Home » Europa » Lituania » Visita al Istmo de Curlandia (Lituania)

Visita al Istmo de Curlandia (Lituania)

En nuestro viaje por los Países Bálticos tuvimos ocasión de visitar el Istmo de Curlandia, una estrecha y alargada franja de tierra bañada por el Lago Curlandia al Este y por el Mar Báltico al Oeste. Sus peculiaridades geológicas y la capacidad del hombre para asentarse en una tierra donde las condiciones de vida eran tan adversas le valieron el reconocimiento de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. La zona más conocida pertenece a Lituania, aunque conviene saber que la mitad sur de la península se halla en territorio ruso.

Duna Parnidis, Istmo de Curlandia, Lituania (28)

Algunos detalles sobre el Istmo de Curlandia

El Istmo de Curlandia (Curonian Spit en inglés, Kuršių nerija en lituano) es una franja de tierra de 98 km de largo que une los países de Lituania al norte y Rusia al sur (la zona del exclave de Kaliningrado). Este istmo tiene un ancho variable, llegando a casi 4 km en algunas zonas y a menos de 500 metros en otras. Como dijimos, está bañado por el lago Curlandia en el interior y por el Báltico en el exterior, lo cual hace que tenga dos orillas muy diferentes: una más bien rocosa y de aguas tranquilas y otra con playas de arena fina y fuerte oleaje. Su localidad más importante es Nida, que junto a Juodkrantė, Preila y Pervalka forman un municipio llamado Neringa.

Qué visitar en Curlandia

Hay varios motivos por los que merece la pena visitar el Istmo de Curlandia, especialmente si estáis planificando un viaje por los países Bálticos. Las playas, largas y de arena fina, podrían ser uno de ellos, aunque a ojos de un español (acostumbrado a aguas más calientes y un clima mucho más agradable), este factor no tendrá gran relevancia. Sus interminables bosques de pinos, sus tranquilos pueblos costeros o sus impresionantes dunas formando pequeños desiertos son quizá sus mejores reclamos. A continuación os hablamos de los sitios más destacados que visitar.

La Colina de las Brujas

Junto a la localidad de Juodkrantė se encuentra la peculiar Raganų Kalnas (Colina de las Brujas), una zona boscosa salpicada por decenas de estatuas de madera que representan a diferentes personajes del folclore lituano y la mitología pagana. Algunos de ellos tienen rostros monstruosos y seguro que en plena noche a más de uno le temblarían las piernas si se encontrara allí solo, pero lo cierto es que es un área muy frecuentada por familias y donde resulta muy agradable dar un paseo. Las estatuas son obra de diferentes artistas que las han ido colocando allí desde 1979.

Colina de las Brujas, Istmo de Curlandia, Lituania (3) Colina de las Brujas, Istmo de Curlandia, Lituania (3)

Juodkrantė

No es un pueblo de una gran belleza en términos generales, pero tiene su encanto y puede ser una buena base para conocer el Istmo de Curlandia y alejarse de la turística Nida, donde se concentra casi todo el mundo. Lo más destacado es el paseo junto al lago, los restaurantes con pescado ahumado y la mencionada Colina de las Brujas.

Juodkrante, Istmo de Curlandia, Lituania (13)

Reserva Natural de Nagliu

A medio camino entre Juodkrantė y Nida, antes de llegar a Pervalka, hay un parking desde el cual se puede acceder al sendero que nos permite conocer la Reserva Natural de Nagliu (Naglių gamtos rezervatas).  Al ser un área protegida sólo podremos pasear por la zona señalizada, pero es suficiente para admirar las vistas del lago Curlandia bañando las orillas de la península y de las enormes dunas extendiéndose a lo lejos. Entre ellas destaca la Agilos kopa, con más de 53 metros de alto. Es, de hecho, la duna por la cual se puede caminar.

Reserva Natural de Nagliu, Istmo de Curlandia, Lituania (16) Reserva Natural de Nagliu, Istmo de Curlandia, Lituania (16)

Nida

Nida es la ciudad más turística de Neringa, su centro administrativo y el último núcleo urbano antes de llegar a la frontera con Rusia. Concentra casi todo el turismo de Curlandia y ofrece la mayor variedad de restaurantes, hoteles, pequeños resorts, etc. A nivel cultural lo más destacable es la Casa-museo de Thomas Mann, escritor premiado con el Nobel que pasó allí varios veranos. No es nada del otro mundo si no sois fanáticos de este novelista, pero la casita tiene mucho encanto. También se pueden visitar el Museo del ámbar y el Museo etnográfico del pescador.

Casa-museo de Thomas Mann, Nida, Istmo de Curlandia, Lituania (23)

Duna Parnidis

La Duna Parnidis (Parnidžio kopa) es uno de los atractivos turísticos más destacados de Curlandia, sino el que más. Se puede llegar a ella caminando desde Nida por un sendero de algo menos de 2 km. Aunque no es la duna más alta de la península, sus 52 metros impresionan cuando uno llega a sus pies y se dispone a subir por el sendero que nos llevará hasta el punto de observación en la cima, presidida por un enorme reloj solar. Desde arriba se tienen unas magníficas vistas de la península, especialmente de la zona rusa, que se encuentra a pocos metros hacia el sur.

Duna Parnidis, Istmo de Curlandia, Lituania (27) Istmo de Curlandia, Lituania (30)

Por cierto, la duna más alta de Curlandia es la Vecekrugo kopa, con 67,2 metros. Es tan alta que cuando fuimos a verla tardamos bastante en darnos cuenta de que ya estábamos sobre ella, pues esperábamos ver una mole de arena de playa y en realidad se parecía más bien a un monte lleno de árboles y arbustos. No es una visita especialmente destacable, pero os podéis acercar en bici desde Preila, dejarla atada un árbol y subir dando un paseo.

Sendero para bicicletas

Precisamente uno de los grandes reclamos turísticos del Istmo de Curlandia es su larguísimo carril bici (55 km), que se extiende a lo largo de toda la península desde Nida hasta el puerto de Smiltyne, donde los ferries nos llevarán de vuelta a tierras continentales (a Klaipeda). Es un sendero perfectamente señalizado y (hasta donde sabemos) muy sencillo de realizar, con pavimento en la mayor parte de su recorrido y con escasas pendientes. Nosotros sólo recorrimos un pequeño tramo en las cercanías de Preila, pero nos pareció un camino ideal para hacer en familia y poder disfrutar de los bosques, las playas, las dunas y la fauna. Con un poco de suerte veréis un jabalí, un ciervo o un zorro, que es lo que nosotros vimos. En las cuatro localidades hay zonas de alquiler de bicis y en muchas de ellas permiten tomar la bicicleta en un punto y devolverla en otro para no tener que deshacer el camino y poder continuar en coche, bus, etc.

Sendero para bicis, Preila, Istmo de Curlandia, Lituania (31)

Información práctica para visitar Curlandia

  • Ubicación: Oeste de Lituania (ver en Google Maps)
  • Cómo llegar:
    • La principal forma de llegar al Istmo de Curlandia es en barco, a través de Klaipeda. Hay dos puertos desde los cuales se puede cruzar (ver sus ubicaciones en Google Maps):
      • Puerto Viejo (Old Ferry Port en inglés, Senoji perkėla en lituano) para peatones y bicicletas. Se encuentra en: Danės g. 1, Klaipeda. Horarios | Precios. Ruta: Klaipeda <-> Smiltyne (al norte del Istmo, a unos 52 km de Nida).
      • Puerto Nuevo (New Ferry Port en inglés, Naujoji perkėla en lituano) para automóviles, aunque también acepta peatones y bicicletas. Se encuentra en: Nemuno St. 8, Klaipeda. Horarios | Precios. Ruta: Klaipeda <-> Smiltyne (al norte del Istmo, a unos 52 km de Nida).
    • Una vez en Smiltyne es sencillo moverse por el Istmo. Si vais en coche sólo hay que conducir hacia el sur por la única carretera principal. Si llegáis en bici sólo tenéis que seguir el carril bici, bien señalizado. Y si llegáis andando podéis optar por tomar un bus, un taxi o alquilar una bici.
    • En principio, en temporada alta también hay un servicio de ferry rápido para peatones y bicicletas que llega a las localidades de Juodkrantė y Nida directamente desde Klaipeda, aunque hemos encontrado informaciones contradictorias sobre la regularidad de este servicio. Consultadlo.
    • Recomendamos planificar bien la visita al Istmo de Curlandia, ya que la dependencia de los horarios de ferry, la duración de los trayectos en barco y la entrada/salida del Istmo por carretera pueden conllevar una importante inversión de tiempo que debe tenerse en cuenta.
  • Mapas: 1 | 2 | 3
  • Turismo oficial: visitneringa.com
  • Precios: Curlandia no es de lo más barato de Lituania, aunque son precios razonablemente asequibles. Una habitación doble en uno de los hoteles más modestos de Juodkrantė nos salió por 52€. Cruzar en ferry (y volver), con coche + 2 pasajeros costó 12€. Hay un peaje de entrada que cuesta 8€. Comer nos salió a una media de 7€/persona. El alquiler de una bici rondaba los 3,50€ la hora.
  • Alojamiento:
    • Nosotros nos alojamos 2 noches en Juodkrantė, en el EGLIŲ SLĖNIS***. No habíamos reservado con antelación (en este caso fue un error), así que acabamos allí por casualidad. Fue el más barato que encontramos con diferencia en la zona, aunque sus tarifas en temporada alta han subido mucho. Tiene wifi y parking gratis. No es mala opción, pero nada del otro mundo.
    • Listado de hoteles en el Istmo de Curlandia.

Fotos: (1, 8 y 9) Duna Parnidis (2 y 3) Colina de las Brujas (4) Juodkrante (5 y 6) Reserva natural de Nagliu (7) Casa-museo de Thomas Mann en Nida (10) Sendero para bicis cerca de Preila. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

Post relacionado

Viaje a los Países Bálticos y Helsinki: ruta y presupuesto

Recién llegados de nuestro viaje por Lituania, Letonia, Estonia y Helsinki (Finlandia), nos disponemos a ...

2 comments

  1. Conocimos el destino en un crucero por el Báltico y nos encantó. Muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *