Home » Europa » Escocia » Qué ver en Edimburgo (Escocia). 10 visitas imprescindibles
Que ver en Edimburgo (Escocia) - 10 visitas imprescindibles

Qué ver en Edimburgo (Escocia). 10 visitas imprescindibles

Edimburgo, inicio de nuestra ruta por Escocia, nos ganó desde el primer minuto. Un par de horas callejeando y ya la teníamos en el top de las ciudades más bonitas de Europa. Dedicamos cinco días a explorarla y nos quedamos con ganas de más. Su Old Town y su New Town son dos mundos diferentes separados por las vías del tren y cada una tiene su encanto. No en vano, ambas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1995. En pocos minutos puedes pasar de los callejones medievales del casco viejo a las anchas avenidas neoclásicas de la ciudad nueva. En este post destacamos los 10 lugares que ver en Edimburgo según nuestro criterio.

  • Si buscas hotel en Edimburgo, te recomendamos este buscador
  • Para comparar precios de vuelos a Edimburgo te sugerimos este buscador

1. Castillo de Edimburgo

El Castillo de Edimburgo, del s.XII, es una fortaleza ubicada en pleno centro de la ciudad sobre la Castle Rock. En sus más de mil años de historia ha sufrido numerosos sitios y ataques, jugando un rol muy importante en las guerras de independencia escocesa y los levantamientos jacobitas. Actualmente pertenece a Historic Scotland (se puede acceder con la Scotland Explorer Pass) y es la atracción turística de pago más popular de Escocia. En su interior hay varias visitas imprescindibles: la Capilla de Santa Margarita, el cañón One O’Clock (que abre fuego cada día a las 13h), el National War Museum, la Sala de la Corona (con los tesoros reales y la famosa “Piedra del Destino”), el enorme cañón Mons Meg y el Gran Salón. La visita puede llevar 2 horas. Recomendamos hacerla con audioguía (en castellano). [Ver precios y horarios en la web oficial]. En la esplanada de acceso acontece cada año el gran festival “Military Tattoo“.

2. Royal Mile

La Royal Mile es la principal avenida de la Old Town de Edimburgo. En realidad, es un sobrenombre para la sucesión de calles que van desde el castillo hasta el Palacio de Holyrood, las dos dependencias reales más importantes en sus tiempos. De ahí su nombre (y de su longitud, claro). A lo largo de esta calle hay un buen número de edificios de época victoriana, restaurantes, bares y algunas de las atracciones turísticas más populares, como “The Scotch Whisky Experience“, la “Camera Obscura“, la Catedral de St. Giles (s.XII), el mosaico “Heart of Midlothian“, la Estatua de Adam Smith, la  Mercat Cross (típica de muchos pueblos y ciudades escocesas) y una pila de callejones (llamados “closes“), entre los que destaca el turístico “Mary King’s Close“, al que se accede con visita teatralizada de pago.

3. Holyrood Palace

El Palacio de Holyrood es la residencia oficial de la monarquía británica en Escocia y fue el hogar de los reyes y reinas escoceses durante siglos. Aunque el edificio actual (con una fachada preciosa) pertenece al periodo de 1671–1678, en la misma ubicación hubo una abadía del s. XII que ya actuaba como residencia real en siglos precedentes. La visita (1h 30′ aprox., con audioguía en castellano incluida) consiste en un recorrido por numerosas habitaciones de los s.XVI y XVII lujosamente decoradas (y aún en uso), los jardines y las ruinas de la antigua Abadía de Holyrood, que se encuentra detrás del palacio. [Ver precios y horarios en la web oficial]. Justo en frente se puede visitar el moderno Parlamento de Escocia e inmediatamente al sur la atracción “Our Dynamic Earth“, sobre el proceso de creación de La Tierra.

4. Calton Hill

Quizá nuestro lugar favorito de la ciudad. La colina de Calton Hill, situada en el extremo Este de la New Town, no solo es perfecta para contemplar el skyline de Edimburgo (¡lo recomendamos al atardecer!), sino que también alberga edificios y monumentos que la hacen atractiva desde fuera y desde dentro. Tras una sencilla subida por el parque se puede ver el National Monument of Scotland (inaugurado en 1829 e inspirado en el Partenón de Atenas), el monumento a Nelson (de 32 m.), el Observatorio de la ciudad y el coqueto memorial de Dugald Stewart, protagonista de la típica panorámica de Edimburgo.

Estos son los 3 tours que nosotros hicimos en Edimburgo. ¡Muy recomendables!

5. Arthur’s Seat

El Arthur’s Seat es el principal pico del parque Holyrood (251 m). Se puede acceder a él en una excursión de 1h (por trayecto) desde el Palacio Holyrood. Es un paseo que realiza mucha gente, pero hay que llevar calzado adecuado, agua y quizá un picnic para tomar arriba. Algunos incautos, como nosotros, toman el camino largo y acaban recorriendo varias colinas, así que atentos a las señales desde el palacio. Hagáis el camino que hagáis, el premio final serán unas tremendas vistas sobre Edimburgo y sus alrededores, incluyendo el Mar del Norte y el Forth Bridge.

6. New Town

La New Town de Edimburgo fue construida entre 1767 – 1850 y alberga gran cantidad de edificios neoclásicos y georgianos, como la Georgian House. Su avenida principal es Princess Street, ideal para ir de compras y tener unas buenas vistas de la Old Town y el castillo. Esta calle alberga el majestuoso monumento gótico a Sir Walter Scott y el imponente Hotel Balmoral con su gran reloj (por cierto, allí es donde J. K. Rowling terminó Harry Potter). También allí puedes visitar la Scottish National Portrait Gallery, aunque a nosotros nos pareció mucho más interesante la Scottish National Gallery. Está ubicada en The Mound, pequeña colina artificial que une la Old Town y la New Town, y alberga una importante colección de arte desde el Renacimiento hasta el Postimpresionismo. Ambas son gratis y se visitan en poco menos de una hora.

7. Old Town (sur)

Ya hemos hablado del corazón de la Old Town, pero hay varios lugares que nos gustaría destacar en la zona sur. A esta parte de la ciudad vieja, ubicada a una altura más baja, se suele acceder por Victoria Street, preciosa calle llena de tiendecitas y fachadas coloridas que muchos conocerán por haber inspirado el Callejón Diagón de Harry Potter. Desde allí se llega a Grassmarket, plaza muy turística con varias terrazas y buenas vistas del castillo. Otro lugar que recomendamos visitar en esta zona es el cementerio Greyfriars, con la tumba del legendario perro Bobby y su estatua. Los aficionados a Harry Potter pueden buscar la “tumba de Voldemor”, echar un vistazo al colegio George Heriot (¿Hogwarts?) o entrar al cercano “The Elephant House“, bar donde J.K. Rowling dio a luz su historia cuando apenas tenía dinero para pasar el mes.

8. National Museum of Scotland

Seguimos en la zona sur de la Old Town, pero es que el Museo Nacional de Escocia merece capítulo propio. De hecho, se trata de la atracción turística más visitada de Escocia. Su impresionante colección, que intercala ciencia, tecnología, moda, antropología, astronomía y muchas otras áreas, es ideal para adultos y niños. Entre otras cosas sorprendentes, puedes encontrar a la famosa oveja Dolly, avionetas, motos, ordenadores antiguos, restos de meteoritos, esqueletos de dinosaurios, etc. Una exposición muy visual e interactiva dividida en 5 niveles, para los que conviene reservar al menos 1h 30’… aunque te podrías pasar una mañana fácilmente. ¡Y es gratis! [Ver horarios en la web oficial]

9. Royal Botanic Garden

El Royal Botanic Garden Edinburgh, ubicado al norte de la New Town (unos 10′ en bus con el 8, 23 ó 27 desde Princess Street/National Gallery), es un enorme jardín botánico establecido en 1670. Alberga alrededor de 300.000 plantas de 13.000 especies diferentes separadas por colecciones. Destacan, por ejemplo, la ladera china, el arboreto, el jardín de plantas alpinas, el jardín escocés o el jardín conmemorativo de la Reina Madre. En general, es un lugar fantástico para dar un relajado paseo (y gratis). [Ver horarios en la web oficial]. Si tienes tiempo y más ganas de caminar, puedes seguir el curso del río Water of Leith y llegar hasta la apacible Dean Village, una coqueta zona residencial con aspecto de pueblo.

10. Royal Yacht Britannia

El “Her Majesty’s Yacht Britannia”, o “Royal Yacht Britannia“, fue el Yate de Estado de la monarquía británica entre 1954 y 1997.  Se calcula que en este tiempo navegó más de 1.000.000 de millas. Su principal huésped fue la Reina Isabel II, aunque en él viajaron personajes como el príncipe de Gales y Lady Di, que lo usaron para su luna de miel. Su ubicación (30′ desde el centro con el bus nº34 hasta Ocean Terminal) y la tarifa de acceso pueden echarte atrás, pero realmente es una visita muy interesante y la audioguía en castellano hace que el recorrido se haga muy ameno (calcula 1h 45′ en el barco). [Ver precios y horarios en la web oficial]. Nosotros no tuvimos más tiempo, pero un guía nos recomendó que luego paseásemos por el barrio de Leith, zona menos turística de la ciudad y muy de moda entre locales y expatriados.

Aquí van algunas excursiones populares desde Edimburgo:

Puedes ver más en Civitatis o GetYourGuide.

Foto portada: Vistas de Edimburgo desde Calton Hill. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *