Home » España » Castilla y León » Visitar Zamora en un día

Visitar Zamora en un día

Aunque Zamora no es de esas ciudades que se suela tener en cuenta en las principales rutas turísticas por España, lo cierto es que esta pequeña capital de provincia, con poco más de 60.000 habitantes, tiene muchos argumentos para sorprender al viajero/a. La visita básica puede completarse en una mañana y permite disfrutar de sus principales atractivos: la arquitectura románica, el centro histórico medieval, las vistas sobre el río Duero y, sobre todo, su ambiente tranquilo y acogedor. Resulta una delicia pasear por su casco antiguo, libre de masas y con ese aroma local del que tanto se jactan otros lugares que ya lo han perdido.

Visitar Zamora - Calle Balborraz

Breve historia de Zamora

Se atribuye a los romanos la fundación de Zamora con el nombre de Ocelo Durii (“Ojo del Duero”), destacada población de la Vía de la Plata. Este hecho, sin embargo, sigue siendo debatido y algunos estudiosos señalan la cercana Villalazán como la auténtica Ocelo Durii. Sea como fuere, la historia de Zamora nos habla de conquistas y reconquistas. En tiempos romanos sobresale el nombre de Viriato, guerrero lusitano que venció en numerosas ocasiones a los ejércitos de Roma y que pudo haber nacido en la actual provincia de Zamora. La bandera local toma de él su emblema y no faltan menciones a su figura por toda la ciudad. Ya en la Edad Media, Zamora pasó de mano en mano en repetidas ocasiones entre musulmanes y cristianos, no siendo hasta mitad del siglo XI cuando Fernando I de León reconstruyó una ciudad completamente devastada por las guerras.

Visitar Zamora - Puerta del Obispo

Tras la muerte del monarca se produjo uno de los capítulos más conocidos de la historia de España, pues la división del reino entre sus hijos provocó una feroz lucha fratricida en la que Zamora, defendida por Doña Urraca, sería gran protagonista. Su hermano Sancho II, que acabaría asesinado a los pies de la muralla, sometió la ciudad al famoso “Cerco de Zamora” durante 7 meses, dando lugar a la conocida frase “No se ganó Zamora en una hora”. Otro episodio histórico de gran relevancia fue la conferencia de paz entre Alfonso I de Portugal y el rey Alfonso VII de León en 1145, en la que se firmó el Tratado de Zamora y que supuso el origen de Portugal como reino independiente.

Qué visitar en Zamora

La ruta monumental por Zamora, o ruta románica, suele iniciarse en la Plaza Mayor y consiste en un recorrido de poco más de unos 2km hacia el castillo y la catedral, terminando normalmente en las cercanas “Aceñas de olivares”, a orillas del Duero. Todo esto puede hacerse fácilmente en dos o tres horas, dependiendo de cuánto nos entretengamos en cada visita, de si decidimos entrar a algún museo o de si nos detenemos a tomar unas tapas (algo realmente aconsejable).

Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Zamora, como no podría ser de otro modo, se ubica en pleno corazón del casco antiguo. Allí destacan cuatro elementos: el Ayuntamiento Viejo, construido en 1493 y reconstruido en estilo plateresco a inicios del s.XVII; el nuevo Ayuntamiento, que ejerce como tal desde 1950 y se encuentra justo enfrente; el Monumento al Merlú, una estatua de 1996 en homenaje a las procesiones de Semana Santa; y la Iglesia de San Juan (s.XII), con su característico rosetón. Zamora, conocida como una de las joyas del románico en España, cuenta con 14 iglesias de este estilo en su casco histórico, aunque sin duda ésta es de las más destacadas.

Visitar Zamora - Ayuntamiento ViejoVisitar Zamora - Merlú Visitar Zamora - Iglesia San Juan

Calle de Ramos Carrión y alrededores

La Calle de Ramos de Carrión nos llevaría directamente hasta el castillo desde la Plaza Mayor, aunque por el camino cambiará de nombre y en nuestra ruta haremos algunos desvíos. Podemos, por ejemplo, salir de la plaza en dirección a la Iglesia de Santa María la Nueva, construida en 1158 y con una pila bautismal del s.XIII; bajar hasta la Plaza de Viriato, saludando a la estatua del héroe; y cruzar Ramos de Carrión para visitar otra iglesia románica, la de San Cipriano (s.XI), una de las más antiguas, pero también de las más restauradas.

Rúa de los Francos y alrededores

Si volvemos a Ramos de Carrión (que en este punto se convierte en Rúa de los Francos) y continuamos nuestra ruta en dirección al castillo, nos encontraremos en seguida con la Iglesia de la Magdalena (s.XII), una de las más importantes de la ciudad. Sobresale por su portada principal y por el exquisito sepulcro románico de su interior. Siguiendo por la misma calle no tardaremos en encontrar a mano izquierda otra iglesia, la de San Ildefonso. Aunque su estructura principal también es románica, lo primero que veremos de ella es su fachada neoclásica del s.XVIII.

Visitar Zamora - Iglesia de Santa María MagdalenaVisitar Zamora - Iglesia San Ildefonso

Desde ahí podemos pasar bajo el arco que nos lleva a la plaza de Fray Diego de Deza para contemplar la fachada meridional de la iglesia, con el campanario y la entrada principal. Después de visitar el interior hay que bajar hasta la Plaza de Arias Gonzalo para acceder al Mirador del Troncoso, que nos regala unas espléndidas vistas sobre el Duero y el Puente de Piedra a mano izquierda. También se pueden ver los escasos del restos del Puente Viejo (de época medieval) en la otra orilla del río, a mano derecha.

Visitar Zamora - Puente de Piedra

Catedral de Zamora

Si abandonamos el mirador por la estrecha y coqueta Calle del Corral de Campanas, nos plantaremos en seguida junto al Palacio de Arias Gonzalo, más conocido como “Casa del Cid“, ya que -según la tradición- allí se crió el famoso caballero. No se puede visitar, pero el conjunto en sí es muy valioso por ser un ejemplo único de arquitectura civil románica. Desde este punto ya podremos ver la imponente Catedral de Zamora. Ahora bien, estamos en la ciudad del románico, así que no esperéis ver la típica catedral gótica con espigadas torres y enormes vidrieras. La Catedral de Zamora, consagrada en 1174, es de estilo románico, aunque muchos elementos añadidos a posteriori pertenecen a otros estilos.

Visitar Zamora - Catedral

Lo más característico de la catedral, sin duda, es el cimborrio de influencia bizantina, con un curioso revestimiento de escamas de piedra y cuatro torrecillas en las esquinas rematadas con sus propias cúpulas. Otro elemento de gran valor es la Puerta del Obispo, la única románica que se conserva, con valiosos relieves en los laterales y un equilibrio perfecto en sus proporciones. Por último, en el exterior también destacada la Torre del Salvador, de 45 m, construida en el s.XIII en estilo románico.

Visitar Zamora - Catedral

En el interior de la catedral sobresalen el Claustro del s.XVII (sobrio, sin decoración) que da acceso al Museo Catedralicio; la Capilla de San Miguel, la más antigua, de estilo renacentista; la Capilla de San Ildefonso, también de estilo renacentista, pero más bella y más profusamente decorada; el Coro, con sillería de 1505; y la Capilla Mayor, con el Retablo Mayor de 1775. [Consultad horarios y precios en la web oficial].

Castillo de Zamora y alrededores

Justo detrás de la catedral se encuentra el Castillo de Zamora, o lo poquito que queda de él. Del castillo original no se sabe a ciencia cierta la fecha de construcción, pero se cree que habría sido levantado en tiempos de Fernando I de León, en el s.XI. En todo caso, quedan escasos restos de esa época. Hoy en día, de hecho, apenas se conservan tres pequeñas torres restauradas, algún tramo de muralla, parte del foso y las ruinas del patio de armas. En todo caso, el Castillo de Zamora nunca fue uno de estos castillos semejantes a palacios, sino una fortaleza defensiva en toda regla. [Más info y horarios en romanicozamora.es]

Visitar Zamora - Castillo

Formando parte del castillo se puede visitar el Museo Baltasar Lobo, famoso escultor local cuyas obras también habremos visto por la ciudad. Y al norte del castillo, más allá del parque ajardinado y junto a la iglesia románica de San Isidoro, podemos contemplar el Portillo de la Lealtad, llamado hasta hace no mucho “Portillo de la Traición”. Según la leyenda, por esta puerta volvió a la ciudad Vellido Dolfos después de haber asesinado al Rey Sancho II durante el Cerco de Zamora. Algunos lo consideraron traición hacia el legítimo rey y le tacharon de villano, mientras otros lo consideran héroe defensor de la ciudad.

Aceñas de Olivares

Para terminar esta propuesta de recorrido clásico hay que volver hacia el sur, pasando de nuevo frente al castillo, la catedral y la Casa del Cid. Después cruzaremos la Puerta del Obispo, del s.XI, desde donde volveremos a tener unas buenas vistas sobre el Duero, y descenderemos hasta las Aceñas de Olivares. Estos antiguos molinos, que ya estarían en funcionamiento allá por el s.X, produjeron harina de trigo durante siglos, hasta que en el s.XIX quedaron en desuso. En 2008 se recuperaron para el turismo y actualmente albergan un centro de visitantes, la reconstrucción de un martillo pilón, un batán, etc., así como varias exposiciones. [+ info y horarios en romanicozamora.es]

Visitar Zamora - Aceñas de Olivares

Otros lugares que ver en Zamora

En esta ruta no hemos hecho mención de muchas otras iglesias románicas que se encuentran dispersas por el casco antiguo ni de los diferentes museos de Zamora, como el de la Semana Santa, el Museo Etnográfico de Castilla y León o el Museo de Zamora. Tampoco hemos hablado del Palacio de los Momos y de otro de los sorprendentes atractivos de la ciudad: sus edificios modernistas. Los pocos que pudimos ver nosotros se encontraban en la preciosa Calle Balborraz (primera foto del post), pero si os interesa el tema os sugerimos que le echéis un vistazo a este interesante artículo sobre el modernismo en Zamora. Tampoco pudimos explorar a fondo el arte del tapeo en Zamora, más allá de un par de bares, así que aquí os enlazamos otro post con info sobre las mejores tapas de Zamora. ¡Esperamos que disfrutéis de vuestra visita a la ciudad!

Información práctica para visitar Zamora

  • Ubicación: Zamora, Castilla y León, España (ver mapa al pie)
  • Cómo llegar:
    • Por carretera. Desde Madrid se invierten unas 2h 40′ en llegar a Zamora. Se toma la A-6 dirección A Coruña y no se abandona hasta Tordesillas, donde empalmaremos con la A-11, que nos lleva directos a la ciudad. Desde la turística Salamanca se puede hacer una excursión de ida y vuelta (unos 50′ de trayecto por la A-66). Si necesitáis alquilar coche, os recomendamos que comparéis precios en RentalCars, que suele mostrar las mejores tarifas.
    • Bus. Zamora tiene una estación de bus que conecta con las principales localidades de Castilla y León, el norte de España y Madrid, así como algunos destinos del sur. El grupo Avanza opera la ruta a Madrid, el grupo ZamoraSalamanca opera la ruta a Salamanca y otras compañías como ALSA o Eurolines también cubren bastantes destinos.
    • Tren. Zamora también tiene estación de tren, pero los únicos destinos directos son los que se encuentran en la ruta Madrid-Galicia (Segovia, Ourense, A Coruña…). Para llegar desde otras ciudades se depende de los enlaces. Más info en la web de RENFE.
    • Avión. Zamora carece de aeropuerto y los más cercanos (Salamanca, Valladolid y León) no están especialmente bien conectados, así que no es una vía muy recomendable para ir hasta allí. Si de todos modos queréis ver precios de vuelos a esos destinos, os sugerimos que lo hagáis con Skyscanner.
  • Información turismo Zamora: Zamora-Turismo.com
  • Hoteles en Zamora:
    • Esta visita la hicimos de paso en nuestra ruta entre Salamanca y Ponferrada, así que no podemos recomendar ningún alojamiento de primera mano. De todos modos, aquí os dejamos un listado de hoteles para que podáis comparar.
    • Si lo preferís, podéis buscar apartamentos de Airbnb. Si os registráis con nuestro enlace recibiréis un suculento descuento de bienvenida.


Ver mapa de Zamora en una nueva ventana.

Fotos: (1) Calle Balborraz (2) Puerta del Obispo (3) Ayuntamiento Viejo (4) Monumento al Merlú y Ayuntamiento (5) Iglesia de San Juan en la Plaza Mayor (6) Iglesia de la Magdalena (8) Puente de Piedra desde las cercanías del Mirador del Troncoso (9 y 10) Catedral de Zamora (11) Castillo de Zamora (12) Aceñas de Olivares. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero. (7) Iglesia de San Ildefonso. Autoría: KarSol, vía Shutterstock.

* Nota: este post contiene enlaces de afiliado. ¡Gracias por colaborar! -> [+ info]

Un comentario

  1. Muy interesante lo que compartes,
    gracias

    Nicolas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *