Breaking News
Home » Europa » Polonia » Qué ver en… Cracovia (Polonia). 10 visitas imprescindibles
Que ver en Cracovia (Polonia)

Qué ver en… Cracovia (Polonia). 10 visitas imprescindibles

En nuestra breve escapada de 5 días a Polonia tuvimos unos tres días para visitar Cracovia y sus alrededores. Cracovia es probablemente la ciudad más turística de Polonia… y no es de extrañar. Su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1978, comprende tres grandes áreas: la colina de Wawel, la ciudad medieval amurallada (Stare Miasto) y el Barrio Judío (Kazimierz). En esas tres zonas se concentran grandes dosis de belleza y tremendas lecciones de historia. Aquí os dejamos los 10 lugares que creemos que hay que ver en Cracovia. Como siempre, sin orden concreto, con enlaces de interés y con todas las ubicaciones en Google Maps. Y si vais a visitar Cracovia no olvidéis otra visita imprescindible: el campo de concentración de Auschwitz. Doloroso, pero necesario.

1. Plaza del Mercado. La Rynek Główny de Cracovia es una enorme plaza de 40.000 m2 ubicada en pleno centro de la Stare Miasto (Ciudad Vieja). Es la plaza medieval más grande de Europa y aparece frecuentemente en las listas de las plazas más bonitas del continente. Alberga varios edificios notables, como la Lonja (Sukiennice) de estilo renacentista, la Torre del Ayuntamiento de 70 metros (se puede subir), la pequeña Iglesia de San Adalberto (cuyos orígenes se remontan al s.X) y la Basílica de Santa María, con una torre de 80m a la que también se puede subir. La plaza acoge un bonito mercado navideño desde mediados de diciembre y durante el año a menudo se celebran conciertos u otros grandes eventos.

2. Castillo de Wawel. La colina Wawel, a orillas del río Vístula, fue el centro de la vida eclesiástica y política en Polonia hasta el traslado de la capital a Varsovia en 1609. El castillo, cuyo aspecto actual es resultado de las reconstrucciones de principios del s.XVI, ha sido testigo directo de los episodios más importantes de la historia del país, desde las invasiones suecas del s.XVII hasta la II Guerra Mundial, época en la que pasó a convertirse en Museo Nacional. Se exhiben principalmente estancias, armas y joyas de la extinta realeza. [Horarios y precios]

3. Catedral de Wawel. La Catedral de Cracovia es el otro gran icono de la Colina de Wawel. En sus tiempos fue el lugar de coronación de los reyes de Polonia, así como panteón de la realeza y de otros soberanos. Fue construida a principios del s.XIV sobre los restos de una iglesia del año 1000. En su espectacular fachada, con una pintoresca mezcla de estilos y colores, destaca la Capilla de Segismundo , considerada por muchos como el ejemplo más bello de Renacimiento italiano al norte de los Alpes.

4. Barrio Judío (Kazimierz). Kazimierz, fundada en 1335 por Casimiro III, fue una ciudad independiente hasta el s.XIX. Desde 1495 albergó una gran comunidad judía que convivía en paz con la cristiana y que mantuvo un fuerte arraigo con sus tradiciones. Con la ocupación nazi los judíos fueron trasladados al gueto de Cracovia y tras la guerra muy pocos regresaron. El barrio permaneció medio abandonado y gozó de muy mala fama hasta finales del s.XX, pero en los últimos tiempos se ha puesto de moda y es muy frecuentado por universitarios y artistas. Hay 7 sinagogas (una en activo), museos hebreos y varios restaurantes que sirven comida judía.

¡Toma nota! Aquí un par de actividades que te pueden interesar:

5. Gueto judío. El gueto de Cracovia fue establecido por el regimen nazi en marzo de 1941 en el barrio de Podgórze, en la orilla sur del Vístula. Unas 15.000 personas fueron hacinadas en apenas 30 calles y aisladas de los barrios vecinos por enromes murallas. Aún se pueden ver algunos restos de aquellos muros en el 29 de la calle Lwowska, por ejemplo. También es posible visitar la histórica Farmacia del Águila (Apteka pod Orlem), vital en la salvación de muchas vidas y hoy convertida en museo. Frente a la farmacia se encuentra la sobrecogedora Plaza de los Héroes del Gueto, con decenas de sillas vacías en homenaje a los deportados. Os recomendamos hacer una visita guiada por el gueto para conocer y entender mejor su historia.

6. Fábrica Schindler. Si hay un lugar del gueto judío que merece capítulo aparte, ésa es la Fábrica “Emalia” de Oskar Schindler, llevada al cine por Spielberg en la famosa película “La lista de Schindler”. Aunque la motivación inicial de este empresario alemán al instalarse en Cracovia fue puramente económica (la mano de obra judía era muy barata), con el tiempo Oskar Schindler empezó a defender a sus empleados del régimen nazi con todo tipo de pretextos para evitar que fueran llevados a campos de exterminio. Se calcula que gracias a él más de 1.000 judíos salvaron la vida. En nuestros días la fábrica es un museo que alberga la exposición permanente “Cracovia bajo la ocupación Nazi”. Visita altamente recomendable. [Horarios y precios]

7. Iglesia de San Pedro y San Pablo. Cracovia está repleta de iglesias, pero quizá la de San Pedro y San Pablo, por su tamaño y su céntrica ubicación, sea una de las más conocidas. Fue construida en estilo barroco entre 1597 y 1619 y frente a su fachada destacan las enormes esculturas de los 12 apóstoles. En el interior sobresalen el altar mayor y los frescos que decoran la bóveda.

8. Collegium Maius. El Collegium Maius es el edificio más viejo de la Universidad Jaguelónica. Fundada en 1364, es la universidad más prestigiosa de Polonia y una de las 30 más antiguas del mundo. Allí estudiaron personajes tan ilustres como Copérnico o Juan Pablo II. Al patio del s.XV, de estilo gótico tardío, se puede acceder de forma gratuita. Hay un museo con muebles de época, pinturas y objetos científicos que se puede visitar pagando entrada. También es visitable una sala independiente dedicada a exhibiciones relacionadas con la ciencia (de pago). Hay tours en polaco y en inglés bajo demanda. [Horarios, precios y más info]

9. Murallas. Poco se conserva de la extensa muralla del s.XIII que tenía la Ciudad medieval de Cracovia (Stare Miasto), que llegó a tener cerca de 40 torres defensivas. Casi toda ella fue derribada y hoy en su lugar podemos pasear por el agradable Parque Planty, que rodea todo el casco antiguo. No obstante, hay un par de sitios a los que merece la pena acercarse. Uno de ellos es la antigua Barbacana, una enorme estructura defensiva cilíndrica de 1498 que se conserva perfectamente y hoy alberga exposiciones y eventos. El otro lugar es el tramo de 200 metros de la Muralla defensiva de la ciudad, donde se puede subir y visitar la exposición sobre sus orígenes y la Cracovia medieval. Hay un ticket combinado para conocer ambos lugares.

10. Minas de sal de Wieliczka. Aunque se encuentran a 14km del centro de Cracovia, hemos querido incluir esta visita por su relativa cercanía y por su espectacularidad. Declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1978, estas minas constituyen uno de los más impactantes ejemplos de ingeniería minera. Han sido explotadas ininterrumpidamente desde el s.XIII para producir sal de mesa y su red de galerías abarca unos 300km. En la visita se recorren unos 3km y ocupa unas 3 horas. El interior alberga, entre otras muchas cosas, una enorme capilla de sal, estatuas de sal, un restaurante o un lago con un espectáculo audiovisual. [Más información y fotos en nuestro post sobre las minas].

Ver Qué ver en Cracovia en un mapa más grande.

Post relacionado

Castillo Real de Varsovia, Polonia

5 días de visita en Polonia

En diciembre de 2014 hicimos una pequeño viaje a Polonia, territorio inexplorado hasta entonces. Fueron 5 días ...

2 comments

  1. Hemos seguido tus consejos en Wroclaw, ahora vamos a Cracovia y al igual que en Bruxelas fuiste de gran ayuda.
    Gracias y buen trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *