ciudadana sin ánimo de lucro se encarga de él desde 1990, tratando de promover los valores de la democracia. La visita es gratis, pero las informaciones sólo estaban disponibles en alemán. Se puede alquilar una audioguía (en inglés) por 3€. Para saber más os recomendamos visionar la excelente película “La vida de los otros“, un drama conmovedor sobre un agente de la Stasi.

Visitar Leipzig (Alemania)

Zeitgeschichtliches Forum

Otro lugar imprescindible para conocer la historia reciente de Alemania, especialmente en el período de la Guerra Fría, es el Zeitgeschichtliches Forum (Foro de Historia Contemporánea). En esta amplia y esmeradísima exposición, también gratuita, encontraremos todo tipo de objetos de la vida cotidiana en Alemania desde la II Guerra Mundial hasta nuestros días. A lo largo de la exposición, muy atractiva, uno avanza contemplando los caminos paralelos de las dos Alemanias y reviviendo acontecimientos históricos a través de los recuerdos de la época, vídeos, etc.

Visitar Leipzig (Alemania)

Uno de los objetos con más peso simbólico es el cartel que reza “You are leaving the American sector” situado originalmente en el famoso Checkpoint Charlie de Berlín para marcar el límite entre las dos Alemanias. Por desgracia, en el museo no hay información en castellano y tampoco abunda en inglés, salvo un cuadernillo que puedes llevar durante el recorrido. Hemos leído sobre la posibilidad de ser acompañado por un guía de habla inglesa, pero desconocemos las condiciones de este servicio. En todo caso, la visita nos parece 100% recomendable y necesaria. Otra buena película relacionada con la vida en la época de ocupación soviética es “Good Bye, Lenin!“, centrada en la caída del comunismo con grandes dosis de humor e ironía.

Visitar Leipzig (Alemania)

Otros lugares de interés en Leipzig

Nuestros objetivos principales en Leipzig eran estos dos museos, que muchos turistas extranjeros pasan por alto. Aún así, dedicamos algo de tiempo a pasear por la ciudad y ver algunos de sus monumentos más importantes, como la Thomaskirche. Durante casi tres décadas J.S. Bach fue director del coro y hoy sus restos descansan allí. Además, en la Iglesia de Santo Tomás predicó Lutero en los inicios del protestantismo.

Visitar Leipzig (Alemania)

No nos perdimos tampoco la Iglesia de San Nicolás (Nikolaikirche), famosa por las “Manifestaciones del Lunes”, como ya vimos. Además, también allí se dice que predicó Lutero y que J.S. Bach fue organista. Otro lugar que no hay que perderse es el precioso Altes Rathaus (primera foto del post), antiguo Ayuntamiento de 1.556. Tampoco el Neues Rathaus, de 1899, se queda corto en cuanto a estampa imponente. La relación de Leipzig con la música clásica puede vivirse en el Gewandhaus, que ha acogido conciertos desde 1781 en sus diferentes reconstrucciones, en la Opernhaus Leipzig (ópera y ballet desde 1960) o en los museos Mendelssohn-Haus y Bach Museum. A las afueras de la ciudad no pudimos visitar el Memorial de la Batalla de las Naciones, pero puede ser otra visita interesante si tenéis tiempo.

Información práctica para visitar Leipzig

  • Ubicación: Leipzig, Sachsen, Alemania (Google Maps)
  • Cómo llegar:
    • Carretera. Se puede llegar a Leipzig en unas 2 horas desde Berlín (200km) por la autopista A9, gratis. Otras distancias: Dresden (123km), Praga (265km), Frankfurt (391km).
    • Avión. Hay vuelos directos con Vueling desde Barcelona. Berlín, Praga, Hamburgo o Frankfurt son opciones más lejanas con vuelos directos desde España.
    • Tren. Hay buenas comunicaciones con las principales ciudades alemanas y centroeuropeas. Desde Berlín parten trenes directos en la estación Berlin Hbf. Los más rápidos tardan 1h 12m y cuestan unos 30€/trayecto. Podéis consultar horarios y tarifas oficiales en la web de DB Bahn, en castellano.
    • Bus. Leipzig también tiene una importante estación de autobuses que le comunica con gran número de ciudades, como Berlín o Praga. Empresas como MeinfernBus, FlixBus o BerlinLinienBus cubren la ruta desde Berlín en unas 2h 00m a partir de 5€.
  • Turismo oficial: Leipzig | Sajonia | Alemania
  • Qué ver en Leipzig:
  • Alojamiento: listado de hoteles en Leipzig

Fotos: (1) Altes Rathaus (2 y 3) Museo Stasi (4 y 5) Foro de Hª Contemporánea (6) Thomaskirche. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *