Home » Europa » Alemania » Palacio de Linderhof, uno de los Castillos del Rey Loco

Palacio de Linderhof, uno de los Castillos del Rey Loco

Durante nuestro recorrido en coche por Alemania tuvimos ocasión de visitar varios castillos y palacios impresionantes, incluyendo tres de los famosos “Castillos del Rey Loco”. Hoy os queremos hablar sobre el coqueto Palacio de Linderhof, situado a unos 100km al suroeste de Múnich, en Baviera. Si os estáis planteando una ruta por esta zona de Alemania, haced lo posible para que vuestro camino pase por allí. El conjunto del palacio y sus alrededores nos dejaron impresionados. Desde el lujo de su interior hasta el bucólico entorno, todo allí desprende belleza. Y, si os interesa el tema, os sugerimos leer también nuestro post sobre Hohenschwangau.

Palacio de Linderhof - Castillos del Rey Loco - Baviera, Alemania

Breve historia del Rey Loco y sus castillos

Pongámonos en contexto. ¿Quién fue el famoso Rey Loco? Nacido en 1845 como Ludwig Otto Friedrich Wilhelm, el príncipe heredero de la corona bávara soñó toda su infancia con ser un rey de cuento y mostró una gran admiración por leyendas tradicionales como Tristán e Isolda. Su gran ídolo fue Richard Wagner, seguramente el personaje que marcó su vida. Y es que a los 18 años, recién proclamado Rey Luis II de Baviera, decidió convertirse en su mecenas. El primer fruto de ese patrocinio fue, precisamente, el estreno de la ópera Tristán e Isolda en Múnich (1865). Sin embargo, aquel mismo año el monarca se vio obligado a mandarle al exilio por la presión del gobierno, quien culpaba al polémico compositor de ejercer una mala influencia sobre él.

Palacio de Linderhof - Castillos del Rey Loco - Baviera, Alemania

Dicen que Luis II cayó entonces en una profunda melancolía y que estuvo a punto de abdicar para seguir a Wagner, al que se presume que pudo haber amado. Sea como fuere, a partir de aquellos años el rey empezó a prestar cada vez menos atención a sus obligaciones y decidió encerrarse en su propio mundo de cuentos. Para ello mandó construir tres castillos: NeuschwansteinHerrenchiemsee y el Palacio de Linderhof, nuestro protagonista de hoy. ¿Y qué fue del Rey Loco? Incapacitado para gobernar y diagnosticado de esquizofrenia, Luis II pasaba sus días de retiro junto a su psiquiatra, cuando el 13 de junio de 1886 salieron a pasear por el lago Starnberg. Viendo que no regresaban, varios hombres salieron a su encuentro. Tras horas de búsqueda, al fin encontraron sus cuerpos sin vida flotando en el agua. Las extrañas circunstancias de sus muertes levantaron todo tipo de sospechas y teorías, pero nunca se supo lo que sucedió exactamente.

El Palacio de Linderhof

El Palacio de Linderhof es uno de los tres llamados Castillos del Rey Loco, y fue el único que vio completado Luis II. Muy cerca del lugar que hoy ocupa el palacio, su padre Maximiliano II tenía una pequeña casa que solía usar cuando visitaba su coto de caza privado. El conjunto que podemos ver en nuestros días es el fruto de numerosas construcciones y reconstrucciones ideadas por Luis II entre 1867 y 1886, año de su muerte. Luis II era un gran admirador de Luis XIV, el famoso “Rey Sol”, y de su idea de la monarquía absoluta (que él no pudo alcanzar, por cierto). En él se inspiró para construir sus fastuosos castillos y palacios. Linderhof, en concreto, está muy influenciado por Versalles.

Palacio de Linderhof - Castillos del Rey Loco - Baviera, Alemania

La entrada al Palacio de Linderhof tiene varias modalidades, siendo gratuito el acceso a la zona de jardines y el parque. El ticket completo incluye la visita guiada al interior del palacio (unos 30 min.), que sólo se hace en inglés o alemán. Aunque no entendáis estos idiomas, creemos que merece mucho la pena si tenéis un mínimo interés en este tipo de lugares. Por desgracia no os podemos enseñar imágenes del interior de Linderhof, ya que está prohibido tomar fotos, pero en la web oficial podéis hacer un pequeño recorrido por todas las estancias. Las dos Salas de Tapices, la Cámara de Audiencias, el Salón de Espejos, el Dormitorio… cada habitación es más lujosa y recargada que la anterior, reflejando todas ellas la excentricidad del Rey Loco.

Jardines y alrededores del Palacio

La visita al Palacio de Linderhof no termina en absoluto en el interior. Al contrario; tanto o más interesante que el propio palacio son sus jardines, el enorme parque que lo rodea y los diferentes edificios que forman parte del complejo, a los que se puede entrar con el ticket completo o con uno específico (no creemos que merezca la pena el ahorro). Una de las zonas más espectaculares son los  jardines situados al sur del palacio, con su estanque, su chorro de agua de hasta 22 metros y varios niveles de terrazas. En lo más alto, el pequeño Templo de Venus corona el conjunto y ofrece unas vistas magníficas del castillo y el entorno natural.

Jardines del Palacio de Linderhof - Castillos del Rey Loco - Baviera, Alemania

Al norte de Linderhof también hay un bonito jardín, con la Fuente de Neptuno y una pequeña cascada que baja la colina mansamente. Una vez vistos todos los jardines, es muy recomendable emprender una agradable caminata por el parque visitando otros lugares destacados. Quizá el más popular es la Gruta de Venus, uno de los más delirantes caprichos del Rey Loco, que supuso en su época todo un reto tecnológico. Inspirada en la ópera Tannhäuser -de su amigo Wagner- esta cueva estaba pensada para que el rey escuchara a su compositor favorito. No le faltaba de nada: iluminación artificial, calefacción y hasta efectos especiales para producir olas y recrear un arco iris.

Fuente de Neptuno en el Palacio de Linderhof - Castillos del Rey Loco - Baviera, AlemaniaGruta de Venus en el Palacio de Linderhof - Castillos del Rey Loco - Baviera, Alemania

No muy lejos de la Gruta de Venus se encuentra otro de los edificios más bonitos del parque; el Kiosko Morisco, un pequeño pabellón realizado por Prusia para la Expo Universal de 1867 que Luis II compró y redecoró unos años más tarde. Para alargar al máximo hay que llegar hasta la Choza de Hunding y la Ermita de Gurnemanz, pequeñas edificaciones de madera reconstruidas en las últimas décadas. Por último, en el lado oriental del parque se puede completar la visita entrando a la Logia Real (la antigua casa de campo de Maximiliano II, que hoy alberga una pequeña exposición) y la Casa Marroquí, comprada en otra Expo Universal (la de 1878, también en París).

Kiosko morisco en el Palacio de Linderhof - Castillos del Rey Loco - Baviera, AlemaniaPalacio de Linderhof - Castillos del Rey Loco - Baviera, Alemania

¿Vas a hacer esta visita desde Múnich? Esto te puede interesar:

Información práctica para visitar el Palacio de Linderhof

  • Ubicación: Ettal, Baviera, Alemania (ver en Google Maps)
  • Cómo llegar:
    • Carretera. Para llegar desde Múnich se toma la autopista A95 (gratis) hasta Oberau. Desde ahí se conduce por la B23 hasta Ettal, donde se toma la ST2060 hacia Linderhof (1h 20′ aprox. en total). Si vais desde la zona de Füssen lo mejor es ir por el sur, por Austria, bordeando el lago Plansee. En Google Maps lo veréis claro (unos 50′). En esta ruta sugerimos aprovechar para repostar a mejor precio que en Alemania.
    • Bus. El bus 9622 conecta Linderhof con la cercana, Oberammergau. Para llegar a Oberammergau podéis hacer diferentes búsquedas con compañías como Eurolines o Meinfernbus.
    • Tren. La estación más cercana es la de Oberammergau. Rutas de tren en bahn.com. Desde ahí tomad el bus 9622 hasta Linderhof.
    • Más info en la web oficial.
  • Precios:
    • Jardines y parque: gratis
    • Palacio y edificios del parque: 8,50€ (7,50€ reducida)
    • Sólo edificios del parque: 5€ (4€ reducida)
    • Sólo Logia Real: 2€ (1€ reducida)
    • En invierno, sólo se visita el palacio (7€, 6,50€ reducida)
    • Gratis: menores de 18
    • Parking: de pago (3€ aprox.)
    • Más info en la web oficial.
  • Horarios:
    • Palacio:
      • 28 Marzo a 15 de Octubre: 09h a 18h
      • 16 Octubre a  27 de marzo: 10h a 16h
    • Consultad la web oficial para horarios completos
  • Mapas: interior del palacio | parque
  • Web oficial: schlosslinderhof.de
  • Dónde dormir: listado de hoteles en la zona de Oberammergau

Fotos: (1,2 y 3) Vistas del Palacio Linderhof (4) Jardines y Templo de Venus (5) Fuente de Neptuno (6) Gruta de Venus (7) Kiosko Morisco (8) Parque de Linderhof. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero

Post relacionado

Ramsau (Berchtesgadener-Land, Alemania)

Qué ver en Berchtesgaden y alrededores (Baviera, Alemania)

Las últimas etapas de nuestro viaje por Alemania transcurrieron por zonas montañosas de los Alpes ...

5 comments

  1. fabulosos,intereantisimo

  2. Desde luego no siempre la locura es un mal, a veces deja cosas maravillosas. claro que hay que tener medios para hacerlas. Alucinante la gruta de Venus, le pega mucho a la Opera Tannhäuser

    • Hola Salvador! Gran parte del patrimonio que tenemos hoy en día seguramente fue en su momento muy criticado por despilfarro, locura, tiranía, etc. Pero es verdad que ahora nos parecen lugares maravillosos… Un abrazo!

  3. J. Martín I. Zadi

    Quien ve Friburgo se enamora de esta ciudad, es un lugar paradisiáco por su paisaje por el río, sus hermosos puentes, la construcción de sus casas en ambos lados de la rivera, su vegetación con las diversas tonalidades de verdes y follajes en color ocre carmesí, la tranquilidad del lugar y el rico aire que se respira al caminar por todos sus parajes y sus calles y callejuelas enjutas en espacio pero desbordantes de hermosura.

    El querer vivir en este lugar sin expresarlo ya lo estamos internamente sintiendo y gozando de pensar estar ahí algún día y soñar y vivir al mismo tiempo en este espacio que la naturaleza misma a enseñoriado.

    A pesar de nuestras disínbolas lenguas, se percibe amabilidad y cordura entre sus habitantes, quede encantado de este hermoso lugar de Alemania.

    Sep-2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *