Visitar el MNAC de Barcelona

El Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) es uno de los museos de arte más importantes de Cataluña. En cuanto a número de visitantes, en Barcelona solo le supera el Museu Picasso. Y es que a sus famosas colecciones de arte románico, barroco o moderno, se unen también algunas de las exposiciones temporales más estimulantes del panorama actual. En este artículo repasamos la historia del museo, las obras más destacadas y los datos prácticos para vuestra visita.

Guia para visitar el MNAC de Barcelona

Consulta todos nuestros posts sobre Barcelona

Breve historia del MNAC

El Museu Nacional d’Art de Catalunya, conocido popularmente por sus siglas: MNAC, está alojado en el Palau Nacional de Montjuïc. Este palacio se construyó entre 1926 y 1929 con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona 1929, de la que fue sede principal. Después de descartar un primer diseño de Puig i Cadafalch, se escogió el proyecto de los arquitectos Eugenio Cendoya y Enric Catà, que propusieron un estilo clasicista que podría enmarcarse dentro del llamado renacimiento español.

Que ver en el MNAC - Obras imprescindibles

Solo por disfrutar del palacio ya merece la pena visitar el MNAC. Algunos de sus elementos más destacados son: la elegante fachada principal, la cúpula central, las cascadas y escalinatas de acceso, el salón oval, el salón del trono o el salón del té. El enorme palacio, con 50.000 m2, es la sede del MNAC desde 1934. Después de diversas remodelaciones y ampliaciones, tanto de los espacios como del fondo, el museo presenta hoy una de las colecciones de arte occidental más extensa de Europa, con el arte románico como estandarte.

Si piensas visitar otros museos de arte de Barcelona, échale un vistazo al ticket combinado Articket BCN, que permite el acceso a los 6 museos de arte más importantes de la ciudad con un 50% de descuento sobre los precios generales.

Colecciones del MNAC

Las colecciones permanentes del MNAC están distribuidas por sus dos plantas de la siguiente manera:

Planta baja

  • Medieval – románico
  • Medieval – gótico
  • Renacimiento y barroco
  • Sala oval

Primera planta

  • Arte moderno
  • Numismática
  • Sala de la cúpula (Mural de Joan Miró y Joan Gardy)
Además de estos espacios, en el tercer nivel encontraréis un conjunto de tres terrazas-mirador que ofrecen vistas magníficas de la ciudad. Por último, no olvidéis que también podéis visitar, sin cargo extra, las exposiciones temporales de la planta inferior.

20 obras que ver en el MNAC

Visitar un museo tan grande como el MNAC puede ser abrumador, sobre todo si no se dispone de mucho tiempo (el mínimo sugerido es 2 horas). Para facilitaros un poco la tarea, aquí os dejamos una selección de algunas de las obras más importantes del MNAC.

Primera planta

Ábside de Santa Maria d’Àneu

Sala 4. Los frescos del ábside de Santa Maria d’Àneu, del llamado Maestro de Pedret, fueron realizados hacia finales del s. XI y principios del s. XII. En el conjunto se aprecia una mezcla de temas del Antiguo y del Nuevo Testamento, con las imágenes de la Epifanía, los Reyes Magos, la visión de Isaías en el templo de Jerusalén, las ruedas de fuego del carro de Yahvé o los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael ejerciendo de abogados en el día del Juicio Final.

Ábside de Santa Maria d'Àneu - MNAC

Las pinturas murales del MNAC proceden de diferentes iglesias románicas de Cataluña. Para su extracción se usó la técnica del strappo, que consiste en arrancar la superficie cromática traspasándola a un lienzo para su posterior traslado.

Frontal de altar de La Seu d’Urgell

Sala 5. Los frontales de altar eran parte del mobiliario litúrgico de las iglesias, usados para cubrir la cara delantera de los altares. Este frontal del siglo XII es una de las obras maestras de la colección de pinturas sobre tabla del MNAC. En el centro se encuentra la imagen de Cristo en Majestad rodeado por los doce apóstoles en una composición triangular única. Los tres compartimentos rectangulares con sus colores brillantes recuerdan el esplendor de los manuscritos en minatura.

Frontal de altar de La Seu d’Urgell

Pinturas de Sant Climent de Taüll

Sala 7. La decoración del ábside de Sant Climent de Taüll es una obra maestra del románico europeo y, sin duda, el gran símbolo del MNAC. La imponente figura de Cristo Pantocrátor domina la composición y condensa de forma magistral algunas de las características primordiales del románico: antinaturalismo, monumentalidad, exuberancia ornamental, etc. Una inscripción hallada en una columna hace pensar que la obra fue realizada hacia 1123. Se desconoce el autor, al que se bautizó como Maestro de Taüll.

Pinturas de Sant Climent de Taüll

Si os interesa el románico, leed nuestro artículo sobre la Vall de Boí, lugar del que provienen gran parte de los murales del MNAC.

Majestat Batlló

Sala 10. La Majestad Batlló es el mejor ejemplo de imagen tallada en madera que posee el MNAC. Proviene, probablemente, de una iglesia de la Garrotxa (Girona), y simboliza la victoria sobre la muerte de Cristo en la Cruz, un tema muy recurrente en la imaginería del románico catalán. A destacar: su carácter solemne, con una composición marcada por la geometrización, y el aspecto lujoso de la túnica. Su autoría es desconocida, pero se considera que fue tallada a mediados del siglo XII.

Majestat Batlló - MNAC

Pinturas murales de la conquista de Mallorca

Sala 17. Saltamos ahora al estilo gótico para encontrarnos con estas pinturas murales del palacio Aguilar, antaño ocupado por la familia Caldes. Adjudicadas al llamado Maestro de la conquista de Mallorca, fueron realizadas entre 1285 y 1290. Abandonamos aquí la temática religiosa para encontrarnos con un tema histórico: la conquista de la isla de Mallorca por Jaime I de Aragón (el Conquistador), que tuvo lugar en el año 1229. Se trata de uno de los  mejores ejemplos de gótico lineal.

Pinturas murales de la conquista de Mallorca - Obras del MNAC

Plañideros

Sala 19. La tabla de los Plañideros perteneció a las tumbas de Sancho Sánchez Carrillo y de su esposa Juana, ubicadas en una iglesia de Burgos. Fueron enterrados en 1295, y en esta fecha aproximada se ha datado la obra. Del enorme conjunto original que decoraba los sepulcros solo han quedado ocho plafones (todos en el MNAC) y una imagen yaciente conservada en el Cincinnati Art Museum. En el panel de los plañideros, varias personas lloran la muerte del matrimonio.

Plañideros - Qué ver en el MNAC

Mare de Déu dels Consellers (Lluís Dalmau)

Sala 26. La Mare de Déu dels Consellers fue un encargo destinado a decorar la capilla de la Casa de la Ciutat, sede del Ajuntament de Barcelona desde 1369. El valenciano Lluís Dalmau, quien había pasado un largo periodo aprendiendo de los maestros de Flandes, fue el responsable de realizar la obra. En su momento, fue muy innovadora por su formato, su técnica (pintura al óleo) y el original diseño compositivo.

Mare de Déu dels Consellers (Lluís Dalmau) - MNAC

Martirio de san Cucufate (Ayne Bru)

Sala 28. Este martirio se ubicaba originalmente en el retablo mayor del monasterio de Sant Cugat del Vallès. Su autor es Aine Bru, pintor de origen desconocido (probablemente alemán o belga), quien realizó la obra entre los años 1502 y 1507. En este óleo sobre tabla se aprecia claramente la influencia de la cultura flamenca y también del arte veneciano de los siglos XV y XVI.

Martirio de san Cucufate (Ayne Bru) - Obras del MNAC

Cristo con la Cruz (El Greco)

Sala 32. Aunque no se trata de una de sus obras mayores, este óleo del genial Doménikos Theotokópoulos (el Greco) contiene los principales elementos que hicieron único al pintor griego: figuras manieristas muy alargadas con iluminación propia, muy expresivas, ubicadas en ambientes indefinidos y con una gama de colores de fuertes contrastes. El tema es el clásico triunfo de Cristo sobre la muerte, portando la cruz son gesto sereno. Datado en 1595.

Cristo con la Cruz (El Greco) - Qué ver en el MNAC

San Pablo (Diego Velázquez)

Sala 34. Esta obra de juventud de Diego Velázquez, que aún vivía en Sevilla (1619) y todavía no era pintor de la corte real, representa a San Pablo sentado, con un libro que indica su condición de apóstol. Por el uso dramático de la luz y los detalles realistas del rostro del santo, se considera una obra fundamental para entender la influencia de Caravaggio en los pintores barrocos que le sucederían, a menudo conocidos como «tenebristas».

San Pablo (Diego Velázquez) - Cuadros más importantes del MNAC

Segunda planta

Exposición pública de un cuadro (Joan Ferrer Miró)

Sala 43. En la segunda planta del MNAC nos sumergimos de lleno en el arte moderno, con pinturas de finales del s. XIX y principios del s. XX. La Exposición pública de un cuadro (1888), de Joan Ferrer Miró, es un bello ejemplo del llamado realismo anecdótico, una corriente que vino a reflejar la nueva realidad de una clase burguesa interesada en el arte y mecenas de los nuevos creadores. En este caso, la escena refleja la expectación que levanta un cuadro en un escaparate de Inglaterra.

Exposición pública de un cuadro (Joan Ferrer Miró) - Pinturas del MNAC

Granadina (Hermen Anglada)

Sala 49. El barcelonés Hermenegildo Anglada destacó desde muy joven como pintor modernista y con poco más de veinte años ya tenía su propio estudio en París. La Granadina (1914) pertenece a su segunda etapa en la capital francesa, época en la que sus pinturas suelen reflejar temas folclóricos hispánicos, con una gran importancia del cromatismo en las vestimentas.

Granadina (Hermen Anglada) - Imprescindibles del MNAC

La vicaría (Marià Fortuny)

Sala 50. La vicaría (1870) es la pintura más conocida de Marià Fortuny, quien debe buena parte de su prestigio a la fama que llegó a adquirir este cuadro en su tiempo (vendido y revendido en varias ocasiones entre la nobleza europea y copiado hasta la saciedad). Considerada como la obra cumbre de la pintura preciosista, representa la firma de un contrato matrimonial en una vicaría con gran esmero en los detalles.

La vicaría (Marià Fortuny) - Qué ver en el MNAC

Ramon Casas y Pere Romeu en un tándem (Ramon Casas)

Sala 54. Este curioso cartel de 1897 se ha convertido en todo un símbolo del modernismo catalán. La obra representa al propio pintor y al propietario de la célebre cafetería Els Quatre Gats montados en un tándem mientras circulan frente a la silueta de la ciudad de Barcelona. El cartel estuvo expuesto durante años en Els Quatre Gats, donde solían reunirse Picasso, Gaudí y compañía.

Ramon Casas y Pere Romeu en un tándem (Ramon Casas) - Arte moderno en el MNAC

La Paloma (Isidre Nonell)

Sala 63. Isidre Nonell, precisamente un habitual de Els Quatre Gats, fue un pintor barcelonés que siempre se mantuvo al margen de las modas y los gustos populares, enfocándose más bien en personajes marginales y usando una paleta de tonos bastante oscuros. La Paloma (1904) representa la figura de una mujer gitana con gesto abatido, lejos de las habituales actitudes folclóricas de otras obras contemporáneas.

La Paloma (Isidre Nonell) - MNAC

Silla de la Casa Calvet (Atoni Gaudí)

Sala 65. El MNAC alberga una pequeña sección dedicada al mobiliario modernista en su segunda planta. Entre los objetos expuestos destacan los antiguos muebles de la Casa Calvet de Barcelona, y en particular esta silla de 1901 diseñada por Antoni Gaudí y labrada en madera de roble.

Silla de la Casa Calvet (Atoni Gaudí) - Muebles en el MNAC

Escritorio archivador de partituras (J. Maria Jujol)

Sala 66. Otra de las obras notables de esta pequeña colección de muebles es el pintoresco Escritorio archivador de partituras del arquitecto modernista Josep Maria Jujol. Este archivador fue un encargo de Pere Mañach, primer marchante de Picasso, para su domicilio particular. La pieza sobresale por su delirante uso de la policromía y por su original decoración.

Escritorio archivador de partituras (J. Maria Jujol) - Muebles en el MNAC

Una boda (Olga Sacharoff)

Sala 72. La pintora vanguardista Olga Sacharoff, nacida en Georgia (por entonces parte del imperio ruso), se estableció en España cuando contaba algo más de 30 años. Por entonces ya había residido en Múnich y en París, donde había recibido las influencias del expresionismo alemán y del cubismo. En Una boda representa a un amplio abanico de personajes disfrutando de esta celebración, con un estilo luminoso, colorista y un tanto naïf.

Una boda (Olga Sacharoff) - MNAC

Retrato de mi padre (Salvador Dalí)

Sala 73. El MNAC solo posee unas pocas obras de Salvador Dalí, el máximo representante del surrealismo. En este Retrato de mi padre (1925), nos encontramos sin embargo con un joven Dalí que aún no ha viajado a Francia, donde se empapará de pleno en las vanguardias que marcarán su estilo. De hecho, esta obra formó parte de su primera exposición en las Galerías Dalmau. Su padre, con gesto serio y mirada penetrante, fue una persona con la que tuvo una relación complicada.

Retrato de mi padre (Salvador Dalí) - Cuadros importantes del MNAC

Cabeza de Montserrat gritando (Juli González)

Sala 81. Terminamos este repaso a algunas de las obras más importantes del MNAC con Cabeza de Montserrat gritando (1942), del barcelonés Juli González. Esta escultura en bronce es, en cierto modo, un replanteamiento de su exitosa La Montserrat, obra presentada en la Exposición Universal de París en 1937 que se convirtió en símbolo de la resistencia catalana durante la Guerra Civil. Aquí, la figura de Montserrat grita contra la barbarie de la guerra y la represión franquista.

Cabeza de Montserrat gritando (Juli González) - Esculturas del MNAC

MNAC: exposiciones temporales

Aquí os dejamos el listado de exposiciones del MNAC para 2023:

  • Feliu Elias. La realidad como obsesión [hasta 19/03/23]
  • Donación Ferran Garcia Sevilla. Tensiones y revueltas [hasta 28/05/23]
  • Mey Rahola (1897-1959). La nueva fotógrafa [hasta 29/05/23]
  • Archivo Anglada Camarasa [del 02/02/23 al 07/05/23]
  • Borrassà y la catedral de Barcelona [del 23/02/23 al 02/07/23]

Qué ver cerca del MNAC

Información práctica para visitar el MNAC

Dónde está el MNAC

  • El MNAC se encuentra ubicado en la montaña de Montjuïc, cerca de la Plaça Espanya de Barcelona.
  • Ver ubicación exacta en el mapa del final del post

Cómo llegar al MNAC

  • Metro. Una de las formas más cómodas de llegar al MNAC es bajar en la parada «Plaça Espanya» de la Línea 1 de metro (roja). Eso sí, tened en cuenta que desde la parada hay un paseo de unos 10-15 minutos hasta el museo.
  • Tren. Otra forma de llegar al MNAC, recomendada para quienes lleguen desde Manresa, Igualada, Martorell, etc., es usar los trenes de FGC (Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya). La parada se encuentra también en Plaça Espanya, muy cerca de la estación de metro. Las siguientes líneas tienen parada en Pl. Espanya: L8, S3, S4, S8, S9, R5, R50, R6 y R60.
  • Bus. Hay tres buses que paran en las cercanías del MNAC: el 55 (junto al Museu Etnològic), el 150 y el 13 (ambos con parada en la Av. Ferrer i Guàrdia, muy cerca de la Fuente Mágica de Montjuïc). Además, en Pl. Espanya tienen parada un buen número de autobuses.
  • Coche. El MNAC se encuentra en una zona de fácil acceso en coche, próximo a Plaça Espanya. Sin embargo, las inmediaciones son peatonales y están llenas de jardines, fuentes y escaleras, por lo que hay que dar un pequeño rodeo en coche para llegar hasta el aparcamiento del MNAC (parking municipal), que se ubica en un lateral del museo en Carrer del Mirador del Palau Nacional. Si queréis aparcar gratis, podéis probar en la calle que lo rodea por detrás (Av. dels Montanyans) o en la Av. de l’Estadi, cerca del Estadi Olímpic (aunque en este caso tendréis que caminar unos 10 minutos). Si necesitáis alquilar coche nosotros os recomendamos que reservéis en RentalCars, un comparador que suele ofrecer las mejores tarifas.

Horarios del MNAC

  • Lunes cerrado, salvo festivos.
  • De octubre a abril:
    • De martes a sábado de 10 a 18 h
    • Domingos y festivos de 10 a 15 h
  • De mayo a septiembre:
    • De martes a sábado de 10 a 20 h
    • Domingos y festivos de 10 a 15 h
  • Días de cierre: 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.
  • Cierre de taquillas 30 min antes.

Precios del MNAC

  • Entrada general: 12€ (incluye exposiciones temporales, terrazas, etc.)
  • Mayores de 65, menores de 16, minusvalías, etc.: gratis
  • Estudiantes, carnet de bibliotecas, etc.: 8,40€
  • Entrada básica: 2€ (solo terrazas y salas históricas, sin obras de arte)
  • La entrada general al MNAC está incluida en el Articket BCN (por 35€ puedes acceder a los 6 museos de arte más importantes de la ciudad).

Más información en la web oficial del MNAC.

MNAC gratis. La entrada al MNAC es gratis para mayores de 65, profesores, menores de 16, desempleados y personas con discapacidad. Además, entrar al MNAC es gratis todos los sábados a partir de las 15 h, cada primer domingo de mes y las jornadas de Puertas Abiertas (como la Noche de los Museos).

Hoteles cerca del MNAC

Si queréis dormir cerca del MNAC, aquí os dejamos algunas sugerencias populares en la zona:

  • Ayre Hotel Gran Via (900 m). 4* elegante con precios razonables. Pegado a Pl. Espanya y la Fira de Barcelona.
  • Hotel Brick Barcelona (1,1 km). Hotel más sencillo, pero cómodo y económico, a escasos metros del anterior.
  • InterContinental Barcelona (600 m). Excepcional hotel 5* con spa, piscina, terraza panorámica, etc.
  • Una opción de alojamiento interesante es Airbnb. Podéis dormir en casas de particulares o alquilar apartamentos privados a buen precio.

Mapa del MNAC

Ampliar mapa del MNAC
Alquiler de coche en Barcelona

Fotos: (1 y 2) Vistas del MNAC desde la Av. María Cristina (3) Ábside de Santa Maria d’Àneu (4) Frontal de altar de La Seu d’Urgell (5) Pinturas de Sant Climent de Taüll (6) Majestat Batlló (7) Pinturas murales de la conquista de Mallorca (8) Plañideros (9) Mare de Déu dels Consellers de Lluís Dalmau (10) Martirio de san Cucufate de Ayne Bru (11) Cristo con la Cruz de El Greco (12) San Pablo de Diego Velázquez (13) Exposición pública de un cuadro de Joan Ferrer Miró (14) Granadina de Hermen Anglada (15) La vicaría de Marià Fortuny (16) Ramon Casas y Pere Romeu en un tándem de Ramon Casas (17) La Paloma de Isidre Nonell (18) Silla de la Casa Calvet de Atoni Gaudí (19) Escritorio archivador de partituras de J. Maria Jujol (20) Una boda de Olga Sacharoff (21) Retrato de mi padre de Salvador Dalí (22) Cabeza de Montserrat gritando de Juli González. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

* Afiliados: este post contiene enlaces de afiliado. ¡Gracias por colaborar! -> [+ info]
** Código viajero: viajamos de forma independiente (sin patrocinadores, sin aceptar regalos, sin viajes pagados, sin participar en blogtrips o viajes de prensa).

Suscríbete gratis a nuestro boletín.
¡Únete a más de 4.500 viajeros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *