Qué ver en Teruel (ciudad)

Hace ya mucho que los turolenses salieron a las plazas a gritar aquello de “¡Teruel existe!“. Para muchos, aquel lema puso en el mapa a una provincia que había sido históricamente ignorada y que apenas era conocida por el jamón y el frío. Pero lo cierto es que la región tiene mucho que ofrecer a los turistas (a nosotros nos enamoró el Matarraña) y solo su capital ya justifica una escapada. En este artículo os hablamos de algunos de los lugares imprescindibles que ver en Teruel ciudad.

Escalinata de Teruel - Que ver en Teruel ciudad

Consulta todos nuestros posts sobre Aragón

Breve historia de Teruel

Teruel fue fundada en el año 1171 por Alfonso II de Aragón, pero la zona ya había sido habitada anteriormente por los celtíberos, quienes llamaban al lugar Turboleta, y por otros pueblos como los árabes, que habrían tenido un asentamiento conocido como Tirwal. Por su situación fronteriza, no muy lejos de la taifa de Valencia, Teruel recibió ciertos privilegios con el objetivo de atraer a nuevos pobladores. De este modo, la ciudad vivió un periodo de cierto desarrollo durante la Plena Edad Media que, sin embargo, se vio truncado por las pestes.

Plaza del Torico - Que ver en Teruel ciudad

Suscríbete gratis a nuestro boletín.
¡Únete a más de 4.000 viajeros!

El siglo XVI tuvo varias etapas convulsas por la oposición de la ciudad al Tribunal de la Inquisición, aunque el siglo XIX fue mucho más agitado aún, con Teruel como escenario de diferentes asedios y conquistas en la guerra de la Independencia española y en las guerras carlistas. Pero si un acontecimiento bélico marcó la historia de la ciudad este fue la famosa batalla de Teruel (1937-38), en el contexto de la Guerra Civil. Durante el enfrentamiento, que duró más de dos meses, casi 40.000 soldados perdieron la vida y la ciudad quedó parcialmente destruida.

Lugares que ver en Teruel

Teruel es una ciudad pequeña (unos 35.000 habitantes) y fácil de recorrer a pie. Casi todos los lugares de interés turístico están a menos de 10 minutos andando de cualquier otro sitio. Se puede ver Teruel en un día, desde luego, pero si queréis conocer a fondo la ciudad es recomendable reservar un fin de semana entero. Aquí os compartimos algunas de las mejores cosas que hacer en Teruel.

Plaza del Torico

La plaza del Torico es un punto de encuentro obligado en pleno corazón de Teruel. En el centro de la plaza se halla el gran icono de la ciudad: la fuente del Torico. Muchos viajeros esperan encontrarse con una enorme estatua de un toro, pero el Torico hace honor a su nombre: solo mide 0,50 m. Eso sí, se eleva sobre una columna de 7 m, flanqueada en los costados por cuatro cabezas de toro. La estrella es otro símbolo importante en la fuente… y es que varias leyendas relacionan la figura del toro y la estrella con la fundación de Teruel.

Fuente del Torico - Que ver en Teruel ciudad

Una de las historias más conocidas cuenta que Alfonso II, en el contexto de la Reconquista, esperaba una señal para levantar una villa amurallada en la zona. La señal vino cuando un toro enviado por las tropas enemigas se detuvo en una meseta bajo Actuel, una estrella muy brillante. De hecho, el nombre de Teruel provendría según esta leyenda de la unión de “toro” y “Actuel”. En cualquier caso, hoy la estatua del Torico, erigida en 1855, es una de las principales señas de identidad de la ciudad.

Plaza del Torico - Que ver en Teruel ciudad

En la plaza, llena de terrazas y con una bonita iluminación nocturna, también llaman la atención la casa del Torico (nº 13) y la casa la Madrileña (nº 8), ambas diseñadas por el arquitecto modernista Pau Monguió en 1912. Por otra parte, desde la plaza del Torico se accede a los aljibes medievales de Teruel, cisternas subterráneas donde los ricos almacenaban el agua de la lluvia.

Iglesia de San Pedro

La iglesia y la torre de San Pedro forman un conjunto monumental protegido por la UNESCO como ejemplo de arquitectura mudéjar aragonesa. En cuanto a la torre, fue construida en el siglo XIII y fue el campanario de una iglesia ya desaparecida. Esta es la más antigua de las cuatro torres de Teruel y también la más pequeña (25 m). Pagando un extra respecto a la entrada normal se puede subir hasta el campanario y acceder al ándito (galería elevada).

Torre San Pedro - Que ver en Teruel ciudad

Respecto a la iglesia de San Pedro, esta fue erigida ya en el siglo XIV, aunque su decoración interior es de finales del siglo XIX y principios del XX. Este sorprendente interior, de estilo modernista neomudéjar, es obra del arquitecto Pau Monguió y del artista Salvador Gisbert. Algunos de los elementos más notables de la iglesia son el retablo mayor, la bóveda, el claustro mudéjar y el ábside poligonal. La visita guiada es obligatoria e incluye el conjunto mudéjar y el Mausoleo de los Amantes.

Iglesia de San Pedro - Que ver en Teruel ciudad

Mausoleo de los Amantes

En un anexo de la iglesia de San Pedro se ubica el Mausoleo de los Amantes de Teruel. Allí descansan los restos de Isabel de Segura y Juan Diego Martínez de Marcilla, cuyas momias se hallaron en 1555 en una de las capillas de la iglesia. Ya por entonces alcanzaron gran notoriedad (aunque su identidad y su historia no se desvelaron hasta casi un siglo después), pero los amantes no gozaron de un sepulcro digno de su fama hasta 1955, cuando el escultor Juan de Ávalos donó el precioso mausoleo de alabastro y bronce en el que hoy descansan.

Mausoleo de los Amantes - Que ver en Teruel

La leyenda de los amantes se desarrolla en el s. XIII. Juan Diego e Isabel eran dos jóvenes enamorados de distintas clases sociales (él pobre, ella rica) y el padre de Isabel se oponía al matrimonio. Juan Diego logró un plazo de 5 años para hacer riqueza en la guerra, pero volvió demasiado tarde: Isabel acababa de casarse. El enamorado se coló en la habitación del matrimonio y le pidió un beso a Isabel, que se lo negó. Juan Diego murió allí mismo de pena. Más tarde, en el entierro de él, Isabel le dio el beso que le había negado, con tanta pasión que ella también murió. Ambos descansan juntos desde entonces.

Catedral de Teruel

La historia de la Catedral de Santa María de Mediavilla se remonta al 1171, año de fundación de la ciudad. Por entonces era una iglesia más sencilla que fue evolucionando con el tiempo y que no alcanzó su aspecto actual hasta el siglo XVI, cuando fue consagrada como catedral. La torre, que data del 1257, así como la techumbre y el cimborrio, también están protegidas por el Patrimonio de la Humanidad dentro del conjunto de la arquitectura mudéjar de Aragón.

Catedral - Que ver en Teruel ciudad

Al igual que las otras torres de la ciudad, la torre de la catedral está profusamente decorada con azulejos y cerámica vidriada y tiene una apertura en forma de bóveda para facilitar el paso de los transeúntes. En cuanto a la techumbre de madera, de finales del siglo XIII, es considerada por muchos la «capilla sixtina» del mudéjar. El cimborrio, por su parte, fue construido en 1538 y recuerda mucho al de la catedral de Zaragoza. También cabe destacar la fachada neomudéjar de 1909, obra de Pau Monguió.

Techumbre Catedral de Teruel

Por cierto, junto a la fachada Este de la catedral, en la Plaza Fray Anselmo Polanco, se encuentra el Museo provincial de Teruel. Además de tener una bonita fachada, alberga una interesante exposición en cuatro plantas sobre la historia de la provincia y un magnífico mirador en lo más alto. La entrada es gratuita.

Torre de San Martín

La Torre de la iglesia de San Martín es otra de las torres de la ciudad incluidas en el conjunto protegido por la UNESCO. Fue erigida en 1316 y reformada a mitad del siglo XVI, época en la que se derrumban varias casas adosadas para dejar un espacio libre en torno a la torre. Como en los otros casos, se trata de una torre-puerta que deja paso a los viandantes bajo una bóveda apuntada. En la decoración destaca la cerámica vidriada, con el verde y el blanco como protagonistas.

Torre de San Martín - Que ver en Teruel ciudad

Torre del Salvador

La Torre de la iglesia del Salvador completa el conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad. Fue construida no mucho después que la Torre de San Martín, en la cual está inspirada. Una de las grandes diferencias de esta torre respecto a las anteriores es que se encuentra encajonada entre viviendas, aunque también tiene una apertura para permitir el paso de peatones. Sus tres salas interiores albergan el Centro de Interpretación de la Arquitectura Mudéjar Turolense.

Torre del Salvador - Que ver en Teruel ciudad

Escalinata de Teruel

La Escalinata del Óvalo fue realizada en 1921 y tenía como objetivo unir el casco histórico de la ciudad, elevado sobre una meseta, con la recién construida estación de ferrocarril. El autor fue José Torán, quien tomó elementos del mudéjar y del modernismo para crear esta obra clave del neomudéjar turolense. En la escalinata destacan el ladrillo de barro cocido y la piedra tallada, así como la ornamentación cerámica en blanco y verde, o los faroles de influencia modernista.

Escalinata de Teruel

Después de subir y bajar por la escalinata os sugerimos reponer fuerzas en la cercana Plaza San Juan, donde se ubican varios edificios institucionales, como la Diputación provincial de Teruel, y un par de terrazas muy agradables.

Acueducto de los Arcos

También conocido como Traída de las Aguas, este acueducto, que es a la vez viaducto, fue inaugurado en 1558. Su autor fue el arquitecto francés Pierres Vedel, quien ya había participado en la reforma de la Torre de San Martín. Con su construcción se solventó el problema de abastecimiento de agua en la ciudad, muy dependiente de los aljibes medievales. Hoy Los Arcos es considerado una de las obras de ingeniería más importantes del Renacimiento español.

Acueducto de los Arcos - Que ver en Teruel ciudad

No muy lejos del acueducto podéis contemplar el Torreón de La Lombardera y restos de las murallas medievales de Teruel. Aunque quizá el conjunto mejor conservado sea el del Portal de Daroca, a unos 5 minutos a pie. Por otra parte, al sur de la ciudad podéis pasear por el Viaducto viejo, un puente con menos historia (1929), pero que también tiene su encanto y que sirve como mirador de Teruel.

Dinópolis

Un lugar que recomendamos especialmente a quienes vayan a visitar Teruel con niños es Dinópolis. En la provincia de Teruel, donde se han hallado restos de algunos de los ejemplares de dinosaurio más grandes de Europa, hay siete centros Dinópolis, aunque el más grande es el que se encuentra en la capital. Pese a ser un parque relativamente pequeño, es un paraíso para los niños, que podrán disfrutar de recorridos temáticos, museo, simulador, cine 3D, espectáculos, etc.

Dinópolis Teruel

Qué ver en los alrededores de Teruel

  • El poblado ibérico de Alto Chacón (4,5 km)
  • El camino natural del río Guadalaviar (7 km)
  • La ruta de las Tajadas (24 km)
  • El precioso pueblo de Albarracín (37 km)
  • Los estrechos del río Ebrón (37 km)
  • Los pueblos Mora de Rubielos (45 km) y Rubielos de Mora (57 km)

Información práctica para visitar Teruel

Ubicación

  • Teruel, provincia de Teruel, Aragón, España
  • Todas las ubicaciones en el mapa ubicado al pie del artículo

Cómo llegar a Teruel

  • Coche. Teruel se encuentra a medio camino entre Zaragoza y Valencia por la A-23, por lo que resulta muy cómodo llegar desde estas dos ciudades.
    • Para llegar a Teruel desde Barcelona (4h 10 min) podéis ir por la AP-7 hasta la salida 48 (dirección Nules) y seguir por la A-7 hasta la salida 287B, que ya indica Teruel. Algo más largo es el camino por el interior (4 h 45 min), aunque es más barato. En este caso tendríais que ir hasta Tarragona y dejar la AP-7 en la salida 34 (Reus) para empalmar más adelante con la N-420 (Alcañiz), que os llevará directamente a Teruel.
    • Parar llegar a Teruel desde Madrid (3 h 30 min) lo más recomendable es tomar la A-2 dirección Zaragoza hasta la salida 135 (Alcolea/Teruel). Desde allí tendréis un buen trecho por la N-211 hasta empalmar con la A-23 dirección Teruel.
  • Bus. Hay varias compañías operando desde la estación de bus de Teruel, aunque las que ofrecen mayor oferta de rutas son Hife y Samar, con conexiones a Barcelona o Madrid.
  • Tren. Para llegar en tren a Teruel, tanto desde Madrid como desde Barcelona, hay que hacer trasbordo en Zaragoza, donde se toma un regional. Este mismo regional se puede tomar si se viene desde el sur (Valencia).

Webs oficiales

Dónde dormir en Teruel

  • Durante nuestro último paso por la ciudad dormimos algo lejos, así que en esta ocasión no tenemos una recomendación de primera mano. En todo caso, si buscas un hotel con encanto y a buen precio, una opción muy popular es El Mudayyan, con más de 3000 reseñas en Booking y una valoración de 9,2. También te pueden interesar los apartamentos El Canónigo de Teruel o, con algo más de clase, el Hotel Palacio La Marquesa.
  • Si lo prefieres, aquí te dejamos un listado de hoteles en Teruel.
  • Una opción de alojamiento interesante es Airbnb. Podéis dormir en casas de particulares o alquilar apartamentos privados a buen precio.

Dónde comer en Teruel

  • Es difícil comer mal en Teruel, pero ahí van unas cuantas sugerencias a tener en cuenta: Gastrotaberna Locavore (sabores tradicionales, pero en plan moderno), La Bella Neda (asador, para disfrutar de la carne) o el Bar Torreón (platos tradicionales a precios populares).

Mapa de Teruel

Ampliar mapa de Teruel

Fotos: (1 y 12) Escalinata del Óvalo (2, 3 y 4) Plaza del Torico (5) Torre de San Pedro (6) Iglesia de San Pedro (7) Mausoleo de los amantes (8 y 9) Catedral de Teruel (10) Torre de San Martín (11) Torre del Salvador (13) Los Arcos (14) Dinópolis. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

* Afiliados: este post contiene enlaces de afiliado. ¡Gracias por colaborar! -> [+ info]
** Código viajero: viajamos de forma independiente (sin patrocinadores, sin aceptar regalos, sin viajes pagados, sin participar en blogtrips o viajes de prensa).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.