Home » Europa » Bosnia y Herzegovina » Qué visitar en Mostar (Bosnia)

Qué visitar en Mostar (Bosnia)

En el transcurso de nuestra ruta por los Balcanes tuvimos oportunidad de conocer diversas localidades bosnias. Entre ellas, por supuesto, no podía faltar Mostar, ciudad que todos relacionamos con las cruentas Guerras Yugoslavas de principios de los ’90. Su Puente Viejo, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2005, es el lugar más visitado de la ciudad y todo un símbolo de reconciliación en Bosnia-Herzegovina, pero no es su único atractivo turístico. Tanto si planeáis hacer una excursión a Mostar desde Dubrovnik, como si vais a estar de paso en una ruta por Bosnia, esperamos que este post os sea de ayuda para planificar vuestra visita.

Puente Viejo de Mostar - Visitar Mostar - Que ver en Bosnia

Breve historia de Mostar

Aunque los hallazgos arqueológicos demuestran la presencia de poblados prehistóricos y asentamientos romanos en las orillas del río Neretva, Mostar no es mencionada en ningún documento histórico hasta 1474. Su nombre hacía referencia al puente de los guardadores (mostari), un puente de madera usado por comerciantes, soldados y viajeros. Por aquel entonces, Mostar apenas consistía en una docena de casas en territorio otomano, pero su fortificación durante el s.XVI y el reemplazo del puente de madera por uno de piedra en 1566 la convirtieron en un importante centro administrativo de la región Herzegovina.

Visitar Mostar - Que ver en Bosnia

Mostar formó parte del Imperio Austrohúngaro entre 1878 y 1918, año en que se formaría el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos (más tarde Yugoslavia). La independencia de Bosnia y Herzegovina, proclamada en marzo de 1992, marcaría una de las etapas más tristes de Mostar, al igual que ocurriría en el resto de Bosnia. Durante 18 meses, entre abril de 1992 y diciembre de 1993, la ciudad fue sometida a un brutal sitio en el que se perdieron miles de vidas y que supuso la destrucción parcial o completa de su patrimonio cultural. Con los Acuerdos de Dayton (noviembre de 1995) se puso fin a la guerra y comenzó el proceso de reconstrucción del país. En Mostar, la presencia del ejército español se prolongó 12 años y su huella es recordada en numerosos lugares.

Visitar Mostar

Mostar cuenta con poco más de 100.000 habitantes y no es una ciudad excesivamente extensa, por lo que resulta muy sencillo recorrerla a pie (o al menos su centro histórico). Así pues, no es descabellado visitar Mostar en un día y, a decir verdad, si no tenéis un interés muy profundo por esta ciudad, es tiempo más que suficiente para conocer los lugares imprescindibles.

Puente de Mostar

La joya de la corona, como ya sabéis, es el Stari Most (Puente Viejo), más conocido como Puente de Mostar. Durante décadas (o siglos) existió en su emplazamiento actual un puente de madera que dio nombre a la ciudad, pero que fue substituido por el actual de piedra en 1566. El puente, que cruza el río Neretva uniendo las dos partes de la ciudad, tiene una altura de 29m y en su época fue una de las mayores construcciones de este tipo en Occidente. Fue obra de Mimar Hajruddin siguiendo diseños de su maestro, el famoso Mimar Sinan, arquitecto de muchas de las grandes mezquitas de Estambul.

Puente Viejo - Visitar Mostar - Que ver en Bosnia

Aquella joya islámica se mantuvo en pie durante 427 años, hasta que el 9 de noviembre de 1993 fue deliberadamente destruido por las fuerzas militares croatas en el marco de la Guerra de los Balcanes. Finalizado el conflicto bélico, un comité internacional dirigido por la UNESCO se encargó de la reconstrucción del puente, la cual se llevó a cabo siguiendo el diseño original y usando muchos de los materiales y técnicas que se habían empleado en el s.XVI. El nuevo puente se inauguró en julio de 2004 y un año después fue declarado Patrimonio de la Humanidad junto con el resto del casco histórico de Mostar.

Puente Viejo - Visitar Mostar - Que ver en Bosnia

Desde lejos, el Puente de Mostar es imponente y merece la pena invertir un rato en contemplarlo desde diferentes ángulos. El paseo hasta cualquiera de sus entradas se realiza entre puestos de souvenirs y restaurantes, pero en un ambiente bastante acogedor y que conserva cierto aire rústico pese a todo. Si vais a en temporada alta, probablemente esté tomado por los turistas, pero las vistas del río y la ciudad compensan los posibles agobios. Para profundizar en la historia del puente y la ciudad se puede visitar el Old Bridge Museum.

Centro histórico de Mostar

Además del puente, el área que lo rodea (el casco antiguo de Mostar) también fue incluida en la lista del Patrimonio Mundial. Esta zona, paradigma durante siglos de la convivencia pacífica entre diferentes comunidades (musulmanes, judíos, católicos y ortodoxos), alberga una variopinta muestra de estilos arquitectónicos, entre los que sobresalen las “casas turcas” construidas en el periodo otomano, como la Casa Biscevica (Biscevica Kuca), de 1635, o la Casa Muslibegovic, en manos de la misma familia desde 1750. Pero solo es necesario darse una vuelta por sus calles empedradas y curiosear entre los cafés, las tiendas de artesanías y los puestos de souvenirs, para comprobar que aún se respira cierto aroma turco en el ambiente.

Centro histórico - Visitar Mostar - Que ver en Bosnia

La calle Kujundziluk, en el margen derecho del río y pegada al puente, alberga el Antiguo Bazar de Mostar, conformado hoy por un grupo de tiendas y puestecitos callejeros apilados en pocos metros, además de algunos bares con terrazas con vistas al río o bien excavadas en la piedra, como la del curioso Alibaba Group. Una de las mejores cosas que se pueden hacer en Mostar es perderse por sus calles. Aunque es pequeño, tiene muchos rincones pintorescos que merece la pena explorar, como el “Puente Torcido” (Kriva Cuprija), probablemente no tan antiguo como el Puente Viejo, pero también de época otomana.

Mezquitas

La región de Herzegovina está repleta de mezquitas. En Mostar destacan dos por encima de todas. Quizá la más bella e importante es la Mezquita Karadjoz-Bey, construida originalmente por el célebre Mimar Sinan en 1557. Como tantos otros edificios del país, tuvo que ser reconstruida casi por completo tras la guerra yugoslava. En todo caso, su magnífica cúpula y su altísimo minarete, así como su bello interior, la convierten en una visita imprescindible. Algo más pequeña es la Mezquita Koski Mehmed Pasha, ubicada muy cerca del puente y cuya construcción original se remontaba a 1618.

Karadjoz-Bey Mosque - Visitar Mostar - Que ver en Bosnia

Cicatrices de guerra

Como ya sabéis, Mostar fue duramente castigada durante la Guerra de los Balcanes. Es algo que muchos de nosotros vivimos en televisión, no un conflicto de hace siglos. Un horror que dejó huellas imborrables y que aún es visible en buena parte de sus edificios. Pese que a muchos fueron reconstruidos, derrumbados o remodelados, no son pocos los que se mantienen en ruinas o conservan grandes “cicatrices”. Muchos de ellos permanecen en ese estado a propósito, para recordarles a las nuevas generaciones lo que sucedió y lo que no debería volverse a repetir, como es el caso de la llamada Sniper Tower (usada por francotiradores de ambos bandos) o el Hotel Neretva (o Palacio de Tito).

Hotel Neretva - Visitar Mostar - Que ver en Bosnia

Además de unos cuantos edificios especialmente simbólicos, las marcas dejadas por la artillería y las ametralladoras pueden verse aún en numerosas fachadas de toda la ciudad; tanto en edificios abandonados como en viviendas que aún siguen en uso. Para saber más sobre la guerra se puede visitar el War Photo Exhibition, en la entrada misma del Puente Viejo.

Otros lugares de interés

Caminando por Mostar se pueden visitar también otros lugares quizá menos populares, pero que tienen su encanto, como la Iglesia católica de San Pedro y San Pablo (con su altísimo “Campanario de la Paz”), la Vieja Catedral Ortodoxa de 1873 (aún en reconstrucción), el Cementerio Memorial Partisano ubicado a las afueras, la Plaza España (con el pintoresco edificio Gimnazija Mostar, un gimnasio de la época austro-húngara) o la curiosa estatua de Bruce Lee en Zrinjevac Park. En los alrededores de Mostar, por último, son típicas las visitas al pueblo de Blagaj Tekke (13 km) y las Cascadas de Kravice (40km), aunque nosotros no tuvimos tiempo para conocerlas.

Si vais a visitar Mostar desde Dubrovnik quizá os interese echarle un vistazo a la Excursión a Mostar y las cascadas de Kravice que ofrecen desde Civitatis. Se trata de un tour de 12h que incluye guía de habla hispana y transporte.

Información práctica para visitar Mostar

  • Ubicación: cantón Herzegovina-Neretva, Bosnia y Herzegovina (ver mapa al pie)
  • Cómo llegar:
    • Avión. Aunque Mostar tiene aeropuerto, las conexiones son muy escasas. Los aeropuertos internacionales más cercanos a Mostar son el de Dubrovnik (147km) y el de Split (180km), ambos en Croacia. Vueling y Norwegian tienen vuelos directos con Barcelona y Madrid. También Sarajevo tiene aeropuerto, pero ni está cerca (124km) ni hay conexiones directas con España. En Skyscanner podéis echar un vistazo a precios y horarios de los vuelos.
    • Coche. Quizá la mejor forma de llegar a Mostar es en coche. Nosotros, como dijimos, fuimos con nuestro propio vehículo desde Barcelona, pero entendemos que esto no es lo habitual. La mayoría de turistas alquilan un coche en el aeropuerto de Dubrovnik y van hasta allí por su cuenta. Las carreteras no son para echar cohetes, así que conviene calcular unas 2h 30′ siguiendo la ruta que sugiere Google Maps. Si vais a alquilar coche, os recomendamos encarecidamente RentalCars, que siempre suele tener las mejores tarifas. Y recordad que será necesario el pasaporte y la carta verde para el coche, sobre todo si es el vuestro.
    • Bus. Mostar tiene dos estaciones de tren, la principal (en la zona musulmana, la más cercana al centro) y una secundaria en la zona croata. Hay conexiones con Sarajevo y las principales ciudades croatas y del resto de los Balcanes. En esta web se pueden consultar horarios. Desde Dubrovnik tardan entre 2h 30′ y 3h.
    • Tren. También se puede llegar a Mostar en tren, pero actualmente no hay conexiones internacionales, solo destinos domésticos (como Sarajevo). En esta web se puede encontrar más información.
    • Tours guiados. Muchos viajeros, especialmente los cruceristas, llegan a Mostar tomando un tour guiado desde Dubrovnik o Split. El único que conocemos que se ofrezca online en castellano es el de Civitatis, pero podéis encontrar numerosas alternativas en inglés en páginas como Getyourguide o en las calles de Dubrovnik.
  • Dormir en Mostar:
    • Los alojamientos típicos de esta zona de los Balcanes son las “sobes”, que literalmente significa “habitaciones”. Estos establecimientos turísticos son totalmente familiares y normalmente ofrecen un servicio sencillo, pero más que suficiente para pasar la noche. A nosotros una sobe cerca del centro nos costó 30€ con desayuno incluido. Algunas son “difíciles” de encontrar por internet, pero las encontraréis a patadas por la ciudad.
    • Si preferís asegurar el tiro, echad un vistazo a la oferta de alojamientos de HotelsCombined, nuestro buscador preferido. Incluye
    • Una opción de alojamiento muy interesante es Airbnb. Podéis dormir en casas de particulares o bien alquilar apartamentos privados a muy buen precio. Si os dais de alta con nuestro enlace recibiréis 25€ de bienvenida para probarlo.
  • Webs de turismo: Visit Herzegovina | Visit Mostar

Ver el mapa de Mostar en una nueva pestaña

Fotos: (1, 3 y 4) Puente Viejo de Mostar (2) Vistas desde el Puente Viejo con la Mezquita Koski Mehmed Pasha en primer plano (5) Calles del centro histórico de Mostar (6) Mezquita Karadjoz-Bey (7) Hotel Neretva en ruinas. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

* Nota: este post contiene enlaces de afiliado. ¡Gracias por colaborar! -> [+ info]

Un comentario

  1. Me encanta esta ciudad! No solo por las vistas que tiene sino por su historia. Es mágica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *