Home » Europa » Grecia » Qué ver en Atenas (Grecia). 10 visitas imprescindibles
Que-ver-en-Atenas-_-Grecia

Qué ver en Atenas (Grecia). 10 visitas imprescindibles

Durante nuestra ruta por Grecia pasamos tres días en Atenas visitando algunos de sus principales atractivos. Aunque se trata de una ciudad enorme, algo caótica y no especialmente bella, su legado patrimonial es abrumador. Muchos turistas se limitan a visitar la Acrópolis y dedican unas pocas horas a la ciudad, pero si disponéis de más tiempo comprobaréis que Atenas ofrece mucho más. ¡Aquí van nuestras 10 sugerencias sobre lugares que ver en Atenas!

  • Si buscas alojamiento en Atenas te sugerimos este buscador.
  • Para encontrar vuelos a Atenas te recomendamos usar Skyscanner.

1. Acrópolis

  Lee nuestra guía para visitar la Acrópolis

Si solo disponéis de un día para ver Atenas, lo normal es que os centréis en explorar la Acrópolis. Esto os llevará al menos 3 horas, pero merece mucho la pena. La Acrópolis de Atenas se eleva sobre una pequeña colina en el centro de la ciudad y consiste en un conjunto de edificios históricos pertenecientes, en su mayoría, al llamado “Siglo de Pericles” (480 – 404 a. C.).

Por supuesto el templo más destacado es el famoso Partenón (432 a. C.), donde participaron genios como Ictino, Calícrates o Fidias. El recinto amurallado de la parte superior también incluye el templo de Atenea Niké, el Erecteion y los Propileos, obras maestras de la Grecia clásica. En la parte sur de la colina, además, podréis visitar impresionantes construcciones como el Odeón de Herodes Ático o el Teatro de Dioniso.

Existe la posibilidad de comprar una entrada combinada que también incluye la Biblioteca de Adriano, el Ágora Antigua y su museo, el Ágora Romana, Kerameikos y su museo, el Liceo (Lykeion) y el Templo de Zeus Olímpico.

 Adulto: 20€ | Reducida: 10€ | Combinada: 30€ | Entrada sin colas
 De 8 a 19.30h en temporada alta (hasta anochecer en general). Cierre en festivos.
 odysseus.culture.gr

2. Museo de la Acrópolis

Los tickets para la Acrópolis no incluyen la visita al Museo de la Acrópolis, que se encuentra muy cerca de la entrada sur del recinto. Este amplio y moderno museo de tres plantas, inaugurado en 2009, alberga algunos de los más importantes hallazgos realizados en la colina de la Acrópolis y sus inmediaciones. Se pueden ver desde las primeras piezas arcaicas encontradas hasta algunas de las obras de arte más preciadas de los principales templos, como el friso del Partenón o cinco de las Cariátides originales del Erecteion.

 Adulto: 5€ | Reducida: 3€ | Entrada sin colas
 De 8 a 19.30h en temporada alta (salvo lunes y viernes). Cierre en festivos.
 theacropolismuseum.gr

3. Barrio de Plaka

Plaka es un barrio histórico de Atenas y el lugar más antiguo de la ciudad. Ubicado inmediatamente al noreste de la Acrópolis, Plaka se caracteriza por sus callejuelas laberínticas y serpenteantes que recuerdan claramente al periodo de ocupación otomana. La zona, abarrotada de cafés, tavernas típicas y tiendas de artesanía o souvenirs, estuvo habitada desde la antigüedad, pero su aspecto actual se remonta a mediados del s.XVIII y principios del s.XIX, cuando se construyeron la mayor parte de sus casas y villas de estilo neoclásico.

Además de recorrer la calle Adrianou, arteria principal de Plaka, o tomar algo en la animada Plaza Filomousou Eterias, no hay que perderse la zona de Anafiotika, un pequeño y coqueto rincón del barrio con entidad propia y alma de pueblo. Entre los monumentos y lugares de interés destacan especialmente el Ágora Romana (con la Torre de los Vientos, la Biblioteca de Adriano, la Mezquita Fethiye, etc.) y el Monumento de Lisícrates, del 335 a.C.

4. Monastiraki

Monastiraki es un barrio adyacente a Plaka. Toma su nombre del antiguo monasterio ubicado en la Plaza Monastiraki, uno de los centros neurálgicos de la ciudad. Esta plaza, de actividad incesante, está bien comunicada por metro y sirve como punto de inicio de cualquier ruta por la ciudad, así como lugar de encuentro para gente local, turistas, vendedores ambulantes, etc.

En la plaza puede verse la Mezquita Tzistarakis (1759), hoy parte de un museo, y la Iglesia Pantanassa (s.X), donde se encontraba el desaparecido monasterio que da nombre al barrio. Pero quizá lo que más atrae a los visitantes es el sector que rodea la plaza conocido como “Monastiraki Flea Market“, un conjunto de calles que conforman una especie de gran bazar donde se puede encontrar de todo y se puede practicar el regateo. Los domingos está abarrotado.

Desde la plaza no hay que perderse el paseo por la calle Ermou. A solo 200 m de Monastiraki, en medio del camino, os toparéis con la pequeña y coqueta Iglesia Panaghia Kapnikarea (s.XI), una de las más antiguas de Atenas.

5. Plaza Syntagma

Si continuáis recorriendo la calle Ermou hacia el este, al final del camino os toparéis con la enorme Plaza Síntagma, rodeada por amplias avenidas y edificios bastante sosos. La plaza en sí, que consiste en una gran explanada salpicada por árboles aquí y allá, no es que tenga un gran interés a nivel visual, pero es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. También es conocida como Plaza de la Constitución porque allí se congregó el pueblo para obligar al rey Otón I a firmar la Constitución de 1843. En tiempos más recientes fue testigo del suicidio del pensionista Dimitris Christoulas y lugar habitual de protestas durante la depresión griega.

La plaza está flanqueada en uno de sus laterales por el Parlamento de Grecia, un enorme edificio de estilo neoclásico completado en 1843. Frente al parlamento se encuentra la Tumba del Soldado Desconocido, un monumento militar de 1932 con el relieve de un soldado hoplita moribundo. La tumba está constantemente custodiada por los evzones, miembros de la guardia presidencial griega vestidos con trajes tradicionales. Hay cambios de guardia cada hora.

6. Templo de Zeus Olímpico

El Olimpeion, o Templo de Zeus Olímpico, fue el templo más grande de toda Grecia. Su construcción se inició en el 515 a.C. bajo el mandato de Pisístrato, pero las obras requerían tantos recursos y tiempo que tuvieron que cancelarse una y otra vez durante los siglos siguientes. De hecho, fue el emperador romano Adriano quien logró que se finalizase allá por el 131 d.C.

El templo original medía 96 m de largo, 40 de ancho y tenía 104 columnas, cada una de 17 m de altura. De aquella gran construcción solo quedan 15 columnas en pie y no se conserva nada de su interior. Aún así, merece la pena acercarse a visitar el enorme espacio que debió ocupar, hoy cubierto de hierba, y las columnas que aún resisten el paso del tiempo. Además, en una de las esquinas podéis contemplar el Arco de Adriano, erigido hacia el mismo año.

 Adulto: 6€ | Reducida: 3€ | Combinado: 30€
 De 8 a 19.30h en temporada alta (hasta anochecer en general). Cierra en festivos.
 odysseus.culture.gr

7. Ágora antigua

Inmediatamente al oeste de Monastiraki, y muy cerca del Ágora Romana, se encuentra el Ágora antigua o Ágora de Atenas, centro de la vida social, política, religiosa y económica en diferentes etapas de la historia de la ciudad, destacando el periodo clásico. La mayoría de construcciones del complejo arqueológico se encuentran totalmente en ruinas, pero hay al menos dos lugares que hacen del ágora una de las visitas imprescindibles en Atenas. Una de ellas es el Hefestión, o Templo de Hefesto, uno de los templos dóricos mejor conservados. Construido en el 415 a.C., su buen aspecto actual se debe probablemente a su uso como iglesia entre los siglos VII y XVIII.

El otro sitio que no hay que perderse es la Estoa de Átalo, un pórtico del periodo helenístico (hacia mediados del s.II a.C.) reconstruido casi en su totalidad para albergar el pequeño, pero interesante, Museo del Ágora de Atenas. La estoa mide más de 110 m y en sus tiempos albergaba unos 20 locales comerciales.

En el ágora también podéis ver los restos de numerosos edificios ya desaparecidos, como el Odeón de Agripa, además de una iglesia de época bizantina.

 Adulto: 8€ | Reducida: 4€ | Combinado: 30€
 De 8 a 19.30h en temporada alta (hasta anochecer en general). Cierra en festivos.
 odysseus.culture.gr

8. Estadio Panatenaico

El Estadio Panathinaikó, o Kallimármaro, es un estadio de atletismo cuyos orígenes se remontan al siglo VI a.C. y que estuvo destinado en sus inicios a albergar los Juegos de las Panateneas. En el año 140 d.C. Herodes Ático amplió y reconstruyó en mármol el viejo estadio de piedra caliza, dándole un aspecto y capacidad (50.000 espectadores) muy similar al actual. La presente construcción, no obstante, fue remodelada en tiempos contemporáneos con motivo de los Juegos Olímpicos de Atenas 1896, los primeros de la historia moderna.

 Adulto: 5€ | Reducida: 2,50€ (incluye audioguía en castellano)
 De 8 a 19h en temporada alta
 panathenaicstadium.gr

9. Monte Licabeto

Con sus 277 m, el Monte Lycabettus es el punto más alto de Atenas y, por lo tanto, uno de los mejores miradores de la ciudad. Aunque la Acrópolis está algo lejos, las vistas al atardecer, con el monumento iluminado, son realmente bellas. Según la mitología, el monte se formó al deslizarse una gran roca de las manos de la diosa Atenea. En cuanto a su nombre, se cree que puede referirse a la presencia de lobos (lycos) en la zona.

La cima alberga la pequeña capilla ortodoxa de San Jorge, un restaurante y un teatro, entre otras cosas. Para subir se puede optar por caminar (subida larga y empinada al final), ir en coche o tomar el funicular, con servicios frecuentes durante todo el día y parte de la noche (al pie del post podéis ver la ubicación de la estación).

10. Museo Arqueológico Nacional

Si disponéis de al menos dos días para visitar Atenas os recomendamos que os acerquéis hasta el Museo Arqueológico Nacional de Atenas, quizá el museo más amplio en la temática de la Antigua Grecia y uno de los mejores museos arqueológicos del mundo. Cuando lo visitamos, en temporada baja, muchas salas estaban cerradas por falta de personal y aún así pasamos 2 horas allí. Si os gusta el tema, reservad bastante tiempo para esta visita.

El museo tiene 6 colecciones principales (antigüedades prehistóricas, esculturas, metales, vasijas, antigüedades egipcias y antigüedades chipriotas) que abarcan diferentes periodos, desde el neolítico al periodo romano. La joya de la corona es la Máscara de Agamenón, una máscara funeraria de oro tallada hacia el 1.500 a.C. Pero la lista de obras maestras es interminable, desde el Artemisio de Bronce hasta el increíble Mecanismo de Anticitera, pasando por el Jinete de Artemisión o el Efebo de Maratón, por nombrar solo algunas.

 Adulto: 10€ | Menores de 18: gratis
 De 8 a 20h en temporada alta (lunes a partir de las 13h)
 namuseum.gr

 

* Datos de horarios y precios actualizados en 2018

Mapa de los lugares que ver en Atenas


  Ampliar mapa “Qué ver en Atenas” (Grecia)

Excursiones desde Atenas

Atenas es un buen punto de partida para realizar excursiones de un día o de varios días.

Si os interesa visitar islas cerca de Atenas, desde el puerto de El Pireo parten ferries en todas direcciones. En la web de Directeferries podéis encontrar tickets para la mayoría de rutas y navieras. Las islas más cercanas a Atenas son las que conforman el conjunto de las Islas Sarónicas, entre las que destacan Salamina, Egina, Poros e Hidra. Más allá de esta zona, en pleno Mar Egeo, se encuentran las Islas Cícladas, entre las que sobresalen Mykonos, Santorini o Naxos.

  Crucero de un día por Hidra, Poros y Egina

Si lo que queréis es visitar sitios arqueológicos cerca de Atenas entonces tenéis un par de buenas opciones. En dirección oeste, a unas 2h 30′ en coche, se encuentra uno de los grandes clásicos: el mítico Oráculo de Delfos. Las ruinas son fantásticas y el entorno, en el Monte Parnaso, bellísimo. Al sur de Atenas se encuentran las ruinas de Corinto (1h 15′), Micenas (1h 40′) y el Teatro de Epidauro (2h). Es posible verlas en el mismo día, pero si queréis tomarlo con calma os sugerimos hacer noche.

  Tour en español a Corinto, Micenas y Epidauro

Si preferís visitar ciudades o pueblos con encanto cerca de Atenas, os proponemos tres opciones. Un sitio muy popular es Nauplia (Náfplio), ciudad costera y encantadora que podéis visitar en una mañana. Nosotros pasamos por allí en nuestra ruta entre los yacimientos de Epidauro y Micenas. Está a 2h de Atenas. Otra opción, totalmente desconocida para el turista extranjero, es Lebadea (Livadiá). Dormimos allí por casualidad y nos fascinaron sus manantiales. Por último, otro pueblo precioso es Arájova, donde os recomendamos parar si visitáis Delfos.

¿Necesitáis un coche de alquiler para recorrer Grecia? Nosotros siempre usamos este buscador. Compara precios entre diferentes empresas y suele ofrecer las mejores tarifas.

Foto portada: Partenón de Atenas. Autor: Samot, vía Shutterstock.

* Nota: este post contiene enlaces de afiliado. ¡Gracias por colaborar! -> [+ info]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.