Breaking News
Home » Europa » Alemania » Visita al Castillo de Hohenschwangau (Baviera)

Visita al Castillo de Hohenschwangau (Baviera)

El Castillo de Hohenschwangau, estrechamente relacionado con los famosos “Castillos del Rey Loco“, es una visita imprescindible en Baviera. Su ilustre vecino, el espectacular Castillo de Neuschwanstein, es seguramente el gran icono del turismo de Alemania, así que Hohenschwangau, que se encuentra a escasos 2km, vive a su sombra para lo bueno y para lo malo. En este post vamos a tratar de darle el protagonismo que se merece. Para seguir conociendo a Luis II y sus delirantes construcciones, podéis leer el post sobre el Palacio Linderhof. Y no olvidéis echarle un vistazo a nuestra ruta por Alemania si vais a viajar por esas tierras.

Castillo Hohenschwangau (Baviera, Alemania)

Breve historia del Castillo de Hohenschwangau

En 1832, el Rey Maximiliano II de Baviera se topó un buen día con las ruinas del antiguo Castillo de Schwanstein. Quedó tan impresionado por el paraje que compró las tierras y mandó construir allí mismo su propio castillo. Hacia 1837 Hohenschwangau ya era una realidad y se convirtió en residencia de verano oficial. Pocos años después nacería su hijo Luis, que en aquel idílico entorno empezó a soñar con convertirse en un rey de cuento. De hecho, a la edad de 18 y recién coronado como Luis II de Baviera, mandó construir Neuschwanstein, cuyas obras de construcción podía contemplar desde su habitación. En Hohenschwangau, pues, se forjó la leyenda del que acabaría siendo conocido como “Rey Loco“. En lo que refiere al castillo, tras la muerte de Luis II continuó siendo habitado por sus sucesores hasta acabada la II Guerra Mundial, fechas en las que pasó a manos de una entidad privada.

Castillo Hohenschwangau (Baviera, Alemania)

Por cierto, habréis visto ya muchas veces -y seguiréis viendo- la palabra “Schwan“. Significa “cisne“, animal que aparece en el escudo de armas del pueblo donde se encuentra el castillo y en los blasones de diferentes familias que gobernaron las tierras. Este cisne hace referencia al cisne mágico de las leyendas medievales sobre Lohengrin, “El Caballero del Cisne”, al que Wagner dedicó su ópera homónima.  Tanto esta ópera como los poemas épicos sobre dicho caballero marcaron profundamente la vida de Luis II, al que algunos llamaron también “Rey Cisne”.

Visita al Castillo de Hohenschwangau

El Castillo de Hohenschwangau se encuentra en la localidad de Schwangau, a poco más de 4km de Füssen y muy cerca de la frontera con Austria. Con los Alpes Bávaros como telón de fondo y los lagos Alpsee y Schwansee a sus pies, se entiende que Maximiliano II se enamorara del lugar. Aunque Hohenschwangau quizá no tenga una fachada tan espectacular como la de su vecino Neuschwanstein, creemos que sería un error omitir su visita. No sólo porque el interior probablemente sea de mayor belleza, sino porque nos parece una muy buena forma de adentrarnos en el fascinante mundo de Luis II. De hecho, sugerimos visitar primero este castillo.

Castillo Hohenschwangau (Baviera, Alemania)

Los dos castillos pueden verse en una misma mañana, pero conviene reservar entradas o al menos presentarse a primera hora y evitar días festivos (especialmente en temporada alta), ya que puede haber colas importantes y las visitas se hacen en grupos guiados con horarios fijos. Los tickets pueden adquirirse por separado o combinados en la oficina central que se encuentra en el pueblo, a medio camino entre ambos. Al final del post tenéis los detalles prácticos (cómo llegar, horarios, precios, etc.).

Castillo Hohenschwangau (Baviera, Alemania)

El recorrido por el castillo, como dijimos, debe hacerse obligatoriamente en grupo (pueden ser en alemán, inglés o con audio-guía, disponible en español). En el ticket aparece la hora exacta a la que debemos presentarnos para comenzar la visita, que tendrá una duración aproximada de 35 minutos. El tiempo de espera puede aprovecharse para pasear por los pequeños jardines que rodean Hohenschwangau y admirar las visitas. Los grupos están limitados a 20 personas y un guía se encarga de darnos paso y activar las audio-guías en cada sala. Las explicaciones y el tiempo de cada audio son muy correctas, pero este sistema tan estricto tiene el inconveniente de no poder contemplar con calma los detalles ni pasear libremente. Eso sí, es una buena forma de controlar a las masas y permite que se pueda disfrutar del castillo sin excesivos agobios.

Castillo Hohenschwangau (Baviera, Alemania) Castillo Hohenschwangau (Baviera, Alemania)

En cuanto a lo que se puede ver, la visita se realiza en dos plantas (hay que subir 90 escalones) y se accede más o menos a 14 habitaciones, entre las que destacan la Capilla, el Salón del Caballero Cisne (con frescos de Lohengrin), la Sala de Música (donde se dice que Wagner tocó para Luis II) o la Habitación de Authari (en la que dormía el músico durante sus visitas). Frescos, mobiliario, simbologías… cada detalle en Hohenschwangau nos recuerda que este lugar fue diseñado en pleno auge del romanticismo alemán. Preferimos que las imágenes hablen por sí mismas, pero está prohibido hacer fotos en el interior, así que no hemos podido ilustrar el post como nos hubiera gustado. Eso sí, para no dejar a nadie con la intriga, compartimos este vídeo que hemos encontrado en Youtube. La calidad es muy mejorable, pero esperemos que disfrutéis de la visita.

Información práctica para visitar Hohenschwangau

  • Ubicación: Alpseestraße 30, 87645 Schwangau, Alemania (Google Maps)
  • Cómo llegar:
    • Desde Múnich (120km) se puede llegar a Füssen en tren directo (2h) o por carretera (1h 30′, usad ViaMichelin para indicaciones). Si os vais a mover en transporte público por Baviera os recomendamos que echéis un vistazo al Bayern-Ticket.
    • Desde Füssen hay sólo 4km hasta Hohenschwangau, que es el nombre del castillo, pero también del pueblo donde se encuentran ambos castillos, los aparcamientos, taquillas, etc.
      • Para llegar en bus se puede tomar el RVA/OVG 73 en dirección a Steingaden / Garmisch-Partenkirchen o el bus RVA/OVG 78 en dirección a Schwangau hasta la parada Hohenschwangau / Alpseestraße.
      • Para llegar en coche hay que dirigirse hacia Schwangau y luego seguir las indicaciones de Hohenschwangau (10 minutos). En la localidad hay 4 aparcamientos, de los cuales el más cercano al Castillo Hohenschwangau es el 4.
    • Una vez en la localidad de Hohenschwangau hay que comprar los tickets en las taquillas centrales y desde ahí desplazarse hasta los castillos. Hohenschwangau se encuentra a unos 20 minutos a pie de las taquillas, pero se puede llegar también carruaje de caballos si se desea.
    • Descargar mapa de la zona (PDF).
  • Horarios:
    • Las visitas son en grupo, guiadas y con horarios fijos (tu hora de entrada aparecerá en el ticket)
    • Duración: 35 minutos
    • Horario de verano (19 de marzo – 15 octubre): de 08 a 17 h
    • Horario de invierno: de 09 a 15:30 h
    • Cerrado: 24 de diciembre.
  • Precios:
    • Adultos: 12 €
    • Menores de 18: gratis
    • Estudiantes, +65 y minusválidos: 11 €
    • Audioguías: gratis
    • Parking: 5€ (todo el día)
    • Atención: muy recomendable consultar los precios de tickets combinados, ya que suponen un interesante ahorro si vais a visitar los dos castillos y/o el Museo de los Reyes Bávaros. Además, si vais en temporada alta, es muy recomendable reservar online los tickets (conlleva una pequeña tasa extra, pero puede merecer la pena).
  • Web oficialhohenschwangau.de
  • Dónde dormir:
    • Nosotros nos alojamos en el camping Brunnen, ubicado en Schwangau, a orillas del lago Forggensee. El entorno precioso, buen precio y bien equipado. Lo recomendamos encarecidamente.
    • Si lo preferís, aquí podéis consultar el listado de hoteles en Füssen.

* Datos actualizados a 25/04/2016

Fotos: (1 y 2) Vistas desde el Castillo de Neuschwanstein. (3, 4, 5 y 6) Alrededores del Castillo Hohenschwangau. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

Post relacionado

Ramsau (Berchtesgadener-Land, Alemania)

Qué ver en Berchtesgaden y alrededores (Baviera, Alemania)

Las últimas etapas de nuestro viaje por Alemania transcurrieron por zonas montañosas de los Alpes ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *