Visita a Sant Pere de Rodes (Girona)

La región del Empordà (Girona) alberga atractivos turísticos para todos los gustos: pueblos medievales, ruinas íberas y romanas, montañas, playas, calas, castillos, etc. En lo cultural, una de las visitas más destacadas es la del Monestir de Sant Pere de Rodes. Por su relevancia histórica, su arquitectura y su fabuloso entorno, está considerado como uno de los monasterios más importantes de Cataluña.

Panorámica del Monestir de Sant Pere de Rodes

Consulta todos nuestros posts sobre la Costa Brava

Breve historia de Sant Pere de Rodes

Los orígenes del monasterio son inciertos y están envueltos en leyendas que se vinculan a los restos de San Pedro. Lo que está documentado es que en el año 878 existía una celda monástica dedicada al santo y que esta fue la semilla que dio lugar al monasterio benedictino, cuya consagración llegaría en el año 944. El máximo esplendor de la abadía se produjo entre los siglos XII y XIII, cuando se consolidó como uno de los principales centros de poder del condado de Empúries.

Refectorio del monasterio de Sant Pere de Rodes

Con la peste negra, la piratería, el bandolerismo y las continuas guerras fronterizas, el monasterio de Sant Pere de Rodes cayó en una larga fase de decadencia que culminó en 1798 con el abandono de los últimos monjes. Los expolios y derrumbamientos amenazaron la supervivencia del cenobio hasta 1930, cuando fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional. Gracias a diferentes etapas de reconstrucción, hoy los visitantes podemos disfrutar de uno de los conjuntos monásticos de estilo románico más relevantes del país.

Qué ver en Sant Pere de Rodes

El monasterio de Sant Pere de Rodes se ubica en la sierra de Rodes, a unos 500 m de altitud. Desde su fantástico emplazamiento se puede contemplar la bahía del Port de la Selva y la parte norte del Cap de Creus. Solo por las visitas ya merecería la pena hacer una excursión hasta allí. Más abajo os explicaremos cómo llegar y qué otros lugares podéis ver en las inmediaciones, pero en este punto vamos a resumir los principales puntos de interés de la visita al monasterio.

Plaza del monasterio de Sant Pere de Rodes

Después de pasar por taquilla (horarios y precios al final del post), os recomendamos descargar el pdf oficial, donde se sugiere el sentido de la visita y se explican los lugares más destacados. La primera visión del conjunto será desde la plaza, donde ya podréis ver las torres del campanario y de defensa. El recorrido, sin embargo, empieza a mano izquierda, bajando hacia la bodega (usada en el siglo XVII, en pleno auge del cultivo de la viña) y continúa hacia la joya de la corona: la iglesia.

Iglesia de Sant Pere de Rodes

La iglesia de Sant Pere de Rodes fue finalizada en el s.XI. Entre sus elementos más notables hay que destacar: el atrio, donde hubo una magnífica portada de Cabestany (s. XII), de la que solo se conservan fragmentos; la nave central, con una altura de 16 m (algo excepcional en el románico) y capiteles de influencia clásica; y la cabecera, con un deambulatorio y una cripta del siglo X. Desde un lateral de la iglesia accederéis al otro gran símbolo del monasterio: el claustro.

Claustro superior Sant Pere de Rodes

El claustro de Sant Pere de Rodes se divide en dos niveles: inferior y superior. El claustro inferior (siglo XI) es un espacio porticado que se soterró para construir uno más grande y que no fue descubierto hasta 1989. El claustro superior, edificado en el s. XII, era el corazón del monasterio y allí se encontraban algunas de las mejores muestras de columnas y capiteles, pero los expolios del s. XIX obligaron a reconstruir este espacio casi por completo.

Claustro monasterio Sant Pere de Rodes

El claustro superior está rodeado por algunas de las antiguas dependencias de los monjes. La sala capitular y la despensa no son visitables, pero sí se puede entrar a la portería o al refectorio. En este comedor, donde podían reunirse los veinte monjes que llegó a albergar el monasterio en su mejor época, sobresale la gran bóveda apuntada. La última parte de la visita discurre por un tercer nivel de altura y se inicia con el ascenso por la torre del campanario.

Campanario de Sant Pere de Rodes

Aunque el campanario está en ruinas, y no se puede alcanzar la parte más alta (27 metros), accediendo al sobreclaustro tendréis una buena perspectiva del claustro. La visita finaliza junto a la torre de defensa, en una terraza ideal para tomar fotografías del paraje circundante y que está oportunamente ubicada junto a la entrada del restaurante.

Sant Pere de Rodes: ruta por el entorno

El conjunto monumental de Sant Pere de Rodes incluye otros dos espacios ubicados en las cercanías: el Castell de Verdera y el pueblo de Santa Creu de Rodes. Ambos lugares crecieron al amparo del monasterio y su visita os dará una visión más amplia de la vida de la época. El pueblo de Santa Creu de Rodes se encuentra junto a uno de los aparcamientos del monasterio y se distingue con facilidad por la silueta de la ermita de Santa Helena.

Ermita de Santa Helan - Sant Pere de Rodes

Desde el pueblo (en ruinas), un sendero de 1,5 km (unos 35 min) os permitirá ascender hasta el Castillo de Verdera (también en ruinas), desde el cual se obtiene una panorámica inmejorable del monasterio, la bahía y el Cap de Creus. El itinerario prosigue en fuerte descenso hasta el propio monasterio por un camino zigzagueante de unos 700 m. La ruta por Sant Pere de Rodes completa, con inicio y final en el aparcamiento de Santa Creu, tiene una distancia de 2,2 km y puede completarse en unos 45-55 minutos.

Información práctica para visitar Sant Pere de Rodes

Ubicación

  • Alt Empordà, Girona, Cataluña, España (ver mapa al pie)

Cómo llegar a Sant Pere de Rodes

  • Coche.
    • Desde Barcelona (154 km / 1h 50 min aprox.). Hay que tomar la AP-7 hasta la salida 4 (Figueres-Roses) y seguir en dirección Roses por la N-II y la N-260. A la entrada de Vilajuïga encontraréis una gran rotonda indicando el desvío hacia Sant Pere de Rodes (a unos 9,5 km del pueblo, por una carretera de montaña).
    • Desde Girona (66 km / 1h). Las indicaciones son idénticas a las anteriores, ya que lo más rápido es tomar la AP-7 hasta la salida 4.
    • Desde Cadaqués (20 km / 35 min). Si llegáis desde el interior del Cap de Creus, podéis tomar la carretera GI-613 hasta Port de la Selva, donde empieza la GIP-6041, que sube hacia el monasterio.
    • Si necesitáis alquilar coche nosotros os recomendamos que reservéis en RentalCars, un comparador que suele ofrecer las mejores tarifas.
  • Bus. La empresa Estarriol gestiona un servicio de bus entre Port de la Selva y el monestir de Sant Pere de Rodes.
  • Tren. La estación de tren más cercana al monasterio se encuentra en Vilajuïga (a 9,5 km), aunque no hemos podido constatar que exista un bus desde esta localidad hasta Sant Pere de Rodes (habría que tomar taxi). Otra opción es ir a Llançà (14,5 km), pero de todos modos habría que tomar un taxi o bien dos buses: uno hasta Port de la Selva y otro hasta el monasterio. Tanto Vilajuïga como Llançà son paradas de la línea R11 de cercanías.

Horarios de Sant Pere de Rodes

  • Del 1 de junio al 30 de septiembre: de 10 a 20:00 h
  • Del 1 de octubre al 31 de mayo: de 10 a 17:30 h, excepto en Semana Santa
  • Semana Santa:
    • Viernes, sábado y domingo: de 10 a 19:00 h
    • Lunes: de 10 a 17:30 h
  • Días de cierre: lunes no festivos, 25 y 26 de diciembre, 1 y 6 de enero
  • Cierre de taquillas 30 minutos antes.

* Datos de 2020. Información actualizada aquí.

Precios de Sant Pere de Rodes

  • General: 6€ (incluye audioguía)
  • Reducida: 4€
  • Menores de 16, desempleados, discapacitados: gratis
  • Aparcamiento: gratis (hay dos en los alrededores, a unos 500m)

* Datos de 2020. Información actualizada aquí.

Web oficial

Dónde dormir

  • En nuestra última visita a la zona nos alojamos en Les Roques (a 40 km), un pequeño hotel con piscina y servicio de restaurante. Queda algo alejado del monasterio, pero a nosotros nos vino de lujo para descubrir otras zonas de la región. Ideal con niños.
  • Las opciones más populares para dormir cerca del monasterio son las poblaciones de Port de la Selva o Llançà, localidades turísticas, pero sin los agobios de otros destinos punteros de la Costa Brava. En Port de la Selva uno de los alojamientos más populares es el Hotel Spa Porto Cristo, mientras que en Llançà destaca el hotel La Goleta.
  • Una opción de alojamiento muy interesante es Airbnb. Podéis dormir en casas de particulares o bien alquilar apartamentos privados a muy buen precio. Si os dais de alta con nuestro enlace recibiréis un descuento de bienvenida de hasta 40€.

Dónde comer

  • Como dijimos, el monasterio de Sant Pere de Rodes tiene su propio restaurante. Es un sitio con encanto donde se puede comer a la carta o de menú (a partir de 22€).
  • Si buscáis otras opciones tendréis que buscar en Vilajuïga, donde hay algunos bares de batalla, o en Port de la Selva, que alberga una buena variedad de restaurantes. Destacan, entre otros: Can Pepitu, El Celler, Monterrey o Cal Mariner.

Qué hacer cerca de Sant Pere de Rodes

Mapa de Sant Pere de Rodes

Ampliar mapa de Sant Pere de Rodes

Fotos: (1) Panorámica del monasterio de Sant Pere de Rodes (2) Refectorio (3) Plaza (4) Iglesia (5 y 6) Claustro (7) Campanario (8) Ermita de Santa Creu de Rodes. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero.

* Nota: este post contiene enlaces de afiliado. ¡Gracias por colaborar! -> [+ info]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.